Asegurar mi hogar

TENER UNA CASA ES MAS QUE PAGAR UNA HIPOTECA O EL ALQUILER, ES VIVIR TRANQUILO Y DISFRUTAR DE TU VIVIENDA

Asegurar mi hogar

Cuando te planteas tener un hogar tienes dos opciones, ser propietario u optar por ser inquilino. En cualquiera de las dos opciones estás eligiendo el sitio donde construir tu vida, ya sea en común con los tuyos o en solitario, y llenarla con tus cosas, tus muebles, recuerdos y demás elementos que hacen que te encuentres a gusto. Por ello asegurar tu nuevo hogar es lo primero en lo que deberías pensar cuando comienzas en tu nueva casa, porque la mayor seguridad y tranquilidad la proporciona saber que no vas a perder tu hogar si ocurre algún accidente o si a algún amigo de lo ajeno se le ocurre entrar en el.

Seguro de Hogar

Te damos algunos consejos para que protejas tu hogar ya seas propietario o inquilino.

Lo primero es lo primero, el seguro del hogar que no falte.

No hay hogar seguro sin Seguro de Hogar .Da igual que compres una vivienda o que la alquiles, al final siempre tendrás cosas que no querrás perder en caso de que ocurra un accidente, y el seguro del hogar te permite asegurarlo todo, el continente, si eres propietario de la vivienda, y en todo caso el contenido, para proteger lo que hay dentro de la vivienda.

Puedes empezar con una modalidad básica y luego ir ampliándola según avance tu vida y vayas adquiriendo cosas, o incluso cuando cambies de vivienda.

Este tipo de seguros cubren todo lo que tengas en casa, incluso puede cubrir a la mascota, el teléfono móvil o te pueden proporcionar un cerrajero de urgencia si te dejas las llaves dentro o se te pierden.

Debes saber además, que si cuentas con medidas de seguridad en tu hogar, tipo puerta blindada o acorazada o alarma o rejas etc., la prima de tu seguro será más barata.

Debes además ser consciente de que en caso de ocasionar tú o tu familia involuntariamente daños a terceros, eres responsable de los mismos y deberás indemnizar por el daño causado. Por eso es importante comprobar que tu seguro cuenta con la garantía de Responsabilidad Civil.

Otro tema importante que debes tener en cuenta y del que desgraciadamente ahora se habla mucho, es el de los daños que se producen por lluvia, nieve, viento, granizo etc. Estos daños pueden estar cubiertos con tu seguro del Hogar y el Consorcio de Compensación de Seguros complementa este seguro frente a los daños producidos por los denominados riesgos catastróficos, como los terremotos, maremotos, erupciones volcánicas, ciclones, inundaciones extraordinarias etc.

Pero es importante tener en cuenta que es el Consorcio el que se hace cargo, pero siempre y cuando tengas un seguro de Hogar contratado, en caso contrario no se hace cargo.

Si eres inquilino no es indispensable que tengas asegurado el Continente, pero conviene que conozcas que hay soluciones económicas como es asegurar el Continente a Primer Riesgo que puede ser recomendable y, sobretodo, más rápido, si quisieras resolver pequeños daños que se pudieran producir en tu vivienda sin depender de la disponibilidad del propietario.

En lo que sí debes poner especial atención es en las posibles reclamaciones que te pudiera hacer el propietario.

Nos referimos a la Responsabilidad Civil frente al propietario como por ejemplo por las consecuencias de un incendio que se inicie en la cocina y el propietario te reclame los daños al continente, cubriendo la restauración estética del mobiliario o la asistencia al hogar para que no tengas que ponerte manos a la obra.

Si además lo completas con la garantía de Defensa y Reclamación de posibles daños y perjuicios, te proporcionarán ayuda legal muy útil, pues nadie está libre de que un vecino te deje el salón inundado y con daños en tus muebles. En estos casos la compañía con la que contrates tu seguro del hogar podrá realizar las reclamaciones legales en tu nombre para compensar los daños recibidos.

Seguro Vida Hipotecas

¿Y si falto un día, quién paga la hipoteca?

Si te has decidido por comprar en vez de alquilar, un seguro que debes tener es el Seguro de vida Hipotecas que cubre el importe de la hipoteca siendo beneficiario el banco. Debes contar con esa cobertura y es aconsejable, en su caso, que la contratéis tanto tu como tu pareja, así ninguno de los dos tendrá problemas en el caso que el otro fallezca, de manera que el seguro deje la hipoteca cancelada.

Ahora bien, ¿es suficiente con este seguro? Realmente este seguro permite que la familia siga en su hogar y no se vea obligada a abandonarlo, pero hay un complemento perfecto para asegurar no solo tu vivienda, también a tu familia, su nivel de vida y en su caso el de tus hijos y es el Seguro de Vida , que garantiza un capital para los tuyos si fallecieras y que así puedan continuar sin problemas económicos.

Así de sencillo, eliges el capital que necesitas para esa circunstancia (la aseguradora que elijas tiene expertos, si necesitas ayuda para calcularlo) y designas a los beneficiarios que cobrarán la cantidad establecida.

Seguro de Accidentes

¿Y para los imprevistos que puedan surgir?

Tener una economía saneada es una de las grandes preocupaciones que tenemos todos. En España hay muchas personas que solo centran su ahorro en su vivienda, esta inversión es poco líquida, o sea, no la puedes hacer efectiva rápidamente.

Para compensar la poca liquidez, y además obtener rentabilidades atractivas, te recomendamos diversificar tu ahorro con los Seguros de Ahorro e Inversión , que te permitirán obtener una rentabilidad y al mismo tiempo tener alta liquidez para hacer frente a gastos imprevistos. Da igual que seas propietario de la vivienda o vivas de alquiler, te recomendamos que empieces a considerarlos lo antes posible en tus planes financieros personales.

Con estos seguros no tienes que perder el sueño para elegir las mejores soluciones, los expertos de las aseguradoras decidirán por ti con su experiencia, para que obtengas rentabilidades adaptadas a tu perfil inversor y al de tu familia.

Seguro de Coche

Y ya sabes…. normalmente todos tenemos casa y coche

Así que te recomendamos el Seguro de Coche o de Motos. Ya sabes que los vehículos deben estar asegurados obligatoriamente, pero no solo deben tener el seguro al que obliga la ley, es aconsejable siempre contratar además de la habitual garantía de asistencia en viaje, (fíjate que sea desde el km 0), un Seguro de Accidentes , que cubre esencialmente al conductor. Por último es aconsejable que contrates las garantías de Lunas y Robo. Estas garantías además conllevan estar automáticamente cubierto en las coberturas del Consorcio de Compensación de Seguros para los riesgos catastróficos.

No olvides que los seguros de vehículos te ofrecen la posibilidad de asegurarlos a terceros -es decir cubriendo los daños que provoques a otros vehículos, personas o bienes- y que puede ser muy adecuado para ese coche que ya tiene unos añitos pero al que tenéis cariño y que usáis para ir al trabajo y no para viajes largos; y los que se denominan de todo riesgo o daños propios, que amplían entre otras, la cobertura a los daños de tu propio vehículo en cualquier accidente, tengas o no la culpa. Este tipo de seguro es perfecto para ese coche nuevo, que acabáis de comprar, con el que te gusta hacer los viajes de fin de semana y vacaciones.

Go top