Logo GENERALI
Logo GENERALI

Levantarse agotado y sin la sensación de haber descansado el cuerpo no solo es sinónimo de haber dormido pocas horas. La calidad del sueño también influye en el rendimiento de tu organismo a lo largo del día.

De hecho, la OMS asegura que no dormir lo suficiente ya es una epidemia mundial. La propia Sociedad Española de Neurología apunta que hasta cuatro millones de españoles sufren algún trastorno del sueño. Por ello, ¡es importante conocer cuántas horas hay que dormir cada día!

Quedarte viendo la televisión hasta alta horas de la noche, una cena con tus amigos que se prolonga o madrugar demasiado podría desajustar tu reloj biológico y repercutir negativamente en tu salud. Saltarte un par de horas de sueño cada noche tiene más impacto en tu vida de lo que crees. Te contamos cuáles pueden ser las consecuencias en este vídeo.

¡Así que recuerda! Dormir las horas suficientes y hacerlo en buenas condiciones no es una pérdida de tiempo. De hecho, es una inversión en salud y la única manera de mantener el cuerpo con energía para el resto de la jornada.

 

¿Cuántas horas hay que dormir?

 

¿Sabes cuántas horas necesitamos dormir cada noche? Si eres de los que les cuesta coger el sueño, no te pierdas estos consejos para mejorar la calidad del mismo.

Existe un mito popular que dice que es necesario dormir 8 horas para descansar el cuerpo. Sin embargo, no es del todo cierto. La National Sleep Foundation, una de las mayores instituciones mundiales en el estudio del sueño, desmintió esta afirmación. Ni son 8 las horas recomendadas, ni tampoco existe siquiera una duración determinada. El número de horas de sueño recomendado varía en función de la edad.

Generali_Importance_of_Sleep_10.02.21-2.png

 

Tiempo de sueño recomendado por edades

Estas son las horas que hay que dormir según la edad de la persona:

  • Los recién nacidos (hasta los 3 meses) necesitan entre 14 y 17 horas de sueño al día, aunque se recomienda como aceptable entre 11 y 13 en algunos casos. Eso sí, los recién nacidos no deberían superar las 18 horas de sueño al día.
  • Los bebés de entre 4 y 11 meses deberían descansar entre 12 y 15 horas. En ningún caso deben dormir menos de 11 horas.
  • Los niños pequeños de no más de 2 años deben descansar entre 11 y 14 horas diariamente. Es importante garantizar que no duermen menos de 7 horas ningún día.
  • Ya entrada la edad escolar, se recomienda que los niños de 3 a 5 años duerman entre 10 y 13 horas.
  • Hasta los 13 años, el número de horas de sueño recomendado se encuentra entre 9 y 11 como máximo.
  • Los adolescentes entre 14 y 17 años deberían descansar entre 8 y 10 horas al día. Se debe prestar especial atención a esta franja de edad, ya que la falta de sueño puede provocar problemas en el desarrollo y tener efectos muy negativos en sus estudios.
  • A partir de los 18 años y hasta los 64, los expertos recomiendan mantener entre las 7 y 9 horas de sueño al día.
  • Pasados los 65 años, se reduce la pinza de tiempo que hay que dormir a 7 u 8 diarias, aunque frecuentemente la calidad del sueño se ve mermada a estas edades.

Sin embargo, los españoles no invierten el tiempo suficiente en su descanso. Esta falta de sueño puede tener importantes consecuencias tanto en el rendimiento físico como en su salud mental. Si tienes problemas para conciliar el sueño, ¡presta atención a estas pautas para mejorar la calidad de descanso!

 

¿Cómo se mejora la calidad del sueño?

 

Se considera que un sueño es reparador cuando tiene la  duración adecuada según la edad. Además, es importante que este descanso sea continuado para que sea efectivo. Interrumpir el sueño durante la noche empeorará la calidad de este y provocará que el cuerpo no descanse lo suficiente. Además, es necesaria una profundidad del sueño para que este sea restaurativo.

Generali_Importance_of_Sleep_10.02.21-1.png

 

Pautas para conciliar el sueño

  • Mantén unos horarios fijos. El ritmo circadiano del ser humano se puede ver desajustado por un estilo de vida irregular. Trata de levantarte y acostarte todos los días a la misma hora, incluidos los festivos. De esa forma, tu reloj biológico se habituará a entrar en un estado de relajación que te permitirá conciliar mejor el sueño.
  • Condiciones ambientales. El cuerpo humano produce melatonina, que es una hormona que induce al sueño. Sin embargo, solo es capaz de hacerlo con una habitación en total oscuridad, así que asegúrate de apagar las luces y bajar bien las persianas. Además, recuerda mantener la habitación a una temperatura de 18º.
  • Alimentación. Una cena demasiado copiosa o pesada dificultará un sueño reparador. Evita guisos o frituras y busca platos más ligeros antes de acostarte.
  • Siestas. ¿Ayudan o empeoran la calidad del sueño por la noche? Por regla general, las siestas no son perjudiciales. De hecho, ¡aportan un extra de energía hasta la noche! Eso sí, es importante que no excedan los 20- 30 minutos, pues podría desajustar los patrones de sueño.
  • Actividad física. A las personas con dificultades para conciliar el sueño se les recomienda realizar ejercicios físicos durante el día para agotar al cuerpo. Lo ideal es realizarlo justo después de despertarse, o ya por la tarde, antes de cenar.

 

Y recuerda: ¡usa la cama solo para dormir! Evita ver la televisión, estar con el ordenador o incluso leer. Acostumbra a tu cuerpo sumergirse en un estado de relajación desde el momento en el que te tumbas en ella.

Cuida de ti mismo y mejora tu bienestar con GENERALI a tu lado.

¡No pierdas los buenos hábitos con nuestro contenido útil sobre vida saludable:

¿Yoga o Pilates? Diferencias y beneficios de estas disciplinas para la salud

Qué tomar para las agujetas: cómo reducirlas y evitarlas

Recomendaciones para una buena higiene postural

Alimentos que mejoran el estado de ánimo

Cómo afecta el cambio de hora a nuestro organismo

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Whatsapp