Qué es el cólico del lactante

Qué es el cólico del lactante

Equipo GENERALI

Tu asesor de Salud

El tipo de llanto de un niño suele ofrecer información sobre lo que le ocurre o qué intenta transmitir. Durante las primeras semanas de vida, todos los llantos sonarán igual, y acabarán por desesperar a sus padres en el intento de encontrar la razón. Pero poco a poco se crea un estrecho vínculo con el bebé.

Sin embargo, los llantos producidos por el cólico del lactante son diferentes, no se parecen en nada a los del hambre o el sueño. Por ello, conocer las características del cólico del lactante nos ayudará a identificarlo y poder tratarlo.

¿Qué lo produce? ¿Cómo saber si tu bebé sufre este tipo de dolencia? En este artículo te mostramos todo lo que necesitas saber sobre el cólico del lactante.

 

Generali_Infant_Colic_Infographic_11.12.202.png

Qué es el cólico del lactante

El cólico del lactante es un síndrome por el que aparece un llanto incontrolable y repentino que no responde a ninguna causa aparente. No son consecuencia de ninguna enfermedad en el bebé. De hecho, se encuentra dentro del desarrollo habitual y muy frecuente en la mayoría de recién nacidos.

Aunque la mayoría de padres suelen preocuparse cuando aparecen los primeros llantos, es necesario tomárselo con calma. Es un proceso benigno y transitorio que suele desaparecer sin necesidad de ningún tratamiento.

Y te estarás preguntando: entonces, ¿cómo se puede identificar el cólico del lactante? Los expertos recomiendan guiarse por la llamada regla de los tres de Wessel”:

  • El recién nacido manifiesta llantos intensos al menos 3 horas al día.
  • Se producen 3 días a la semana.
  • El proceso tiene un periodo aproximado de 3 semanas de duración, hasta que desaparece.

Consulta las enfermedades más comunes en bebés en el primer año de vida.

¿Ya sois papás?
 

Causas habituales de los cólicos

Los expertos no han sido capaces de determinar una causa específica que produzca este síndrome. Parece que el exceso de gases intestinales o la acción de las hormonas intestinales pueden ser factores que contribuyan a estos cólicos.

A ello se le puede añadir el reflujo gastroesofágico, la inmadurez o la alteración de la motilidad intestinal. En casos graves, el cólico del lactante se puede deber a una alergia o intolerancia a la proteína de la leche de vaca.

Algunos expertos sostienen que existen factores psicosociales que pueden predisponer al recién nacido a padecerlo. La hipersensibilidad al dolor, el estrés familiar o alteraciones en la dinámica familiar pueden potenciar su aparición. Por el contrario, los niños que se desarrollan en un entorno tranquilo no suelen llegar a padecerlo nunca.

Cuándo empiezan los cólicos

Los cólicos del lactante generalmente aparecen entre la segunda y la cuarta semana de vida. Normalmente suelen durar hasta 3 o 4 meses, hasta que terminan repentinamente. Además, suelen ser más frecuentes durante la tarde y la noche.

 

Generali_Infant_Colic_Infographic_11.12.20.png

Cómo detectar cólicos en bebés

Síntomas habituales

En ocasiones pueden aparecer síntomas visibles como el enrojecimiento facial. Los movimientos del bebé durante el llanto incontrolable también nos darán información para saber detectarlo.

Observa si el recién nacido flexiona las piernas, tiene la barriga hinchada o mantiene las manos apretadas mientras llora, o incluso patalea. Además, suelen moverse como si tuviera retortijones y se encojen como si quiera aliviarlos. Todos ellos son síntomas que nos ayudarán a detectar los cólicos en bebés.

Aun así, es recomendable llevar a la consulta médica a tu bebé para que un especialista pueda examinarlo y confirmar lo que sufre.

Síntomas erróneos

Antes de lanzarte a diagnosticar que se trata del cólico del lactante, comprueba que los llantos incontrolados no se deben a otras causas. Asegúrate de que el recién nacido no está hambriento. Un escaso aporte de biberón o leche materna podría ser la causa del llanto, aunque también puede producirse si está demasiado lleno. En ocasiones, se tiende a dar de comer muy a menudo y esto puede llevar a que se sienta demasiado lleno y llore.

Comprueba que está cómodo, resguardado del frío o el calor y que la ropa no le esté demasiado apretada. También debes comprobar que no lleva el pañal húmedo ni sucio. Trata de cogerlo en brazos de vez en cuando. Muchos recién nacidos echan de menos el ritmo de vida intrauterino. Acércalo a tu pecho para que sienta tu corazón latir y la respiración del progenitor.

Te puede interesar: Los sorprendentes beneficios de la lactancia materna

 

Cómo tratar los cólicos

Ejercicios y masajes

Para reducir el gas abdominal, prueba con suaves masajes en la tripita. Hazlo en la dirección de las agujas del reloj durante unos minutos. Conseguirás aliviar su dolor y ayudarle a que pueda eliminarlos.

Además, puedes probar con algunos ejercicios que fomenten la movilidad intestinal para aliviar los cólicos. Flexiona sus piernas hasta casi su pecho y estíralas suavemente. Prueba a realizar 4 series de 15 de estos estiramientos. Este ejercicio se puede repetir con ambas piernas, o ir combinándolo solo con la izquierda y luego la derecha.

Rutinas

Se recomienda establecer rutinas diarias que acostumbren al niño. Aunque el día a día con un recién nacido es cambiante, intenta espaciar las comidas y las horas de sueño regularmente.

Cuando el bebé arranque a llorar trata de acunarlo o balancearlo con suavidad para aliviar los cólicos. También puedes pasearlo buscando su distracción, aunque un exceso de movimiento muchas veces es contraproducente.

Si se encuentra tumbado en la cuna, busca una postura que le alivie y relaje para reducir el llanto y tranquilizarlo. También puedes hacerle escuchar canciones rítmicas.

Conclusiones

Los cólicos del lactante son difíciles de identificar, pudiéndose confundir con sueño, hambre o incluso estrés en el recién nacido. Lo más importante es no angustiarse si el bebé no para de llorar.

Es habitual que las madres y padres se asusten al ver los llantos repentinos que se prolongan durante el día, pero no se debe llegar a la desesperación. Los expertos recomiendan buscar apoyo en familiares o amigos que puedan cuidar al niño, y así poder descansar.

Además, siempre que tengas preguntas o notes un comportamiento extraño en el pequeño, no dudes en buscar la opinión de un experto pediatra. Ellos sabrán diagnosticar el cólico, si es que lo padece, y buscar soluciones para paliar el dolor del bebé.

¡Suscríbete y no te pierdas los mejores consejos sobre alimentación y bienestar para los más pequeños de la casa en nuestro Blog Tu Asesor Salud!

 

Card image cap
Conoce todas las ventajas de nuestro seguro de salud

Y elige el que mejor se adapte a ti y tu familia.

Contratar
Sé el primero en enterarte de las novedades en Salud con nuestra newsletter.
¡Suscríbete gratis!

Disfruta de las mejores ventajas y beneficios que ofrece el Seguro de Salud de GENERALI para ti y tu familia.

Este artículo tiene 0 comentarios

Qué es el cólico del lactante

Equipo GENERALI

El equipo de Tu Asesor Salud está compuesto por periodistas y especialistas en la salud, la nutrición, el deporte, la familia así como profesionales técnicos de los seguros de salud. Te ayudamos a que tengas una vida más saludable y te ofrecemos contenido útil para tu día a día.

Sé el primero en enterarte de las novedades en Salud con nuestra newsletter.
¡Suscríbete gratis!

¿Tienes alguna duda? Nuestros profesionales te ayudarán

¿Quieres calcular el precio del seguro de salud para ti y tu familia?

Búsqueda en Blog Salud Generali