Logo GENERALI
Logo GENERALI

¿Seguro de coche a terceros o a todo riesgo? Si te acabas de comprar un vehículo o estás a punto de hacerlo, probablemente estás valorando cuál de las dos modalidades te merece la pena contratar. Antes de tomar la decisión, es importante que conozcas las diferencias entre un seguro a todo riesgo y a terceros, así como las coberturas que incluye cada uno de ellos.

El Real Decreto Legislativo 8/2004 establece que, tanto si tienes un coche nuevo como uno de segunda mano, es obligatorio disponer de un seguro de auto para contar con una protección en caso de accidente. De esta forma, la aseguradora se hará responsable de sufragar los daños provocados. Sin embargo, es el asegurado quien debe escoger las coberturas con las que desea contar.

¿Qué cubre un seguro a todo riesgo? ¿Y un seguro de coche a terceros? Los daños propios, ¿con o sin franquicia? Sabemos que estos conceptos pueden resultar abrumadores al principio, pero es más sencillo de lo que parece. Descubre qué seguro de auto deberías contratar en función de tus necesidades.

Generali_Car Insurance_Mini Graphics_12.11.21.jpg

¿Qué es un seguro a terceros?

Un seguro a terceros es aquel que cuenta con la cobertura de responsabilidad civil básica y mínima que exige la ley para todos los seguros de coche. Esto se traduce en que la compañía aseguradora se hará responsable únicamente de los daños materiales y personales a terceras personas en caso de accidente.

Por tanto, y en teoría, un seguro a terceros no indemnizará al propietario por aquellos daños sufridos tanto en su propio vehículo como a su persona. Esto quiere decir que estos gastos correrán a su cargo. Es por ello que es importante valorar siempre el riesgo que estamos dispuestos a asumir. Aun así, para poder tomar la buena decisión, es fundamental pasar de la teoría a la práctica. Te contamos qué cubre un seguro a terceros para que puedas valorar si es el que necesitas.

Te interesa: Cómo elegir coche, claves a tener en cuenta antes de comprar

¿Qué cubre un seguro a terceros?

Un seguro a terceros cubre los daños materiales y personales a terceras personas. Sin embargo, las coberturas pueden variar según la aseguradora con la que lo contrates. De hecho, en algunos casos un seguro a terceros puede incluir, además de la responsabilidad civil obligatoria, unas coberturas adicionales por el mismo precio. Antes de contratar uno, ¡fíjate siempre en las ventajas adicionales que ofrecen!

Un buen seguro de coche a terceros debería cubrir:

  • Daños causados a un tercero, tanto a su vehículo como a la persona.
  • Defensa jurídica y reclamación de daños. Esto es, un abogado a tu disposición, los gastos judiciales, honorarios y del procurador. Revisa siempre qué tipo de abogado ponen a tu disposición. Algunas aseguradoras cuentan con un equipo jurídico experto propio con gran experiencia en este tipo de defensas.
  • Reclamación de daños que sufra el conductor, tomador, asegurado o pasajeros.
  • Costes de los daños corporales del conductor y ocupantes, incluyendo fallecimiento e invalidez.
  • Promociones y descuentos dentro de la red de talleres propia.

¡Infórmate siempre! Los mejores seguros de coche a terceros básicos, además, incluyen algunos servicios adicionales gratuitos muy útiles y que te ahorrarán un buen dinero. El lavado y aspirado del vehículo asegurado, la revisión de líquidos, ajustes de los faros o revisión de los neumáticos son algunos de ellos.

¿Sabes cómo ahorrar combustible con una conducción eficiente?

Coberturas adicionales del seguro a terceros ampliado

¿Alguna vez has escuchado hablar del seguro a terceros ampliado? Este tipo de seguro de coche es ideal para aquellas personas que, aunque no desean contratar un seguro a todo riesgo, sí quieren complementar el básico con coberturas adicionales.

¿Qué cubre un seguro a terceros ampliado?

Además de las coberturas del seguro a terceros básico, algunas aseguradoras incluyen servicios del día a día que el conductor suele necesitar. La gran ventaja de esta modalidad es que, al estar incluidos en un paquete, el pequeño incremento de la póliza compensa ampliamente las coberturas extra. En GENERALI, por ejemplo, ofrecemos las siguientes:

  • Asistencia de viaje.
  • Daños ocasionados por la colisión con animales en la carretera.
  • Defensa jurídica ampliada a las reclamaciones de peatones involucrados, gestión de multas, denuncias o infracciones, cursos de recuperación de puntos o reclamaciones por reparaciones defectuosas que tengas que hacer a algún taller.
  • Rotura de lunas. Cubre, tanto la reposición al completo como la reparación de parabrisas, luna trasera, cristales laterales o techo corredizo.
  • Daños que sufra tu coche en caso de incendio, explosión o caída de un rayo.
  • Robo o daños provocados a tu vehículo producto de un intento de robo. ¡Esta es muy interesante y no todas las aseguradoras la incluyen!

Te contamos con unos breves vídeos cómo debes actuar cuando necesites tu seguro GENERALI Auto en caso de daños propios, daños por robo, culpa contraria o rotura de lunas.

¿Qué es un seguro a todo riesgo?

Un seguro a todo riesgo es aquel que se responsabiliza de los daños personales y materiales tanto a terceras personas, como los propios y los sufridos a tu vehículo. Es decir, se trata del seguro de coche más completo para que te despreocupes de lo que pueda ocurrir.

¿Qué cubre un seguro a todo riesgo?

Un seguro a todo riesgo cubre cualquier daño ocasionado a los vehículos implicados en el accidente como a las personas, tanto propios como ajenos. No obstante, los seguros a todo riesgo más completos suelen incluir otras coberturas extras muy interesantes para algunos conductores:

  • Ampliación del valor de indemnización de siniestro total.
  • Averías en el vehículo. Esto suele incluir la reparación o sustitución de piezas (algunas de ellas costosas si las debe asumir el propietario como la caja de cambios, el alternador, la bomba de inyección, la bomba de aceite, etc.). Si vas a contratar un seguro a todo riesgo, ¡fíjate siempre si incluye también la mano de obra de las reparaciones!
  • Indemnización diaria por hospitalización.
  • Daños a tu propio vehículo: colisión con otro vehículo, impacto de piedras, vuelco, vandalismo de terceros, corrimientos de tierras, caída de árboles, entre otros.
  • Cobertura de equipajes y objetos personales del conductor, asegurado y unidad familiar.

Generali_Car Insurance_Mini Graphics_12.11.212.jpg

Seguro a todo riesgo con franquicia: ¿en qué consiste?

Un seguro a todo riesgo con franquicia es aquel por el que la persona que lo contrata puede determinar qué cantidad de dinero quiere o puede asumir, así como la que le corresponderá pagar a su aseguradora, en caso de reparación. Llevado a la práctica, si una avería cuesta 1.300 euros, un conductor puede acordar con la compañía una franquicia de 300 euros debiendo ésta asumir el resto (1.000 euros en este caso).

Pero, ¿qué ventajas tiene contratar un seguro a todo riesgo con franquicia? La franquicia te permitirá poder adquirir un seguro a todo riesgo completo a un precio más económico. Es una opción perfecta para aquellos conductores con un historial de siniestralidad bajo o nulo, pero que quieren disfrutar de un seguro completo con descuento.

Seguro a todo riesgo o a terceros: ¿cuál escoger?

Llegados a este punto, quizás todavía no tengas claro si debes contratar un seguro a terceros o uno a todo riesgo. ¡Es normal y no debes preocuparte! Te recomendamos que pienses en el uso que haces de tu vehículo y qué necesidades te pueden surgir. Las siguientes preguntas te ayudarán a poder decidirte:

  • ¿Qué antigüedad tiene tu vehículo? Si vas a comprarte un coche nuevo, es muy recomendable que contrates un seguro a todo riesgo. Además de querer lucirlo sin ningún arañazo o golpe, te interesará no perder el valor de tu vehículo. Por el contrario, si vas a adquirir un coche de segunda mano, posiblemente te interese contratar un seguro a terceros ampliado.
  • ¿Usas el coche a diario o frecuentemente? En ese caso, el riesgo de accidente aumenta considerablemente por una cuestión de probabilidad. Entonces deberías plantearte contratar unas coberturas más amplias.
  • ¿Aparcas en la calle o en un garaje? Aquellos vehículos aparcados en la calle están expuestos a mayores riesgos de sufrir actos vandálicos, caídas de árboles, rayones, robos o golpes.

¿Vas a comprar un coche de segunda mano? En ese caso, no olvides realizar el cambio de titularidad del vehículo. De lo contrario, te expones a una multa o problemas con el anterior propietario. Te contamos cómo hacerlo paso a paso en este artículo.

Conclusiones finales a la hora de contratar un seguro de coche

Contratar un seguro de auto es una decisión que no puedes tomar a la ligera. Es recomendable conocer todas las coberturas del seguro a todo riesgo o a terceros que te ofrece la aseguradora. Para ello, ¡no dudes en acudir a un asesor si lo necesitas! Te podrán recomendar la opción que mejor encaja con tus necesidades.

Los seguros de coche de GENERALI cuidan de ti para que viajes con total seguridad en carretera y no tengas problemas ante ningún imprevisto. ¿Tienes alguna duda que podamos resolver? ¡No dudes en consultarnos!

Aquí puedes consultar más contenido útil sobre tu coche y tu seguridad en la carretera:

¿Qué buscar en un coche de segunda mano?

Cómo convalidar un carné de conducir extranjero

Guía para usar correctamente la baca del coche

Normativa 2021 para viajar en coche con bebés y niños

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Whatsapp