Logo GENERALI
Logo GENERALI

Te lo has preguntado muchas veces, pero nunca encuentras tiempo para profundizar. Entender tu nómina no es tan sencillo como parece. Son muchos y muy complejos los conceptos y cifras que aparecen en ella. Y aunque son pocos los trabajadores que la comprueban todos los meses, los expertos recomiendan hacerlo siempre

En una nómina no solo es importante el sueldo neto a percibir ya que entender tu nómina te permitirá detectar anomalías fiscales que te penalicen al realizar la declaración de la renta. ¿Tu contrato recoge la posibilidad de cobrar por las horas extraordinarias? ¿O quizás has acordado recibir una remuneración en concepto del kilometraje? En ese caso, conocer el detalle de cada partida te resultará imprescindible para identificar errores.

¿Cómo calcular tu nómina? ¿Cuál es la base reguladora en una nómina? ¿Sabes calcular el sueldo neto a partir del montante bruto? ¡Has aterrizado en el artículo adecuado! Consulta esta GUÍA COMPLETA para entender tu nómina (de una vez por todas) y despejar todas estas dudas

¿Qué es una nómina?

Antes de entrar directamente en materia, es importante saber qué es exactamente una nómina. La nómina es un documento que refleja la cantidad líquida total que percibe un trabajador por los servicios prestados a la empresa. Habitualmente se suele emitir de manera mensual, pero existen tipologías de empleo que se abonan una vez finalizado el servicio.

Además, una nómina es el justificante como trabajador de que efectivamente has realizado un servicio. Pero no solo eso, sino que también sirve para justificar que has pagado todos los impuestos que te corresponden a la Seguridad Social, y para ratificar que tienes una fuente de ingresos si quieres solicitar una hipoteca, alquilar un piso o pedir un crédito.

Partes de una nómina

La estructura de una nómina debe ser la siguiente:

  • Encabezado
  • Devengos
  • Deducciones
  • Líquido a percibir (o la sección que todas las personas suelen mirar)
  • Apartado con el sello y las firmas

👉 ¡No puedes perderte este artículo! Recomendaciones para una buena postura corporal en el trabajo

¿Cómo entender tu nómina? Secciones en las que fijarte

La clave fundamental para entender tu nómina es ser capaz de diferenciar las secciones que la componen. ¡Empecemos por el principio! Descubre las secciones en las que debes fijarte.

Encabezado de la nómina

La legislación obliga a incluir siempre en el encabezado de una nómina los datos que permiten identificar tanto a la empresa pagadora como al trabajador que la percibe. Es importante que te asegures de que estos datos son correctos. Una pequeña errata podría hacer que el documento no sea válido para el banco a la hora de solicitar un préstamo o si te lo reclama la administración.

En la parte de la empresa, estos son los detalles que deben figurar:

  • Denominación social
  • CIF
  • Dirección
  • Código de la cuenta de cotización de la Seguridad Social

En la parte del trabajador, comprueba siempre los siguientes datos:

  • Tu nombre y apellidos
  • DNI
  • Tu número de afiliación a la Seguridad Social
  • Tipo de contrato
  • Categoría profesional o puesto de trabajo
  • Fecha de antigüedad con la empresa

¡Fíjate siempre! En algunos casos, dentro del propio encabezado de tu nómina figuran los detalles del convenio del trabajador del que dependes o alguna otra especificación que hayáis acordado.

👉 ¿Lo conocías? Regla 50/20/30: Fórmula de ahorro: ¿en qué consiste?

Devengos

Los devengos son todos aquellos ingresos que recibe el trabajador, ya sean salariales o no salariales. Para entender tu nómina, debes conocer las diferencias entre los distintos devengos:

Devengos salariales

Los devengos salariales son aquellas partidas entregadas por el servicio que has realizado a tu empresa. Lo normal es que la suma de ellos resulte el salario bruto que firmaste en el contrato. Existen varios tipos:

  • Salario base: es la cantidad que determina tu convenio colectivo, en función de tu rango y profesión. En este apartado debería figurar la parte más importante de tu nómina.
  • Complementos salariales.
  • Primas de productividad, si es que recibes este tipo de retribuciones.
  • Horas extraordinarias. Se consideran horas extras aquellas que se han trabajado voluntariamente y fuera de tu horario marcado en el contrato.
  • Gratificaciones extraordinarias. Estas son las pagas extraordinarias. Pero, ¿qué ocurre si en tu empresa las pagas extras están prorrateadas? En ese caso, encontrarás la parte proporcional en cada nómina.
  • Salario en especie o retribución flexible. Algunas empresas pagan en especie determinados servicios como los seguros, la tarjeta de transporte, los vales restaurante o el coche de empresa.

¡Consejo! Si tu empresa te ofrece la posibilidad de comprar vales restaurante, contratar un seguro o alguna ayuda de guardería, ¡plantéate formalizarlo con ella! Este tipo de partidas normalmente están exentas de IRPF, por lo que te saldrán más baratas que contratarlas por tu lado.

Devengos no salariales

Los devengos no salariales son los siguientes:

  • Indemnizaciones o suplidos. Son aquellos adelantos que hayas pagado para la realización del servicio y se te deben devolver. Los más comunes suelen ser gasolina, transporte o dietas.
  • Prestaciones o indemnizaciones de la Seguridad Social. Hace referencia a las prestaciones por despido, suspensión o traslado.

👉 ¡Te resultará útil! Miedo a Hablar en Público: Aprende a cómo Superarlo ASÍ

Deducciones de IRPF para entender tu nómina

De forma muy sintetizada, mientras que los devengos suman dinero, las deducciones son la parte que se debe restar. En el caso del IRPF, se trata del Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas que todo empleado debe abonar. Vale la pena tomarse un tiempo para calcular el IRPF de la nómina y comprobar que se ha realizado correctamente.

La nómina adelanta cantidades todos los meses que se regularizan durante la Declaración de la Renta. De esta forma, si has pagado más a lo largo del año te sale a devolver, mientras que, si no has llegado a la cantidad que te correspondía, deberás abonarlo.

¡Aprovéchalo! Muchas personas solicitan a su empresa aumentar el cálculo del IRPF un poco. De esta forma todos los meses reciben algo menos de sueldo neto, ¡pero lo meten en la caja de su declaración! ¿Con qué objetivo? Llegada la fecha de realizar la declaración de la renta, siempre te saldrá a deber y no tendrás que hacer frente a un pago inesperado.

Aportaciones a las cotizaciones de la Seguridad Social

Estas son las aportaciones que todo trabajador debe realizar a la Seguridad Social, y así figuran en la nómina:

  • Contingencias comunes, que son aquellas que te cubre en caso de baja laboral, enfermedad común o maternidad.
  • Desempleo.
  • Formación profesional.
  • Horas extraordinarias.

👉 Esto te interesa: Consejos para combatir el estrés y evitar sus consecuencias

Líquido a percibir

Esta es la parte que más nos interesa a todos porque es el cálculo del sueldo neto en base al bruto que aparece en contrato, además de los complementos que correspondan.

Entonces, ¿cuál es la diferencia entre sueldo neto y bruto? El sueldo neto es lo que recibes en tu cuenta bancaria tras el cálculo y pago de impuestos.

Bloque de sellos y firmas

En esta sección debe aparecer la firma de tu empresa, así como la fecha de entrega de la nómina. Aun así, no todas las nóminas deben incluir este apartado, pues los detalles del pagador y trabajador ya figuran en la parte superior.

Retención de IRPF en España: ¿en qué tramo estás?

¿Estás a punto de promocionar o negociar un nuevo sueldo con la empresa? ¡Esto te interesa! Consulta los tramos de cotización del IRPF en España y hazte una idea aproximada de cuánto deberás pagar:

Generali_Understanding Payroll_Mini Graphics_04.02.22.jpg

¡Importante! El impuesto del IRPF es progresivo. Esto quiere decir que nunca se te aplicará el porcentaje de tu tramo sobre el sueldo total, sino que se hace un cálculo escalado. Cada tramo aplicará la retención correspondiente, de forma que pagarán más IRPF cuanto más ganes. ¡Pero solo sobre el tramo correspondiente!

Pongamos como ejemplo que acabas de firmar una subida salarial de 38.000 euros. En ese caso únicamente los últimos 2.800 euros (entre los 35.200 y tus 38.000 se tributarán al 37%). Por el resto de tramos seguirás pagando la misma retención que antes.

Suelo medio en España, por profesiones

¿Conoces los sueldos medios en España según la profesión? Según un análisis de la Encuesta de Población Activa del Instituto Nacional de Estadística (INE), este sería el orden:

  • Empleados del hogar: 992 euros.
  • Hostelería: 1.312 euros.
  • Agricultura, ganadería y pesca: 1.336 euros.
  • Administrativos y servicios auxiliares: 1.439 euros.
  • Comerciales: 1.631 euros.
  • Actividades inmobiliarias: 1.833 euros.
  • Construcción: 1.937.
  • Transportistas: 1.940 euros.
  • Servicios sanitarios: 2.208 euros.
  • Actividades científicas: 2.283.
  • Educación: 2.492 euros.
  • Sector de márketing y comunicación: 2.591 euros.
  • Actividades financieras: 3.384 euros.

Haz que este año esté lleno de éxitos para tu carrera con nuestros fantásticos consejos para destacar en la oficina:

Cómo sacar el máximo partido a las llamadas de trabajo

Consejos para reducir el estrés de tus empleados

Cómo mejorar tus habilidades en las presentaciones de trabajo

Maximiza tu productividad laboral con esta rutina diaria

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Whatsapp