Crema solar para bebés y niños ¿cómo elegir una adecuada?

Crema solar para bebés y niños ¿cómo elegir una adecuada?

Crema solar para bebés y niños ¿cómo elegir una adecuada?

Equipo GENERALI

Tu asesor de Salud

Todos sabemos lo dañino que puede ser el sol para la piel. Y, cuando se trata de proteger la de los más pequeños, ¡la precaución debe ser máxima! Por ello, es importante llevar siempre una crema solar para bebés y niños a mano, incluso si tu hijo está vestido.

La piel de los recién nacidos puede ser hasta 10 veces más fina que la de los adultos. Además, a esas edades todavía no es capaz de regular adecuadamente la temperatura y tiende a irritarse con facilidad.

Los pediatras recomiendan no exponer a los niños y bebés demasiado a los rayos UV. Aun así, tampoco hay que renunciar a unas vacaciones en la playa o en la piscina. Eso sí, ¡siempre con un factor de protección solar adecuado!

¿Cómo elegir factor de protección solar? Te contamos cuáles son las mejores cremas solares para bebés y niños según su edad o piel, y las características de la etiqueta en las que te tienes que fijar antes de comprarla.

Por qué es fundamental la crema solar para bebés y niños

Contar con una buena crema solar para bebés y niños es esencial para proteger su piel de los rayos UV. Aunque no siempre es fácil trasladar ese peligro a nuestros pequeños, los adultos sí deben conocer todos los riesgos a los que se exponen si no usan protectores solares infantiles.

Los rayos de luz ultravioleta invisibles son capaces de penetrar en la piel y dañar las células cutáneas. Y, aunque la exposición al sol puede provocar lesiones visibles como las quemaduras, ¡muchas otras son invisibles o incluso no se manifiestan hasta pasados los años!

El aumento del número de lunares, la aparición de pecas, manchas o arrugas con los años son, todos ellos, síntomas de un deterioro invisible en las células. ¡Por no hablar del cáncer de piel! Es por ello que el uso de crema solar para bebés es la mejor prevención que puedes aplicar para protegerles.

Generali_Sunscreen for Children_Mini Graphics_19.07.21 (1).jpg

Dado que la piel de los más pequeños es especialmente delicada, es importante reducir el tiempo de exposición solar durante los primeros meses de vida. Observar de vez en cuando su piel, sobre todo en las mejillas, la frente, las rodillas y los codos para descartar cualquier anomalía.

Si tu bebé padece dermatitis o cualquier alteración en la piel, ¡es importante detectarlo a tiempo! Aun así, recuerda estar siempre en contacto frecuente con su pediatra. Algunos seguros de salud ofrecen una asistencia postparto para que el bebé cuente con revisiones frecuentes y así evitar cualquier tipo de complicación.

Características imprescindibles de las cremas solares para bebés y niños

¿Cómo elegir factor de protección solar? El mercado está repleto de marcas, pero ¡no todos cuentan con la fotoprotección adecuada! Antes de comprar uno, fíjate en la etiqueta. Te contamos las características imprescindibles qué debe llevar la mejor crema solar para bebés.

  • Protección contra los rayos UVB (aquellos que provocan quemaduras) y los rayos UVA (relacionados con las consecuencias del sol a largo plazo).
  • Resistente al agua. Algunos protectores solares desaparecerán en cuanto tu hijo se meta en la piscina o en el mar. ¡Asegúrate de que el protector solar para bebés que compres sea “water proof”!
  • Que sea hipoalergénico. Evita formulaciones con ácido paraaminobenzoico (PABA). Se trata de una sustancia que le podría provocar una reacción alérgica.
  • Con filtros minerales o físicos. Estos elementos son capaces de reflejar la radiación sin que penetre en la piel. Sin embargo, presentan un inconveniente: no son tan resistentes al agua y cuesta más aplicar la crema que los químicos.
  • Si optas por crema solar para bebés indicada para pieles sensibles, ¡mejor!
  • Que cuente con un factor de protección solar adecuado. En la medida de lo posible, hazte con uno de protección SPF 50+. ¿Sabes qué significa el factor de protección solar? ¡Te lo contamos!

Te interesa: Cómo detectar y tratar la otitis en niños y bebés

¿Qué factor de protección solar elegir?

Antes de elegir el factor de protección solar adecuado, conviene comprender el etiquetado de los protectores solares infantiles. Todos ellos influyen las siglas SPF (del inglés Sun Protection Factor) junto a una numeración. ¡Es ese el número en el que debes fijarte!

Pero, ¿qué significa el factor de protección solar? Indica el número de veces que la crema solar para bebés aumentará la resistencia natural a las quemaduras que tenga su piel. Es decir, un factor de protección SPF 50 significa que la piel tardará 50 veces más en quemarse que si no le hubieras echado nada.

Generali_Sunscreen for Children_Mini Graphics_19.07.212 (1).jpg

De 0 a 6 meses ¿es recomendable?

Todos los expertos coinciden en que no hay que exponer a los bebés menores de 6 meses directamente a la radiación solar. A esas edades tan tempranas, ¡el daño que les producirá el sol es muy grande! Aun así, el 48% de los españoles no sigue esta recomendación.

Se recomienda no aplicar crema solar para bebés menores de 6 meses, ya que su composición podría irritar su piel. En la medida de lo posible, evita el contacto del sol usando ropa que cubra su cuerpo, usa un gorrito y ponle a la sombra.

De 6 meses a 5 años

A partir de los 6 meses, ya podrás usar crema solar para bebés. Ahora bien, ¡asegúrate de que el producto que compres esté testado para su franja de edad! Además, escoge modelos no perfumados, pues podrían irritar su piel.

Si tu hijo es menor de 3 años o presenta dermatitis atópica, opta por protectores solares infantiles con filtros físicos o minerales. Y, por supuesto, debes hacerte con un factor de protección solar 50+.

De 6 a 10 años

Para los niños entre 6 y 10 años no es obligatorio usar una crema solar de máxima protección. Ahora bien, el factor de protección solar adecuado no debe estar nunca por debajo de SPF 30. Tampoco olvides que sea resistente al agua. A estas edades, ¡la crema se les irá con facilidad!

¿Ya sois papás?
 

Qué tipo de crema solar usar según el tipo de piel

No todas las pieles reaccionan igual a la exposición solar. De hecho, algunas tienden a enrojecer antes que otras. No obstante, ningún tipo de piel está libre de sufrir daños a las células cutáneas. ¡Debes protegerla siempre!

Se distinguen 6 tipos de piel, en función de la resistencia que ofrecen a los rayos. ¡Descubre cuál tiene tu hijo!

Fototipo 1

El fototipo 1 es aquella piel muy pálida y clara. En ocasiones, también presenta pecas y es común en los pelirrojos. Se trata de una piel muy delicada, sin capacidad de bronceado y que se quema con facilidad por la exposición al sol. Si tu hijo es fototipo 1, ¡échale siempre factor protector SPF 50+!

Fototipo 2

Corresponde a las pieles claras que se queman con facilidad, aunque sí puede ponerse ligeramente bronceadas. Se suele dar en personas de pelo rubio. Es recomendable usar una protección SPF 50+.

Fototipo 3

Se da en personas de cabello castaño. Aunque es una piel blanca, se quema solo de vez en cuando. Aun así, no debes optar por un factor por debajo de 50 nunca.

Fototipo 4

Se trata de una piel mixta o ligeramente oscura. Además, suele adquirir un tono bronceado con facilidad. Si tu hijo es mayor 3 años, puedes aplicarle un factor 30 fuera de las horas de máxima exposición solar.

Fototipo 5

Es una piel oscura que rara vez se quema visiblemente. Se pone morena con rapidez y adquiere un tono oscuro intenso. No obstante, los rayos de sol también provocan daños invisibles a las personas con pieles tipo 5.

Fototipo 6

Un fototipo 6 corresponde a una piel negra. Visiblemente, no se quema nunca (aunque también sufre daños) y se broncea al instante. Aun si tu hijo presenta una piel tipo 6 debes usar, como mínimo, el factor 30.

Te interesa: ¿Tu hijo tiene piojos? Combátelos con estos remedios

Juegos para facilitar la aplicación de crema solar en niños

Con la crema

¡Ponerse protección solar no tiene por qué ser aburrido! Echa una buena cantidad de crema solar para bebés en los brazos y piernas de tus hijos y déjales que ellos “unan los puntos” con los dedos.

Mientras tanto, tú puedes aplicárselo en el resto del cuerpo y rellenar los huecos. ¿O por qué no usar una esponja de maquillaje? Déjales jugar con ella para animarles a echársela por todo el cuerpo, ¡y ponértela a ti también! También puedes activar el cronómetro de tu teléfono y retar a tu hijo a ponerse la protección lo más rápido que pueda, ya sea en todo el cuerpo o en una zona concreta. Posteriormente deberás asegurarte de que la crema cubre toda la piel y no existen zonas sin protección. 

Prueba también a pedirle a tu hijo que le ponga la protección solar a su muñeco de plástico favorito y que después haga igual con él mismo. Eso sí, ¡no olvides tener a mano toallitas!

¡No te lo pierdas!: Consejos para mantener a tus hijos seguros en el agua

Con la ropa

Anima a tus hijos a vestir prendas de fibra sintética como lycra, poliéster, nylon o acrílicos. ¡Los rayos de sol no podrán penetrar en la piel con tanta facilidad! Aun así, siempre debes echarles crema solar para bebés y proteger su piel.

Con los complementos

No vemos que haya tantos niños como adultos con gafas de sol en la playa, pero los niños también necesitan proteger sus ojos. Ahora bien, ¡busca siempre unas gafas con pantalla UV total!

Puedes hacer que las gafas de sol les sean atractivas improvisando un mini desfile de moda. Consigue unos cuantos modelos y pide a tus hijos que se las prueben, haciendo un desfile de “pasarela” con su par favorito. ¿Y por qué no incluyes una gorra al juego? Eso sí, asegúrate de que tienen una visera ancha para conseguir la mejor protección posible.

Preguntas frecuentes

¿Debo poner crema solar a mi bebé?

Si tiene menos de 6 meses de vida, no debes ponerle crema solar para bebés y no debes exponerlo al sol. A partir de esa edad, se recomienda usar protectores solares infantiles incluso con ropa para las zonas descubiertas.

¿Qué protector solar es bueno para los niños?

El mejor protector solar para niños debe contar con protección, tanto para rayos UVA como UVB, y tener factor SPF 50+. Además, se recomienda que cuente con filtros físicos o minerales y sea resistente al agua.

¿Cuándo se le puede poner protector solar a un bebé?

Se le puede poner protector solar a un bebé siempre que vaya a estar expuesto al sol directa o indirectamente. Eso sí, nunca si es menor de 6 meses.

¿Qué es el factor de protección solar?

El factor de protección solar es el índice que indica el nivel de protección que presenta la crema solar antes de quemarte. Por tanto, si una persona tarda 10 minutos en quemarse, un protector solar FPS 30 multiplicará el tiempo de protección de su piel por 30 veces.

 

El bienestar de tu familia es tu mayor prioridad. Cuida de ellos con el seguro de Protección Familiar Salud Opción Family de GENERALI: asistencia primaria y hospitalaria inmediata, pruebas diagnósticas y tratamientos preventivos. ¡Disfruta de las mejores coberturas para tu familia.

Crema solar para bebés y niños ¿cómo elegir una adecuada?

Conoce todas las ventajas de nuestro seguro de salud
Conoce todas las ventajas de nuestro seguro de salud

Y elige el que mejor se adapte a ti y tu familia.

Contratar
Sé el primero en enterarte de las novedades en Salud con nuestra newsletter.
¡Suscríbete gratis!

Disfruta de las mejores ventajas y beneficios que ofrece el Seguro de Salud de GENERALI para ti y tu familia.

Este artículo tiene 0 comentarios

Equipo GENERALI

Equipo GENERALI

El equipo de Tu Asesor Salud está compuesto por periodistas y especialistas en la salud, la nutrición, el deporte, la familia así como profesionales técnicos de los seguros de salud. Te ayudamos a que tengas una vida más saludable y te ofrecemos contenido útil para tu día a día.

Sé el primero en enterarte de las novedades en Salud con nuestra newsletter.
¡Suscríbete gratis!

¿Tienes alguna duda? Nuestros profesionales te ayudarán

¿Quieres calcular el precio del seguro de salud para ti y tu familia?

Búsqueda en Blog Salud Generali