¿Cuándo se debe tratar la fimosis en niños y bebés?

¿Cuándo se debe tratar la fimosis en niños y bebés?

¿Cuándo se debe tratar la fimosis en niños y bebés?

Equipo GENERALI

Tu asesor de Salud

Se trata de un problema que afecta a prácticamente todos los recién nacidos, gran parte de los niños y una pequeña porción de adolescentes. En efecto, la fimosis en niños no es una cuestión que nos deba poner en alerta, pero como madres y padres, ¡sí debemos prestar atención a su evolución para evitar complicaciones en el futuro!

En España, la fimosis en niños afecta al 96% de los recién nacidos, a un 50% de los bebés lactantes, descendiendo al 20% de los niños con 2 años de edad. Según las estadísticas, a partir de los 3 años, solo el 10% de los niños padece fimosis fisiológica. En su mayoría, tiende a resolverse con el paso del tiempo. Solo en aquellos casos que afectan a la higiene, generan dolor o dificultan gestos diarios como orinas se debe operar. ¡Saber identificar cuándo es necesario un tratamiento será imprescindible para prevenir problemas futuros!

¿Cuáles son los síntomas de la fimosis en niños? ¿Existe alguna manera de evitar la fimosis en niños pequeños? Suponiendo que se deba intervenir, ¿en qué consiste la operación de fimosis y el postoperatorio? ¡Te contamos todo sobre la fimosis en niños para que sepas cómo actuar con tu hijo!

 

¿Qué es la fimosis?

La fimosis es la imposibilidad de retraer o bajar la piel del pene para dejar el glande visible. Esto se produce porque la apertura de esta piel presenta un diámetro demasiado pequeño creando la sensación de que hay un anillo en la punta que impide el deslizamiento con normalidad.

¿Ya sois papás?
Cuando nace el recién nacido, el glande y el prepucio suelen presentarse unidos por un tejido denominado adherencias balanoprepuciales. Por este motivo, muchos bebés presentan dificultades en la retracción. Además, estas adherencias se pueden sumar a la fimosis fisiológica en algunos casos.

Con el paso del tiempo, las adherencias acaban por desaparecer. De hecho, hasta los 3 años de edad, la fimosis en niños es un problema común. Es por ello que la circuncisión no está recomendada.

Causas de la fimosis en niños

Como hemos mencionado, no existe un único motivo. Las causas de la fimosis en niños pequeños pueden ser varias. Conviene conocerlas para identificar este problema precozmente.

  • La superficie interna del prepucio se pega al glande. Es muy frecuente en recién nacidos y niños a edades tempranas.
  • Estrechez en la punta del prepucio. Esta causa de fimosis es común que se presente en niños y adolescentes prepúberes.
  • El frenillo del pene es demasiado corto, impidiendo la retracción completa.

👉 Es recomendable saber cómo actuar: Caca de bebé con moco: causas y cómo tratarlo

Síntomas de la fimosis en niños

Durante los primeros años de vida de tu hijo ya podrás identificar los primeros síntomas. Aun así, no es de extrañar que aparezcan otros signos con el paso del tiempo. ¡Descubre los principales síntomas de la fimosis en niños!

  • Dolor o dificultades para orinar. En ocasiones, el niño puede quejarse por los ardores.
  • Secreciones del pene con olor fuerte.
  • Abultamiento del prepucio durante la micción. Ante una fimosis aguda, incluso podría resultar imposible orinar.
  • Problemas para controlar las ganas de orinar durante la noche.
  • Sangrado en la zona, normalmente cuando se tiende a forzar la piel para asomar el glande.
  • Dolores durante la erección.

👉 ¿Lo conoces? Qué es la estenosis pilórica en bebés y cómo se puede tratar

Tipos de fimosis en niños

Existen 2 tipos de fimosis en niños. La denominada como fimosis fisiológica, es decir, de origen natural. Es la más frecuente.

Sin embargo, algunos niños y adultos pueden sufrir un caso de fimosis producto de una cicatrización. A este segundo tipo se le denomina como fimosis patológica. Sus causas pueden ser variadas: traumatismos en el pene, una mala higiene en la zona o el uso de geles y jabones agresivos.

Cómo evitar la fimosis en niños pequeños

¿Cómo evitar la fimosis en niños? La fimosis en niños, como tal, no es un problema que pueda evitarse. Ahora bien, sí es muy recomendable que como padres y madres, observemos si nuestro hijo la padece. Para ello, retrae el prepucio con cuidado. ¡Recuerda que no debes nunca forzarlo! En caso de presentarla, los expertos recomiendan siempre observar su evolución y contactar con el pediatra.

Una vez hayan desaparecido las adherencias balanoprepuciales, se recomienda echar la piel hacia delante y hacia detrás todos los días para evitar que vuelva a aparecer la fimosis en niños pequeños. Además, asegúrate de que la zona está siempre limpia. Si tu bebé es aún pequeño, recuerda cambiar frecuentemente sus pañales para evitar infecciones e ir observando su evolución.

Para este tipo de problemas, y en general para garantizar el buen desarrollo de tu hijo durante los primeros años, contar con un servicio de teleconsulta las 24h te resultará de gran utilidad. ¡Poder contactar con un pediatra de guardia siempre que lo necesites para salir de dudas al instante te evitará muchos desplazamientos al centro de salud!

Tratamiento para la fimosis en niños: ¿Cómo curarla?

¡No siempre es necesario proceder a una operación para resolverlo! Existen tratamientos para la fimosis en niños alternativos que se pueden llevar a cabo.

1. Tratamiento para la fimosis en niños con pomada

¿Cómo curar la fimosis en niños? La pomada será la primera opción del pediatra. El tratamiento para la fimosis en niños basado en una pomada o crema con corticosteroides ha demostrado grandes resultados. Actúa reblandeciendo el tejido que une el prepucio con el glande hasta que la piel pueda retractarse. Se recomienda aplicarla 1 o 2 veces al día siempre después del baño. Este tratamiento suele durar 6 semanas.

👉 ¡Te resultará útil! Gastroenteritis en niños: cómo detectarla y tratarla

2. Retracciones en el prepucio

Recuerda que los ejercicios en el prepucio como tratamiento para la fimosis en niños deben siempre venir recetados por el pediatra. En caso de hacerlo, consisten en subir y bajar la piel suavemente durante 1 minuto, 4 veces al día. Lo ideal es seguir esta práctica durante un mes y valorar las mejoras.

¡Consejo! Aprovecha el momento del baño para evitar causar daño a tu hijo.

3. Colocación del anillo de plástico

Se trata de una técnica por la cual se coloca un anillo de plástico a través de una cirugía entre el glande y por debajo del prepucio. Esta intervención no requiere anestesia y no dura más de 30 minutos. Al cabo de 10 días, el anillo acabará por caerse solo. Además, no son necesarios cuidados después de esta operación de fimosis en niños, más allá de una pomada anestésica.

Operación de fimosis en niños

¿Cuándo operar de fimosis en niños? Si la pomada de corticoides no ofrece los resultados esperados, el pediatra determinará que tu hijo debe ser sometido a una operación de fimosis. A la cirugía también se le conoce como circuncisión. La operación de fimosis se recomienda llevarla a cabo a niños de entre 7 y 10 años.

¿Cuánto dura la operación?

La operación de fimosis dura aproximadamente 1 hora. Se realiza por un urólogo o cirujano pediátrico. Si llega el caso, ¡no tienes por qué preocuparte! Se trata de una intervención relativamente sencilla en la que, además, se usará anestesia general.

La hospitalización de tu hijo no durará más de 24 o 48 horas. Pasado ese tiempo, podrá regresar a casa y continuar cuidados después de operación de fimosis en niños allí.

Precio de la operación de fimosis en niños

El precio de una operación de fimosis oscila entre los 450 y los 900 euros, en función de la clínica, ¡aunque un buen Seguro Médico infantil cubrirá tanto la intervención como el postoperatorio y revisiones!

Cuidados después de la operación de fimosis en niños

Tras la cirugía, la herida debe desinfectarse con jabón neutro y agua tibia. tres veces al día con agua caliente durante la semana posterior a la intervención. En algunos casos, el urólogo habrá colocado un vendaje en la zona. ¡Recuerda no retirarlo! Al cabo de unos días, acabará cayéndose solo.

Entre los cuidados después de la operación de fimosis en niños es importante que tu hijo se seque bien la zona para evitar infecciones. Ayúdale a hacerlo con una gasa estéril aplicando toquecitos muy suaves. Los primeros días serán los más molestos. Si tu hijo se queja, un paracetamol o ibuprofeno le ayudará a calmar el dolor.

Los Seguros de Protección Familiar Salud Opción Family de GENERALI ofrecen asistencia primaria inmediata para recibir un diagnóstico rápido ¡y sin esperas! La mejor prevención para los tuyos es contar con un seguro con garantías.

¿Cuándo se debe tratar la fimosis en niños y bebés?

Conoce todas las ventajas de nuestro seguro de salud
Conoce todas las ventajas de nuestro seguro de salud

Y elige el que mejor se adapte a ti y tu familia.

Contratar
Sé el primero en enterarte de las novedades en Salud con nuestra newsletter.
¡Suscríbete gratis!

Disfruta de las mejores ventajas y beneficios que ofrece el Seguro de Salud de GENERALI para ti y tu familia.

Este artículo tiene 0 comentarios

Equipo GENERALI

Equipo GENERALI

El equipo de Tu Asesor Salud está compuesto por periodistas y especialistas en la salud, la nutrición, el deporte, la familia así como profesionales técnicos de los seguros de salud. Te ayudamos a que tengas una vida más saludable y te ofrecemos contenido útil para tu día a día.

Sé el primero en enterarte de las novedades en Salud con nuestra newsletter.
¡Suscríbete gratis!

¿Tienes alguna duda? Nuestros profesionales te ayudarán

¿Quieres calcular el precio del seguro de salud para ti y tu familia?

Búsqueda en Blog Salud Generali