Logo GENERALI
Logo GENERALI

¿Mantienes una buena higiene postural en tu día a día? A lo largo de la jornada, nuestro cuerpo adopta diferentes posturas en función de la actividad que realizamos. Para mantener una buena salud, y no sufrir dolores de espalda y articulaciones, es importante evitar las acciones demasiado forzadas, mantenidas durante mucho tiempo o los movimientos repetitivos.

Aprende a ser consciente de la postura que tiene tu cuerpo en todo momento y adopta una más adecuada con estas recomendaciones para una buena higiene postural.

 

¿Qué es la higiene postural?

 

La higiene postural es la práctica que nos hace conscientes de la postura que adoptamos a lo largo del día. Busca inculcar una serie de hábitos posturales encaminados a corregir las malas posturas, mantener una alineación de todo el cuerpo y evitar lesiones. Para ello debemos tomar conciencia de en qué posición se encuentran nuestros hombros, espalda, abdomen y piernas; y también debemos saber de dónde estamos sacando la fuerza y con qué músculos sujetamos nuestro cuerpo. Además, la higiene postural nos enseña a realizar las actividades con mayor eficacia y sin afectar a nuestro cuerpo.

Generali_Spain_postural_mini_graphic_v1-01.png

 

Consejos para una buena higiene postural en el trabajo

 

Así es como debería ser tu higiene postural en el trabajo para evitar padecer lesiones de espalda y articulaciones:

  • Evita mantener la misma postura durante mucho tiempo. Si permaneces sentado en tu puesto de trabajo, trata de levantarte de la silla cada 60 minutos. De esta forma liberarás carga de tu espalda y estirarás un poco las piernas.
  • Para una buena postura en la silla, los pies deben estar completamente apoyados en el suelo, y las rodillas a 90 grados.
  • Sitúa la pantalla del ordenador a 45 centímetros de distancia y frente a tus ojos o ligeramente por debajo.
  • Mantén las muñecas y los antebrazos paralelos al plano de la mesa, en una posición cómoda y neutral.
Generali_Spain_postural_mini_graphic_v1-02.png

 

Ejercicios de higiene postural

 

Trabajar la elasticidad, saber cómo estirar la espalda o desarrollar la resistencia pueden ser grandes aliados a la hora de mejorar la posición de nuestro cuerpo durante el día. Uno de los ejercicios de higiene postural más eficaz consiste en sentarse con la espalda recta completamente apoyada sobre el respaldo y las plantas de los pies sobre el suelo. Eleva los brazos para que tu columna vertebral se estire todo lo posible mientras inhalas aire durante 3 segundos. Después, baja los brazos exhalando lentamente. Repite este movimiento 5 veces.

Otro ejercicio útil lo puedes realizar al levantar peso del suelo. Para ello, coge la carga con las rodillas flexionadas y la espalda totalmente recta, evitando así que el esfuerzo lo hagan las lumbares. En ningún momento tu espalda debe arquearse hacia el suelo. Este ejercicio también debes aplicarlo en las tareas del día a día que requieran una postura agachada.

 

La higiene postural en los niños

 

Aunque es habitual que los niños adopten posturas corporales forzadas, su gran flexibilidad hace que no sean perjudiciales. Sin embargo, debemos cuidar aquellas mantenidas en el tiempo. A la hora de dormir, debemos asegurarnos de que la higiene postural de los niños es adecuada. Acostúmbrale a que siempre se acueste de lado o boca arriba. Es importante que nunca se quede dormido boca abajo, pues la espalda estará soportando demasiada tensión, y que no realice torsiones de tronco demasiado bruscas. Por otro lado, la mochila del colegio no debería superar en un 10% el peso del niño.

 

Consecuencias de una mala higiene postural

 

No darle importancia a una mala higiene postural podría conllevar consecuencias muy perjudiciales para nuestra salud. Desde problemas graves de columna vertebral, pasando por contracturas musculares, hernias o lumbalgias, hasta enfermedades cardiovasculares. Una mala higiene postural puede provocar que nuestros músculos, huesos y glúteos se debiliten. Si crees que puedes estar sufriendo algún tipo de dolor fruto de una mala postura, no dudes en acudir a tu médico de cabecera. Una consulta a tiempo evitará problemas en el futuro.

El bienestar de tu familia es tu mayor prioridad, así que asegúrate de que todos continúan en forma a todas las edades con la póliza de salud.

Desde bienestar mental hasta snacks durante el día, tenemos el último contenido en trucos saludables para transformar tu vida diaria:

Cómo ayudar a tus hijos a empezar a correr

Ejercicios de interior que puedes hacer fuera del gimnasio

Posturas de yoga para principiantes

¿Yoga o Pilates?

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Whatsapp