Logo GENERALI
Logo GENERALI
4 - Jun - 2021

Prepararse para el futuro es muy importante si quieres ayudar a tus hijos a cubrir con las tasas de las matrículas y los costes asociados a la educación superior. Incluso si deciden no estudiar, es buena idea dar un empujón a sus ahorros e inculcarles unos buenos hábitos financieros desde pequeños. Te contamos cómo ahorrar desde el nacimiento de tus hijos para pagar su universidad y ofrecerles una buena educación superior.

 

Ahorrar para la universidad: cuanto antes, mejor

 

Cuanto antes comiences a ahorrar para la universidad, más oportunidades tendrás de aprovechar las tasas de interés y aumentar los ahorros de forma exponencial a lo largo del tiempo. Si ahorras 50€ al mes desde el nacimiento de tus hijos hasta que cumplan 18 años, acabarás con 10.800€ de base en la cuenta de ahorros, sin contar la rentabilidad que hayas podido obtener en ese período.

Ahorrando poco a poco desde que son pequeños, podrás ahorrarte muchos dolores de cabeza y noches en vela calculando el presupuesto de casa y viendo si os lo podéis permitir.

Al fin y al cabo, incluso un euro cuenta a la hora de ahorrar para la universidad de tus hijos. Cuando cumplan 18 años, podrán acceder a la universidad si así lo desean, y es posible que quieran hacerlo en otra ciudad diferente, con todos los gastos que esto conlleva.

Puede que el grado universitario de sus sueños no esté disponible en una universidad pública, donde el precio de las matrículas es reducido y para las que el gobierno ofrece becas. Si este es el caso, deberás tener en cuenta que las universidades privadas tienen un precio elevado y cuanto más dinero se tenga ahorrado, mejor.

Generali_HIgher Education Fees_Mini Graphics_27.05.21.jpg

 

Consejos de ahorro para la universidad de tus hijos

 

1. Crea una cuenta de ahorro para tus hijos

Ahorrar una cantidad determinada de dinero es un buen hábito para inculcar a tus hijos y para conseguir el objetivo. Programa una transferencia fija mensual desde tu cuenta a la cuenta de ahorros para que no te des ni cuenta. Y si recibes ayudas para tus hijos, haz que las ingresen directamente en la cuenta de ahorros. Así no se mezclarán con el presupuesto del hogar ni lo gastarás en otros conceptos.

Otros miembros de la familia, como los abuelos, pueden crear un fondo fiduciario o de herencia en el que pueden ir ingresando dinero o programar pagos con cierta regularidad. 

Generali_HIgher Education Fees_Mini Graphics_27.05.212.jpg

Con los seguros Vida Fácil de GENERALI, podrás afrontar el futuro sin problemas económicos en caso de que tú faltes, permitiéndote proteger el hogar, los estudios de tus hijos, y garantizando que mantengan su nivel de vida.

 

2. Aprovecha las celebraciones

En lugar de llenar la casa de una cantidad totalmente innecesaria de juguetes, podrías abrirle una cuenta de ahorros para niños como regalo. «Hay bancos en los que se tiene a los niños en mente y el proceso para ahorrar para la universidad puede ser divertido. Puedes hacer una búsqueda rápida por Internet para descubrir qué banco te ofrece las mejores condiciones», aconseja el experto en finanzas Rob Moore. Algunos de estos bancos son Openbank, CaixaBank o Banco Santander.

En sus cumpleaños, en Navidad y en otras celebraciones, te aconsejamos que dividas tu presupuesto para regalos en dinero para la cuenta de ahorros y un pequeño regalo físico. «También puedes pedirle a familiares y amigos que les regalen dinero a tus hijos para ingresarlo en la cuenta de ahorros», sugiere Moore.

 

3. Rentabiliza tus ahorros de forma inteligente

También te conviene aprovechar una estrategia de inversión de bajo riesgo para generar un 5%-6 % de intereses a lo largo del tiempo. En GENERALI, contamos con una red de expertos en productos de inversión y de ahorro, así como productos Unit Linked, que están a disposición de los clientes para ofrecerles asesoramiento y encontrar el producto financiero que mejor se adapte a sus necesidades.

 

4. Apóyate en el sistema de tareas y pagas

Cuando tus hijos sean lo suficientemente mayores como para recibir una paga o ganar dinero por hacer tareas domésticas, piensa en la división del dinero. Le puedes dar la mitad para los ahorros y la otra mitad para que se lo gasten.

«Dale incentivos financieros, como recompensas por sacar buenas notas. Todo esto se trata de que tus hijos aprendan a ganarse y a valorar el dinero para que no acaben despilfarrándolo», indica Moore.

También puedes enseñarles a vender juguetes u objetos que ya no necesiten para que ahorren este dinero.

 

5. Recuerda que el objetivo es su independencia económica

Cuando tus hijos cumplan 18 años, tendrán acceso total a los ahorros a su nombre. Es importante inculcarles el valor de la responsabilidad y, siempre que sea posible, espaciar los pagos.

«Se trata de que aprendan a ser independientes a nivel económico, no a desarrollar una dependencia a lo largo de la infancia», dice Moore. «Háblales del dinero, enséñales a ahorrar a lo largo de su vida, cuéntales cómo pueden invertir y vender. De esta forma, conseguirán ahorrar para la universidad la misma cantidad que tú has ahorrado para ellos».

 

Descubre los productos de inversión y ahorro de GENERALI que te pueden ayudar a crear un futuro seguro a nivel financiero para tus hijos. Entendemos tu preocupación por ellos y por eso no queremos que te pierdas nuestros consejos para todo lo que pueda sobrevenir: 

Qué hacer si tu hijo es adicto a los videojuegos

Cómo mantener a tus hijos activos

Qué hacer si tu hijo sufre acoso escolar

Protege a tus hijos de los peligros de Internet

Elige la actividad extraescolar adecuada para tus hijos

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Whatsapp