Cómo tratar la mononucleosis en niños y bebés

Cómo tratar la mononucleosis en niños y bebés

Cómo tratar la mononucleosis en niños y bebés

Equipo GENERALI

Tu asesor de Salud

La enfermedad del beso. ¿Lo habías escuchado antes? Así es como popularmente se conoce a la mononucleosis. Aunque su transmisión implica mucho más que un contacto con los labios de una persona. La mononucleosis en niños y bebés también se contagia compartiendo pajitas o cubiertos. Además, casi todas las personas hemos estado alguna vez en contacto con este virus. Por eso es tan importante conocer las medidas de prevención y así evitar el contagio de tus hijos. ¡Descubre cuáles son los síntomas inequívocos de la mononucleosis en niños y bebés y los tratamientos más eficaces!

¿Qué es la mononucleosis?

La mononucleosis es una enfermedad infecciosa causada principalmente por el virus de Epstein-Barr (EBV), el cual tiene un parentesco directo con la familia de los virus del herpes. Los expertos coinciden en que todas las personas han estado expuestas en algún punto de su vida a este virus tan común. La mononucleosis en niños y bebés provoca una inflamación de las glándulas linfáticas y de fatiga crónica.

Además, la mononucleosis infecciosa en niños tiene un periodo de incubación que dura entre 7 y 15 días. Es decir, no aparecen los primeros síntomas al instante. Además, los síntomas de mononucleosis en niños suelen durar entre 1 o 2 meses.

Este virus se transmite de una persona a otra a través de la saliva, la sangre o algún otro líquido corporal. Aun así, por regla general suele implicar un contacto muy cercano como besar o mantener relaciones sexuales. De hecho, si bien cualquier persona puede acabar infectada, esta enfermedad afecta sobre todo a personas entre 15 y 30 años. Pero entonces, ¿cómo se puede contagiar tu hijo?

¡Importante! Si tu hijo se infecta de mononucleosis, el virus permanece en la garganta y las células de su sangre de por vida. Esto no implica que vaya a volver a desarrollar la enfermedad.

Qué tener en cuenta en un seguro

Causas de la mononucleosis en niños y bebés

No siempre es necesario un contacto con los labios de otra persona para contraerla. La mononucleosis en niños y bebés también se transmite compartiendo pajitas, a través de un estornudo, por los cepillos de dientes o usando el mismo vaso de agua para beber.

Es frecuente su transmisión dentro del seno de equipos deportivos en donde se comparten cantimploras y botellas de agua.

Una vez son más mayores, las prácticas sexuales y besos entre adolescentes suelen ser la principal causa de mononucleosis. ¡Aunque son muchos más los riesgos para su salud a estas edades! Descubre las enfermedades de la pubertad más comunes en España.

Síntomas de la mononucleosis

Lo primero que debes saber es que la mononucleosis en niños y bebés no siempre implica síntomas o, si los hay, suelen ser muy leves. Ya en la pubertad y adolescencia, la intensidad suele aumentar. Estos son los síntomas de mononucleosis en niños más comunes:

  • Constante sensación de cansancio.
  • Fiebre. Estos son algunos consejos para conseguir bajar la fiebre o temperatura de tu hijo.
  • Dolores de garganta. Es frecuente que estas molestias vengan acompañadas de infecciones en el interior de la garganta.
  • Inflamación de los ganglios linfáticos del cuello, ingle y axila.

Cuando la mononucleosis en niños es grave, pueden aparecer otros síntomas como:

  • Escalofríos.
  • Dolor de cabeza.
  • Desaparición del apetito.
  • Hipersensibilidad a la luz.
  • Anemia.
  • Inflamación del hígado y del bazo.
  • Párpados hinchados.
  • ¿Y qué ocurre con las secuelas de mononucleosis en niños? En algunos casos de mayor gravedad, el niño puede desarrollar meningitis, encefalitis (inflamación del cerebro) o miocarditis (inflamación del músculo cardíaco).

¡Recuerda! Muchos de los síntomas de la mononucleosis en niños y bebés son muy similares a los de una gripe o resfriado común. Aprende a identificar los síntomas claros de gripe en niños y cómo tratarla bien.

Tratamiento de la mononucleosis en niños y bebés

El objetivo fundamental del tratamiento de la mononucleosis en niños y bebés es conseguir que el estado de confort mejore hasta que los síntomas desaparezcan. De ahí que muchos pediatras receten medicamentos contra la fiebre y el malestar.

Entre los remedios caseros más eficaces para frenar el dolor de garganta están las gárgaras. Anima a tu hijo a hacer gárgaras con un poco de agua tibia mezclada con sal. También se recomienda beber abundante agua para evitar que el cuerpo se deshidrate.

¡Sin olvidar el reposo! Se recomienda que tu hijo no realice actividades físicas ni realice ningún esfuerzo. Es muy importante evitar especialmente los deportes de contacto hasta que disminuya la inflamación del bazo. ¿Por qué? Si tu hijo recibe algún golpe fuerte en el pecho, corre el riesgo de desgarrarse o romperse el bazo, provocando un sangrado interno muy peligroso para su salud.

👉 ¡Este artículo te interesa! Gastroenteritis en niños: cómo detectarla y tratarla

¿Cuándo acudir al pediatra?

Es recomendable comunicarse con el pediatra en el mismo momento que aparecen los primeros síntomas de mononucleosis en niños y bebés. Incluso si son leves, merece la pena escuchar una opinión médica.

Para este tipo de casos, un servicio de telemedicina con atención inmediata con un profesional médico es muy útil. En GENERALI, por ejemplo, ofrecemos un plan de Teleconsulta Médica 24h con nuestros seguros de salud. De esta forma, podrás recibir un diagnóstico médico al instante y sin desplazamientos, y así valorar la gravedad y determinar los próximos pasos.

Prevención de la mononucleosis

La realidad es que evitar la propagación de mononucleosis en niños y bebés no es tarea nada fácil. Se trata de una enfermedad vírica muy sigilosa a estas edades. Aun así, existen algunos consejos de prevención muy útiles.

Aconseja a tu hijo lavarse siempre las manos antes de comer. También puedes animarle a que no comparta cubiertos, pajitas ni platos con ninguno de sus compañeros en el comedor del colegio. Cuando son más mayores, es recomendable hablar abiertamente de los riesgos de esta enfermedad y las fuentes de transmisión como los besos o las prácticas sexuales.

¿Y si ya está infectado? Las medidas de prevención también aplican al resto de miembros de la familia. Asegúrate de evitar el contacto con la saliva del enfermo ofreciéndole una vajilla específica para él. Realiza una buena desinfección del baño y resto de zonas comunes de la casa. Además, se aconseja que no acuda al colegio durante 1 y 2 semanas.

👉 ¡Te resultará útil! Trucos para limpiar tu hogar de forma eficiente

FAQS

¿Es infecciosa la mononucleosis?

Como su propio nombre indica, la mononucleosis infecciosa en bebés y niños es infecciosa. Se transmite entre personas a través de la saliva, sangre y otros líquidos corporales.

¿Cuánto dura la mononucleosis en niños?

La mononucleosis en niños y bebés tiene un periodo de incubación de 15 días. Además, esta enfermedad puede durar 2 meses hasta que los síntomas desaparecen por completo.

¿Deja secuelas?

Aunque no suele ser habitual, algunas secuelas de mononucleosis en niños son fuertes cefaleas, meningitis, encefalitis, miocarditis. Algunos niños han sufrido el trastorno paralizante denominado síndrome de Guillain-Barré. Incluso puede conllevar inflamación de los testículos o la reducción del número de plaquetas en sangre, entre otros.

Contar con un seguimiento médico será de gran utilidad para ver reflejado el progreso en tu salud. En GENERALI contamos con seguros de salud en los que se incluyen planes de revisiones con los mejores especialistas, ¡y sin esperas! Además, acabamos de incorporar un servicio de videoconsulta para que puedas contactarnos las 24 horas cuando lo necesites a través de la app MI GENERALI.

Cómo tratar la mononucleosis en niños y bebés
Conoce todas las ventajas de nuestro seguro de salud
Conoce todas las ventajas de nuestro seguro de salud

Y elige el que mejor se adapte a ti y tu familia.

Contratar
Sé el primero en enterarte de las novedades en Salud con nuestra newsletter.
¡Suscríbete gratis!

Disfruta de las mejores ventajas y beneficios que ofrece el Seguro de Salud de GENERALI para ti y tu familia.

Este artículo tiene 0 comentarios

Equipo GENERALI

Equipo GENERALI

El equipo de Tu Asesor Salud está compuesto por periodistas y especialistas en la salud, la nutrición, el deporte, la familia así como profesionales técnicos de los seguros de salud. Te ayudamos a que tengas una vida más saludable y te ofrecemos contenido útil para tu día a día.

Sé el primero en enterarte de las novedades en Salud con nuestra newsletter.
¡Suscríbete gratis!

¿Tienes alguna duda? Nuestros profesionales te ayudarán

¿Quieres calcular el precio del seguro de salud para ti y tu familia?

Búsqueda en Blog Salud Generali