Seguros de salud Baratos ¿merece la pena guiarse solo por el precio?

Seguros de salud Baratos ¿merece la pena guiarse solo por el precio?

Seguros de salud Baratos ¿merece la pena guiarse solo por el precio?

Equipo GENERALI

Tu asesor de Salud

¿Buscas conseguir un seguro de salud barato? Estupendo, pero no debe ser el único factor a considerar al suscribir un seguro. Te dejamos las claves que debes tener en cuenta antes de fiarte del precio final para ayudarte a que contrates un producto económico, fiable y competitivo.

Si quieres saberlas, ¡lee aquí!

Seguro de salud barato: ¿qué tener en cuenta antes de contratarlo?

A todo el mundo le gustaría conseguir el seguro privado de salud más barato, pero no sólo debemos dejarnos llevar por el precio, sino valorar numerosos aspectos más que nos ayuden a cerciorarnos de que hemos contratado un seguro de salud bueno y barato.

Os decimos cuáles son los fundamentales.

Conocer la compañía

A ser posible, independientemente de que nuestra idea inicial sea tener el seguro de salud más barato, es recomendable apostar por una compañía de prestigio, experiencia y probada solvencia.

Y si no es así, con más razón habrá que realizar una pequeña labor de investigación con respecto a la aseguradora para conocer su trayectoria y hacerse una idea de su fiabilidad. Si ya somos clientes de esa compañía de seguros y estamos satisfechos con ella puede ser una gran candidata.

Además de navegar por internet en busca de datos, contar con el consejo de amigos o conocidos suele ayudar, pero más fiable será contactar con expertos en el sector -como los mediadores de seguros- o incluso con profesionales de la compañía para que resuelvan cualquier duda que tengamos y nos aporten información. Un comparador de seguros de salud baratos también puede ayudarnos a elegir, así como las valoraciones de la OCU que, por cierto, en 2021 volvió a clasificar el seguro de salud de GENERALI como el mejor de España.

Descubre todas las ventajas de nuestros seguros de salud

No dejarse llevar por las ofertas

Las ofertas no tienen nada de malo (más bien al revés), pero habrá que tener en cuenta que no es oro todo lo que reluce.

Algunos seguros privados de salud baratos en un inicio pueden esconder un servicio deficiente o demasiada letra pequeña; y, de cualquier manera, habrá que informarse acerca de cuándo caducará la oferta o hasta cuando continuará teniendo validez.

No sea que nos beneficiemos durante tres meses de abonar un precio económico y, tras ellos, el precio de la póliza se nos acabe disparando hasta el infinito. Por otra parte, apostar por la misma compañía con la que hayamos ya contratado un seguro de otro ramo a veces permite disfrutar de importantes ventajas económicas.

Fijarse en los seguros vitalicios

Este tipo de productos pueden ser una buena opción, pues garantizan una cobertura completa y para siempre, con lo que la persona asegurada no puede ser excluida de la póliza en ningún momento, ni siquiera a partir de los 65 años.

Beneficiarse de estas garantías a plazo indefinido puede suponer un coste importante, aunque no hay que desanimarse pues hay aseguradoras que facilitan precios muy competitivos a sus clientes.

Conocer bien tus necesidades

Quizás el mejor consejo que podemos daros, para que no caigáis ni en la sobrecobertura ni en la infracobertura.

Para ello deberemos respondernos a numerosas preguntas:

  • ¿Qué necesidades principales tengo?
  • ¿Puedo permitirme apostar por garantías adicionales que considere de utilidad o las descarto por considerarlas prescindibles?
  • ¿Cuáles son mis condiciones económicas?
  • ¿Cuáles son mis condiciones de salud?

Este último es un aspecto muy relevante, ya que, si se dispone de una salud delicada y/o una edad avanzada, tal vez sea más recomendable contratar un seguros sin copagos y no suscribir a un producto con copagos o baremado, lo que supondrá un importante ahorro.

Los seguros de salud baratos sin copagos serían la mejor solución, pero en ocasiones no se puede tener todo y habrá que rascarse un poco el bolsillo. Otra opción es la de los seguros de reembolso.

Prestar atención a la letra pequeña y exclusiones de coberturas

Ya lo apuntamos antes: es importante fijarse en la letra pequeña, pues puede que una oferta aparentemente estupenda no lo sea tanto porque su cobertura quede coja.

Así que es fundamental revisar exhaustivamente las condiciones que se nos ofrecen. Tal vez alguna garantía esencial -o que nosotros estimemos esencial- quede sin cubrirse; o puede que cuente con un límite muy bajo (temporal en referencia a la posibilidad de uso de una determinada cobertura, al respecto de una indemnización económica, en cuanto al número de visitas médicas incluidas en el seguro…).

Hay que tener en cuenta que no todos los seguros incluyen todas las prestaciones ni disponen los mismos límites.

Tener en cuenta los periodos de carencia

Otro aspecto fundamental a considerar es conocer los periodos de carencia de algunas de sus coberturas, algo que cobra especial importancia en los productos médicos.

Es decir, saber cuánto tiempo debe pasar entre la contratación de una póliza y el uso de sus servicios.

También deberás conocer la política de la compañía con respecto a la cobertura de las enfermedades preexistentes, especialmente si tienes alguna dolencia anterior a la suscripción del seguro.

¿Cuándo debo dudar del precio de un seguro de salud barato?

No hay por qué pensar mal por sistema de los seguros de salud privados baratos, pero sí ser precavido y cauteloso.

Habrá que prestar especial atención si no se tienen referencias -o las que se tengan resulten negativas- de la compañía, si esta es menos conocida y, sobre todo, si la información que se nos aporta o las condiciones que se nos comunican resultan insuficientes, incompletas o confusas.

Pero hablando se entiende la gente, y en nuestra mano estará demandar la información que precisemos y estudiar bien los pros y contras que puede entrañar nuestra elección antes de decidirnos a suscribir una póliza.

¿Qué puede esconder un seguro de salud muy barato?

No tiene por qué ser así, pero en ocasiones el seguro de salud más barato del mercado puede esconder un deficiente servicio al cliente, escasez de coberturas, centros y profesionales, límites temporales o económicos realmente bajos o un próximo incremento fuerte en el precio de la póliza tras la contratación.

Los seguros de salud baratos no tienen nada malo en sí mismos, al contrario; pero hay que fijarse con especial atención en lo que ofrecen a cambio.

Conoce todas las ventajas de nuestro seguro de salud
Conoce todas las ventajas de nuestro seguro de salud

Y elige el que mejor se adapte a ti y tu familia.

Contratar
Sé el primero en enterarte de las novedades en Salud con nuestra newsletter.
¡Suscríbete gratis!

Disfruta de las mejores ventajas y beneficios que ofrece el Seguro de Salud de GENERALI para ti y tu familia.

Este artículo tiene 0 comentarios

Equipo GENERALI

Equipo GENERALI

El equipo de Tu Asesor Salud está compuesto por periodistas y especialistas en la salud, la nutrición, el deporte, la familia así como profesionales técnicos de los seguros de salud. Te ayudamos a que tengas una vida más saludable y te ofrecemos contenido útil para tu día a día.
Dejar un comentario

Su email no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con *

Debe rellenar el campo "COMENTARIO".

Debe rellenar el campo "NOMBRE".


Debe aceptar la política de privacidad para poder comentar el artículo


Debe aceptar el envío de ofertas por parte generali a los datos proporcionados

Sé el primero en enterarte de las novedades en Salud con nuestra newsletter.
¡Suscríbete gratis!

¿Tienes alguna duda? Nuestros profesionales te ayudarán

¿Quieres calcular el precio del seguro de salud para ti y tu familia?

Búsqueda en Blog Salud Generali