Logo GENERALI
Logo GENERALI
28 - May - 2021

La llegada del verano es la excusa perfecta para hacer planes con los que refrescarse y disfrutar en familia. No hay nada más divertido para los más pequeños que bajar a la piscina o pasar unas vacaciones en la playa. Sin embargo, la preocupación de los padres por la seguridad de sus hijos en el agua es recurrente.

En el año 2019 se ahogaron en España un total de 532 personas, de los cuales una gran parte eran niños. De hecho, se trata de la segunda causa de accidentes mortales en menores de 18 años.

¿Tienes pensado ir a la playa o a la piscina con niños este verano? ¡Te contamos cómo bañarte con tus hijos y que estén seguros en el agua!

Generali_Children Safe in Water_Mini Graphics_24.05.21.jpg

 

Las 5 reglas básicas de seguridad en el agua

 

Conocer el entorno es la mejor prevención para evitar sustos. Ya sea una piscina, el mar o un pantano, existen unos principios que debes tener en cuenta siempre que tus hijos se bañen. Presta atención a las 5 reglas básicas de la seguridad en el agua.

 

1. Aprender a nadar es la mejor prevención

Tus hijos deberían experimentar desde el principio su primer contacto con el agua. Los expertos recomiendan no enseñar a nadar a un bebé antes del primer año de vida. No obstante, pasada esa edad, ¡cuanto antes se inicie, mejor!

Aprender a nadar a una edad temprana otorga al niño destreza y contribuye a garantizar su seguridad en el agua. Además, la natación es uno de los deportes recomendados para los niños. ¡Te contamos todos los beneficios que tiene para tu hijo en este vídeo!

El coste medio de unas clases de natación para niños depende de si se realiza en grupo o personalizada. Apuntar a tu hijo en un polideportivo dos días a la semana a un grupo de natación puede rondar los 80€-120€ al mes. Mientras que unas clases particulares suelen costar hasta 250€ al mes.

 

2. Báñate solo en zonas habilitadas

Es importante seguir las recomendaciones de baño de las autoridades. Nada únicamente en las zonas habilitadas para el baño.

No vayas a embalses, pantanos o pozas donde el baño no esté permitido. La prohibición se puede deber a:

  • Corrientes imperceptibles a simple vista, independientemente de la calma aparente que presente la superficie.
  • Escasa profundidad o agua turbia que aumenten el riesgo de sufrir traumatismos craneales o lesiones medulares.
  • Aguas no tratadas que concentren gran cantidad de virus y bacterias.

Las zonas más peligrosas de la costa para bañarse son aquellas con rocas. ¡Evita que tus hijos se acerquen o caminen por ellas!

 

3. Respeta las banderas de la playa

Si vas a pasar las vacaciones familiares en la costa, debemos conocer las banderas y tener localizado el puesto del socorrista. A continuación te contamos brevemente el significado de cada bandera para que sigas las pautas de actuación en cada caso:

  • Bandera verde. Indica que las condiciones de baño son perfectas, ya que la seguridad en el agua no está en riesgo por corrientes marinas ni oleaje.
  • Bandera amarilla. Advierte de que debemos tener precaución al bañarnos. Además, en ocasiones también alerta de la contaminación del agua o de la presencia de medusas. Si hay bandera amarilla en la playa, ¡trata de que tus hijos permanezcan en la orilla!
  • Bandera roja. El baño está totalmente prohibido dada la peligrosidad, ya sea por las condiciones meteorológicas, por contaminación o por la presencia de animales peligrosos como tiburones. En España, las sanciones por hacerlo pueden ir desde los 100€ a los 3.000€.
  • Bandera negra. Significa que la playa está cerrada al público. En ocasiones, el acceso a la arena también está restringido. La bandera negra significa que algún temporal ha deteriorado el entorno y podría ser muy peligroso acceder a dicha playa.
  • Bandera azul. Se trata de un certificado de calidad que indica que es una de las mejores playas de España, tanto por la calidad de sus aguas, como por la seguridad y servicios que ofrecen. ¡Descárgate la app Banderas Azules para consultar cuáles son las mejores playas de España!

Si quieres prevenir riesgos y planificar con antelación qué playa visitar, puedes consultar información detallada del oleaje, la temperatura del agua y el estado de las playas con la aplicación iMar.

Te recomendamos: ¿Tienes mascota? Estas son las 6 mejores playas en España si llevas a tu perro

 

4. Lee los carteles informativos

Los carteles de las piscinas para niños o complejos naturales te ofrecerán información vital para que se puedan bañar con seguridad en el agua. Desde la profundidad de la piscina, las normas de prevención y el equipamiento de salvamento del recinto. ¡Revisa lo que dicen y haz caso al socorrista!

 

5. Evita las horas de máxima exposición al sol

El sistema termorregulador de los bebés y de los niños todavía no está del todo desarrollado. Una prolongada exposición al sol puede provocarles un golpe de calor y, si están nadando, podrían ahogarse. Además, las altas temperaturas contribuyen a la deshidratación. Se recomienda evitar las horas centrales del día, es decir, entre las 12 y las 16 horas.

 

Consejos para que tus hijos se bañen con seguridad en el agua

 

Una vez claras las reglas básicas, te damos estos consejos para que los niños se diviertan con seguridad en el agua.

  • Vigila constantemente a tus hijos. En apenas 30 centímetros de agua y en solo 3 minutos un niño se puede ahogar. No les dejes nunca solos, ¡incluso si saben nadar!
  • No delegues su seguridad en el agua. Nadie mejor que tú puede prestar más atención a tus hijos. Incluso si la piscina cuenta con socorrista, ¡no bajes la guardia!
  • Prepárale para el baño. Si su cuerpo ha alcanzado una temperatura alta por el sol, tirarse directamente al agua fría podría provocar una parada cardiorrespiratoria. Primero moja con cuidado la nuca, la tripa, los brazos y las piernas.
  • Deja que hagan la digestión. Por muchas ganas que tengan de meterse al agua, es recomendable esperar dos horas tras la ingesta de alimentos. No hacerlo puede provocar un corte de digestión.
  • Protege su piel. Es fundamental echarles crema protectora, de cobertura total y resistente al agua, media hora antes de la exposición al sol. Tendrás que echarles más loción solar cada 2 o 3 horas. ¡Especialmente si se están bañando!
  • Cuida sus ojos. La sal, el cloro o la luz ultravioleta del sol en verano pueden ser muy perjudiciales. Ponles unas gafas de sol homologadas. También es importante que usen gafas para bucear. Así tus hijos se sumergirán con seguridad en el agua.
  • Ten cuidado con los bordillos y zonas mojadas. Un resbalón podría causarle una lesión grave, especialmente si se trata de un golpe en la cabeza. ¡Aprende a detectar la gravedad de un traumatismo de cabeza en los niños!

 

Equipamiento infantil para la seguridad en el agua

 

Existen algunos sistemas de flotación que dotarán de mayor seguridad en el agua a los niños, especialmente si todavía no saben nadar bien. Este es el equipamiento infantil imprescindible:

  • Manguitos. Opta por unos de poliestireno, ya que los de hinchables corren el riesgo de pincharse. Algunos modelos de manguitos para niños están compuestos por varios aros que se pueden ir eliminando conforme el niño mejora su flotabilidad.
  • Chaleco flotador de niño. Es el que mayor seguridad en el agua proporciona. Sin embargo, hay que tener en cuenta su talla para que no suponga un peligro. Opta por chaleco flotador de bebé con válvula anti-retorno de manera que pueda retener un 75% del aire durante varios minutos si se abre accidentalmente.
    También existen unos trajes de baño con unas cámaras de aire incorporadas que resultan más cómodos, ¡sobre todo si están aprendiendo a nadar!
  • Burbujas y cinturones. ¡Recuerda que no están recomendados para niños menores de 2 años! Resultan algo inestables en el agua, por lo que obligan a que el niño rectifique su posición, mejorando su técnica.
  • Tapetes flotantes. Son tapices flexibles de goma EVA que permiten mantenerse encima sin que el niño se hunda. Existen modelos con una apertura en el centro, a modo de flotador.
  • Flotador de cuello para bebé. Aunque no sirven para aprender a nadar, son ideales para mantener a los bebés a flote con seguridad en el agua. Si vas a comprar uno, asegúrate de que se adapta bien a la talla de tu hijo y que está homologado
Generali_Children Safe in Water_Mini Graphics_24.05.212.jpg

 

¿Cuidar de tu familia? Disfruta de las mejores ventajas y beneficios que ofrece el Seguro de Accidentes de GENERALI para ti y los que te rodean.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Whatsapp