¿Cuáles son los Mejores Planes de Pensiones?

¿Cuáles son los Mejores Planes de Pensiones?

¿Estás pensando en contratar un plan de pensiones?

En este post te desgranamos las claves para elegir el adecuado entre los mejores, para que realices la elección más apropiada según tu punto de vista y situación económica y personal.

Si quieres ver una completa guía sobre los mejores planes de pensiones, ¡sigue leyendo!

 

¿Qué es un plan de pensiones y por qué lo necesito?

 

Un plan de pensiones es un producto de ahorro para la jubilación, complementario a la pensión pública, que puede ofrecer además importantes ventajas fiscales.

Los motivos para necesitarlo pueden ser muchos, desde vivir tranquilo de cara al futuro económico a mantener el nivel económico que tenemos antes de jubilarnos.

 

Diferencia entre plan de pensiones y fondo de pensiones

 

Son dos términos que a menudo se confunden, pero no son iguales.

Los fondos son ptrimonios que han sido creados para dar cumplimiento a los planes de pensiones. Están constituidos por las aportaciones de los partícipes de los planes que lo componen y los rendimientos obtenidos en sus inversiones.

 

¿Cómo funcionan los planes de pensiones?

 

Básicamente por medio de aportaciones periódicas o puntuales de las personas que los contratan, generando además una rentabilidad con el paso del tiempo que puede incrementar la cantidad ahorrada y en función también del tipo de plan que se haya suscrito.

 

Tipos de planes de pensiones

 

Existen tres tipos de planes de pensiones: los individuales, los asociados (promovidos por gremios, asociaciones, sindicatos…) y los de empleo, que promueven principalmente las empresas.

Centrándonos en lo que nos ocupa, que son los planes de pensiones individuales, podemos clasificarlos en varios grupos, atendiendo a su política de inversión:

De renta fija, que suponen un escaso riesgo y una menor rentabilidad; de renta variable, que ofrecen una rentabilidad elevada pero suponen un riesgo importante; y mixtos, que mezclan las inversiones en renta fija y variable.

También se puede hablar de otros tipos como los monetarios, cuya inversión está centrada en valores de renta fija y con plazo de amortización corto; los garantizados, que ofrecen al titular la garantía de que recibirán el total del dinero que hayan invertido, con una rentabilidad obviamente muy baja; y los indexados, que invierten el dinero de sus partícipes, principal o exclusivamente, en fondos que copian la composición y evolución de índices bursátiles internacionales de renta fija y renta variable.

 

¿Cuál es la fiscalidad de los planes de pensiones?

 

Hablando de la fiscalidad de los planes de pensiones, hay que recordar que las cantidades aportadas anualmente a cada plan pueden ser desgravadas en IRPF, reduciendo la base imponible y ofreciendo así un importante ahorro fiscal (como ocurre también con los seguros de salud en algunos casos concretos).

Además, a la hora de rescatar el plan, el capital que se obtenga tributará en IRPF como del rendimiento del trabajo, independientemente de la situación que genere el derecho al rescate. En caso de fallecimiento del titular, los beneficiarios o herederos tributarán en IRPF como rendimientos del trabajo.

 

Mejores planes de pensiones

 

¿Cuáles son los mejores planes de pensiones? Depende lo que su contratante busque: tranquilidad y seguridad o una elevada rentabilidad.

En ese sentido, un comparador de planes de pensiones puede siempre ayudar en la elección, así como un simulador de plan de pensiones.

También viene bien informarse gracias a fuentes fiables, como consultando cuál es el mejor plan de pensiones según la OCU en el momento actual, ya que las ofertas pueden variar rápidamente con el tiempo.

 

Renta fija

 

 En este tipo sin casi riesgo, un buen plan es aquél que logre ofrecer casi cualquier tipo de rentabilidad, teniendo en cuenta que esta no va a exceder el 5% y que lo más habitual es que no supere el 2%. 

 

Renta variable

 

 Los mejores planes pueden dar una rentabilidad de entre un 10 y un 20% a cinco y diez años, e incluso alguno rondar el 30% anual. Sobra decir que estos planes presentan mucho riesgo.

 

Renta mixta

 

 Un buen plan es aquel que, dentro de un riesgo moderado, ofrezca una alta rentabilidad sin llegar ni de lejos a la que puede brindar uno de renta variable.

 

Monetarios

 

 Al igual que sucede con los de renta fija, aunque con el añadido de que los fondos se retiran lo antes posible. Cualquier rentabilidad será bienvenida, aunque esta no va a superar el 1%.

 

Garantizados

 

 Estos sí que no tienen ninguna emoción; el cliente recibe sin riesgo prácticamente la misma suma de dinero que hubiera invertido, exceptuando una mínima fluctuación positiva o negativa.

Todo lo que sea sumar, aunque poco, será una buena noticia.

 

Indexados

 

 Como estos planes invierten el dinero en fondos que copian la composición y evolución de índices bursátiles internacionales de renta fija y renta variable, los resultados pueden ser muy diversos.

 

A posteriori el mejor será, claro está, el más rentable. Obtener entre un 3 y un 5% de rentabilidad ya sería una gran noticia.

 

¿Qué tener en cuenta al contratar un plan de pensiones?

 

Básicamente un aspecto: tener claro qué equilibrio queremos entre riesgo y rentabilidad, basándonos en nuestra situación económica y familiar y perspectiva individual.

Y también tener en cuenta si queremos disponer del dinero previsto a corto, medio o largo plazo.

 

Preguntas frecuentes sobre los planes de pensiones

 

¿Cuándo se puede rescatar un plan de pensiones?

 

 Se puede recuperar el plan de pensiones cuando se da una de estas contingencias: jubilación, incapacidad laboral, situaciones de dependencia y fallecimiento. También, en ocasiones excepcionales se podrá acceder a la pensión en caso de enfermedad grave, desempleo de larga duración, elevada antigüedad de las aportaciones (a partir de 2025) y situaciones extraordinarias y de gravedad.

 

¿Cuánto se puede desgravar por plan de pensiones?

 

La desgravación anual máxima será de 2.000 euros o del 30 % de la suma de los rendimientos netos del trabajo y actividades económicas percibidos individualmente en el ejercicio. En caso de exceder el límite de desgravación, se podrá trasladar el exceso a la declaración de IRPF de los cinco ejercicios siguientes.

 

¿Cuándo es conveniente hacer un plan de pensiones?

 

En numerosas ocasiones y por varios motivos: desde no querer pasar apuros económicos hasta mantener un determinado nivel de vida obteniendo rentabilidad. El mejor momento para realizarlo dependerá de la visión de cada cliente, del tipo de plan por el que apueste y de si efectúa una planificación a corto, medio o largo plazo.