Logo GENERALI
Logo GENERALI

Lejos de lo que puede parecer, el verano es la época del año donde más sufren los vehículos. De hecho, su exposición durante horas a temperaturas elevadas acelera el deterioro de su mecánica. Y lo peor de todo es que no somos conscientes de la gravedad hasta que no aparecen las primeras averías. De ahí que proteger tu coche del sol sea fundamental para garantizar una conducción segura.

Seguro que esta situación te resulta familiar. Después de haberlo aparcado varias horas bajo el sol decides coger el coche. Nada más abrir la puerta, recibes una fuerte brisa de calor. El cinturón, el volante, las hebillas metálicas o el freno de mano… ¡Están al rojo vivo! Para reducir rápidamente la temperatura optas por encender el aire acondicionado a la máxima temperatura. Si bien es probable que hayas hecho esto más de una vez, el impacto que tiene sobre la mecánica de tu vehículo es enorme.

Durante los meses de verano es vital llevar a cabo un buen mantenimiento de tu vehículo. ¿Te gustaría aprender a proteger tu coche del sol en verano? ¡Descubre cómo con estos 5 sencillos trucos!

¿Cómo afecta el calor a tu coche?

Para saber cómo proteger tu coche del sol es importante conocer primero el impacto de las altas temperaturas en la mecánica y materiales del vehículo. Estos son los componentes más sensibles al calor:

  • La batería del vehículo puede resentirse cuando se expone a altas temperaturas, perdiendo parte de su capacidad de almacenamiento de energía.
  • El caucho de los neumáticos tiende a perder consistencia por culpa del calor. Esto afecta a su dibujo y, por lo tanto, a la capacidad de sujeción con el asfalto.
  • ¡Sin olvidar los frenos! Estos también pueden verse perjudicados durante los meses de verano. El exceso de temperatura actúa sobre los discos llegando a deformarlos. Si esto ocurre, la frenada que ejerce sobre las ruedas será menos eficaz.
  • El motor del vehículo es otro elemento altamente sensible al sol. Su exposición a temperaturas elevadas puede provocar hasta un 15% de pérdida de potencia.
  • También es importante cuidar el sistema de refrigeración del coche. La falta de líquido refrigerante sumado a la incidencia del sol podría provocar una costosa avería.
  • Tampoco podemos olvidar el consumo. Pocos conductores reparan en que las temperaturas elevadas afectan negativamente a la eficiencia en la conducción. ¡Descubre estos trucos para ahorrar combustible con una conducción eficiente cada vez que coges el coche!
  • La tapicería, especialmente si tu vehículo cuenta con piezas revestidas en cuero, polipiel o tela, tenderá a desgastarse con el sol.

Para evitar sustos al volante, en GENERALI ofrecemos un Servicio de Asistencia en Carretera integral 24h. Ya sea una avería, un pinchazo, cualquier tipo de percance o colisión o una descarga de batería, ¡podrás llamar a un técnico que se desplazará de inmediato! Despreocúpate con cualquiera de nuestros seguros de Auto, y nosotros nos ocupamos del resto.

5 trucos para proteger tu coche del sol

Ahora que conoces cuáles son las debilidades de un vehículo en verano, ha llegado el momento de actuar. Estas son 5 maneras sencillas de proteger tu coche del sol:

1. Aparca tu vehículo a la sombra

Aunque puede resultar evidente, ¡son muchos los conductores que estacionan sus vehículos durante horas bajo el ardiente sol. El problema de hacerlo es que se genera un microclima en el interior con temperaturas mucho más altas que las que marca el termómetro. Algunos vehículos pueden llegar a registrar hasta 70ºC en su interior tras varias horas bajo el sol.

Para proteger tu coche del sol, trata de buscar una sombra donde aparcarlos. Aprovecha las zonas techadas de los parkings, los árboles, fachadas o estacionamientos subterráneos. Además, ¡ten en cuenta la traslación del sol a lo largo del día! Calcula su posición a lo largo del día para evitar la incidencia directa de los rayos sobre el vehículo.

Aun así, no siempre te resultará fácil escoger un lugar alejado de los rayos del sol. En ese caso, hazte con un protector solar de coche. Colócalo en la luna delantera para proteger el interior. También puedes optar por un  protector solar para ventanas de coche y colocarlo en las lunas laterales y traseras. Incluso puedes comprar una funda para el coche y así proteger la pintura y carrocería exterior.

2. Comprueba la temperatura del motor

En condiciones normales, el motor no debería alcanzar temperaturas preocupantes. Sin embargo, el calor del ambiente podría acelerar un sobrecalentamiento del motor, afectando a su mecánica y rendimiento. Si esto ocurre, ¡la temperatura del aceite del motor podría dispararse!

Para evitarlo, comprueba siempre la temperatura del motor a través de los indicadores del panel de mandos de tu coche. Si salta un testigo luminoso rojo y parpadeante trata de estacionar tu vehículo lo antes posible para enfriar el motor cuanto antes.

👉 ¡Te interesa! Descubre el significado de los principales testigos luminosos de tu coche

3. Lava el coche frecuentemente

¿Sabías que lavar el coche frecuentemente es una forma muy eficaz de reducir la temperatura acumulada y proteger el exterior del vehículo? Una buena limpieza del vehículo garantizará que la pintura no pierda brillo, mantenga el color vivo y no aparezcan grietas. Además, aplicar agua sobre la carrocería conseguirá también que la temperatura del interior del habitáculo se reduzca.

Durante los meses de verano las poblaciones de insectos como mosquitos y pequeñas moscas aumentan. Si estos acaban colándose en alguno de los componentes de la mecánica del vehículo, ¡podrías sufrir una avería! Para evitarlo, se recomienda acudir a un centro de lavado una vez al mes.

4. Vigila los neumáticos y líquidos del vehículo

Es bien conocido que el color negro del asfalto absorbe una temperatura mayor. Si a esto le sumamos la fricción de los neumáticos durante el rodamiento a gran velocidad, ¡el cóctel puede ser fatal! Es imprescindible que vigiles el estado de tus neumáticos para proteger tu coche del sol. Para ello, asegúrate de que el dibujo de las ruedas sigue intacto, comprueba la presión  y busca posibles deformaciones o rajas en el caucho. De lo contrario, ¡las probabilidades de sufrir un pinchazo son elevadas!

De la misma forma, recuerda revisar de vez en cuando el estado de los frenos. Para mantenerlos siempre lubricados y operativos, revisa que el aceite, líquido anticongelante y líquido de frenos estén en sus niveles adecuados.

👉  ¡Te resultará útil! ¿Cuáles son los mejores neumáticos para tu coche? Descúbrelo con esta GUÍA práctica

5. ¡No olvides acudir a una revisión periódica!

Poner en práctica estos trucos para proteger tu coche del sol garantizarán un mejor mantenimiento del vehículo. Además, la conducción será siempre más segura y algunos componentes como los frenos o el motor responderán de manera más eficiente. No obstante, las altas temperaturas podrían afectar a otros elementos sin que repares en ellos.

Por este motivo, conviene realizar siempre un rápido chequeo del vehículo. El precio de estas revisiones periódicas oscila entre los 500 a los 900, en función del taller al que acudas. Sin embargo, algunas aseguradoras cuentan con una red de talleres concertados que ofrecen precios más competitivos dentro de las coberturas de sus seguros de coche. En GENERALI, por ejemplo, nuestros asegurados cuentan con más de 500 talleres por toda España para tener siempre acceso a una revisión estén donde estén.

Generali_Infographic_NG_5TricksProtectCar_Spanish.png

Preguntas frecuentes

¿A qué temperatura debe estar el aceite del motor del coche?

La temperatura del aceite del motor del coche ideal cuando los líquidos refrigerantes ofrecen una buena lubricación debe ser de 60ºC. Por encima de estos niveles, el sensor de temperatura del motor podría saltar indicándote que tu vehículo está sufriendo un sobrecalentamiento.

Cómo limpiar los faros del coche quemados por el sol

Existen algunos remedios caseros como la pasta de dientes para limpiar los faros del coche quemados por el sol gracias a sus propiedades blanqueantes. También puedes frotar los faros con una solución a base de vinagre y bicarbonato. Incluso existen unos kits de limpieza y pulido que puedes aplicar con una bayeta.

Cómo reparar pintura de coche quemada por el sol

Para reparar la pintura de coche quemada por el sol, primero debes pulir la superficie deteriorada. Emplea una lija fina suavemente sobre las imperfecciones. Otra alternativa es repintar aquellas zonas dañadas o aplicar cera con un paño limpio para recobrar el brillo.

Por la mañana, cuando te diriges al trabajo o en mitad de unas vacaciones. ¡Nunca sabes cuando tu coche te va a dejar tirado! Conduce sin preocupaciones con los Seguros de Auto de GENERALI.

¿Pequeño o grande, híbrido o eléctrico? Descubre más sobre seguridad vial esencial y vehículos sostenibles con nuestro contenido útil:

¿Qué hago si he perdido las llaves del coche?

Significado de las principales señales del panel de tu coche

Tecnología de seguridad que no puede faltar en tu coche nuevo

Cómo instalar un cargador de coche eléctrico en casa

Accesorios obligatorios para el coche en España

Cómo recurrir una multa de tráfico paso a paso

¿Qué hacer si sufres un accidente de tráfico leve?

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Whatsapp