Logo GENERALI
Logo GENERALI

¡Internet genera adicción! Diversos estudios han demostrado que la tecnología tiene una capacidad absorbente para adultos y niños. Tanto es así que algunos expertos ya hablan de digital detox o desintoxicación digital. Queremos evitar sufrir las consecuencias de las pantallas pasa por desconectarse de la tecnología. Pero, ¿cómo hacerlo en un mundo tan conectado?

El 21% de los menores en España está en riesgo de sufrir adicción a Internet, duplicando la media europea. ¡Y los adultos no se libran tampoco! El 76% afirma haber sufrido las consecuencias directas de pasar mucho tiempo delante de una pantalla. Desconectar de la tecnología ya no es una opción; se ha convertido en necesidad.

¿Qué consecuencias para nuestra salud tiene pasar muchas horas delante de una pantalla? ¿Es posible desconectarse de la tecnología sin hacerlo de la vida moderna? Ha llegado el momento de plantear un equilibrio sano para tu vida. Descubre estos consejos para desconectarte de Internet y volver a conectarte con tu vida y tu familia.

Consecuencias para la salud del efecto pantalla

Las pantallas son dispositivos que actúan como sobreestímulos para el sistema nervioso y cognitivo. Son capaces de mantenernos conectados como ningún otro objeto es capaz de hacerlo. Sin embargo, el uso excesivo de las pantallas tiene efectos muy perjudiciales para la salud. Tanto para niños como adultos, ¡estas son las consecuencias negativas!

Enfermedades oculares

La luz ultravioleta de las pantallas acelera el envejecimiento ocular. Es frecuente que las personas que pasan demasiado tiempo delante de una pantalla sientan fatiga ocular y sensación de picor en los ojos. Además, existen otras enfermedades asociadas como la enfermedad del ojo seco o el envejecimiento prematuro de la retina.

Antes de continuar, ¡te interesa! 👉 7 consejos para proteger tu vista

¡Por no hablar de la pérdida de visión! Un uso excesivo de la tecnología provoca pérdida progresiva de visión y visión borrosa. Y lo peor es que muchas veces ya es demasiado tarde para combatirlo. La mejor prevención pasa por acudir anualmente a una revisión con el oftalmólogo. Muchos de los problemas oculares pueden evitarse con un diagnóstico precoz.

¡Importante! Si estás pensando en contratar un seguro, infórmate primero sobre las coberturas en medicina preventiva. Los mejores planes de seguros de salud incluyen revisiones con especialistas para garantizar una buena prevención.

Dolores de cabeza y migrañas

Forzar la vista supone también un esfuerzo cerebral adicional. De hecho, la luz azul de las pantallas LCD y led activa el estado de alerta del cerebro. Es por ello que un uso exacerbado de las pantallas puede provocar dolor de cabeza y episodios de migrañas.

Distorsiones del sueño

Algunos estudios han probado la vinculación que tiene no poder desconectarse de la tecnología con las malas rutinas de sueño. Es habitual que tras usar un dispositivo antes de irnos a dormir se reduzca el descanso efectivo y nos cueste más alcanzar el sueño.

¿Tienes problemas para conciliar el sueño?👉 No pierdas detalle de estos 6 consejos para ayudarte a dormir mejor.

Problemas articulares y musculares

Por lo general, rara vez somos conscientes de la postura corporal que adoptamos delante de una pantalla. De hecho, algunos gestos habituales como la flexión prolongada del codo al usar el teléfono móvil pueden desembocar en pinzamientos del nervio cubital. De la misma forma, determinadas personas sufren trastornos musculoesqueléticos, tendinitis o dolores lumbares. ¡Echa un vistazo a estas recomendaciones para una buena higiene postural!

Enfermedades mentales

Los efectos perjudiciales de las pantallas no se traducen únicamente en consecuencias físicas. No saber desconectar del trabajo, padecer una adicción a las redes sociales o vivir constantemente en una realidad virtual puede afectar a nuestra salud mental.

Ansiedad, cuadros de depresión o fatiga mental son algunos de los más comunes. Muchos expertos ya hablan de la infoxicación o sobrecarga informativa, otra consecuencia producto de la alta exposición a los entornos digitales. Recuerda que desconectarte de la tecnología, en ocasiones, te permitirá conectarte de nuevo a la vida.

7 actividades para desconectar de la tecnología

No todo tienen que ser pequeños gestos. ¿Y si pones en práctica algunas actividades que te ayuden a desconectar de la tecnología? ¡Inspírate con estas 7 que te proponemos!

1. Haz deporte en casa

El sedentarismo también te conduce inevitablemente a pasar más tiempo delante de una pantalla. Sabemos que el frío y la lluvia de los meses de invierno pueden desanimarte a hacer deporte fuera de casa. ¿Por qué no te lanzas a practicar algún ejercicio de interior? Existen todo tipo de ejercicios de flexibilidad, aeróbicos o de fuerza aptos para todos los niveles. En este artículo te contamos algunas rutinas de ejercicios para casa, ¡con niños incluidos!

2. Regresa a los comercios tradicionales

Sustituye las compras online por acudir al establecimiento físico. Algunos comercios especializados cuentan con experiencias muy interactivas con las que disfrutar. Si te encanta el café, el chocolate o los quesos, ¿por qué no visitas una tienda especializada donde descubrir variedades diferentes? Muchas de ellas ofrecen pequeñas y divertidas catas.

3. Sustituye los emails por las postales

Escribir una carta o postal navideña de tu puño y letra también tiene su atractivo, ¡y la podrás guardar para siempre!

4. Sal a pasear al aire libre todos los días

Con 30 minutos puede ser suficiente. Consigue desconectar de la tecnología saliendo a caminar. Además, si tienes cerca un parque, el campo o cualquier entorno verde, podrás disfrutar del contacto con la naturaleza. Eso sí: recuerda dejar siempre tu teléfono móvil en casa.

5. Anímate a ordenar la casa

Aunque a priori no resulte muy divertido, ordenar la casa es una forma muy eficaz de despejar la mente. Hazlo por habitaciones, poco a poco, para que no te lleve mucho esfuerzo. El trastero, el interior de tu coche o un dormitorio. Poner algo de música te permitirá abstraerte y desconectar de la tecnología plenamente.

6. Practica la meditación

¿Alguna vez has probado la meditación? No hay mejor manera de desconectar de la tecnología, del trabajo y de las preocupaciones que con la práctica de yoga o pilates. Si prefieres ejercicios más espirituales, también puedes optar por el mindfulness. ¡Descubre sus beneficios y cómo practicarlo con este artículo!

7. Organiza un fin de semana de montaña en familia

La mejor manera de desconectar de la tecnología es viajar a un lugar donde no la necesites. Planea una escapada de fin de semana con toda la familia que incluya practicar un deporte al aire libre. ¡Te dejamos las mejores 11 webs para escoger el destino rural perfecto!

Consejos para desconectarse de la tecnología

¡Desconectarse de la tecnología no es nada fácil! Los estímulos son constantes. Además, muchos gestos y rutinas del día a día pasan necesariamente por el uso de dispositivos. Por este motivo, el secreto no es renunciar abruptamente a ella, sino hacer un uso saludable y equilibrado. ¡Descubre cómo desconectarse de la tecnología eficazmente sin renunciar a los beneficios de esta!

  • Evita el uso de dispositivos una hora antes de irte a dormir. De lo contrario, afectarán tu descanso y podrían conllevar problemas de insomnio. Sustituye la pantalla por un libro para ayudarte a conciliar el sueño.
  • Desconecta la conexión a internet cuando quieras disfrutar plenamente de una actividad. Ese mensaje, un email de trabajo o la llamada de un amigo puede esperar. Céntrate en disfrutar de ese momento con tu familia sin distracciones.
  • Desactiva las notificaciones prescindibles. ¿Eres de los que en su correo electrónico tiene una actividad abrumadora? ¿Recibes demasiadas notificaciones de Facebook? Configura tu teléfono y opta solo por aquellas notificaciones importantes.
  • Limita el uso de las pantallas a tus hijos. ¡Sabemos que no es tarea fácil! Es recomendable establecer unos horarios con un tiempo de uso acotado. Por ejemplo, propón a tu hijo jugar a su videojuego favorito durante una hora solo después de los deberes. ¡Insistir en cumplir esa regla lo convertirá en una rutina más asequible!
  • Silencia los grupos de Whatsapp. ¡Muchos de ellos ni siquiera te interesan! Opta por silenciar su actividad para evitar estar pendiente a sus notificaciones. Incluso con las nuevas funcionalidades de WhatsApp, puedes archivar el chat y así no te saltarán las notificaciones de aquellos chats que no te interesen.
  • Aprende a desconectar del trabajo. La llegada del teletrabajo evita ese molesto atasco y aumenta tu comodidad. ¡Pero también te incita a trabajar más horas! Deja de trabajar cuando llegue tu hora de salida.

El bienestar de tu familia es tu mayor prioridad. Si necesitáis coberturas a medida, nuestro seguro de vida se puede amoldar a vuestras necesidades. ¡Consúltanos!

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Whatsapp