Logo GENERALI
Logo GENERALI

Mi hijo no quiere estudiar. Es una reclamación de muchos padres en España, y existen maneras muy eficaces para reconducir su motivación escolar. Ayudar a estudiar a tu hijo no significa hacerle los deberes. ¡Mucho menos con trasladarle que debe estudiar porque “no le queda más remedio”! Ayudar a estudiar a tu hijo requiere de compromiso y un buen acompañamiento. Además, existen técnicas de estudio para niños como realizar resúmenes o elaborar un plan de estudio que tienen resultados muy positivos. ¡Te contamos cómo motivar a un niño a estudiar!

Razones por las que tu hijo no quiere estudiar

Para ayudar a estudiar a tu hijo es elemental conocer los motivos que le llevan a no estar académicamente tan involucrado. Estas son las razones por las que tu hijo podría no querer estudiar:

  • Falta de interés. La motivación muchas veces está relacionada con el interés que esa materia produce en el niño. En estos casos, mostrar a tu hijo el porqué de estudiar y los beneficios que tendrá en su vida puede ayudar a reavivar esta motivación.
  • La recompensa por estudiar. En ocasiones, los niños deciden no estudiar porque no encuentran una recompensa por hacerlo. Es importante que los padres gestionen el tipo de premios que ofrecen a sus hijos a cambio de realizar sus tareas. Muchas veces, la falta de motivación es simplemente una ausencia de elogios cuando el niño consigue sus objetivos.
  • Dificultad excesiva. Algunos niños pierden rápidamente la motivación cuando sienten que no son capaces de realizar la tarea. En estos casos, se recomienda indagar si se trata de un bache puntual, o por el contrario, el niño manifiesta dificultades en su desarrollo. ¡Descubre si tu hijo presenta retraso madurativo en niños y cómo tratarlo!
  • ¿Y si tiene que ver con la rutina? A edades tempranas, las rutinas son esenciales para los niños. Facilitan su productividad y consiguen una mayor concentración.
  • La afirmación “mi hijo no quiere estudiar” también se puede deber a distintos trastornos del aprendizaje. El más frecuente es la dislexia, pero existen otros.
  • Los problemas en su estado de ánimo también pueden influir. Desde trastornos de ansiedad o estar atravesando acontecimientos traumáticos pueden influir en su concentración.

Generali_Help Kids Study_Mini Graphics_SPAIN_280922.jpg

👉 Esto te interesa: Preadolescencia, Cuándo Empieza y Qué Cambios Afrontar

7 consejos para ayudar a estudiar a tu hijo

Como madre o padre, es normal que el progreso académico de tu hijo te preocupe. Especialmente si crees que su rendimiento está por debajo del esperable en su edad. Aun así, recuerda que todos los niños tienen margen de mejora. Pon en práctica estos 7 consejos para ayudar a estudiar a tu hijo:

1. Concierta reuniones con sus profesores y tutores habitualmente

Los profesores de tu hijo juegan un papel fundamental en su motivación. Por este motivo, conviene que los padres tengan una relación cercana con los docentes. Se trata de alinear los esfuerzos dentro y fuera de clase con el objetivo de ayudar a estudiar a tu hijo.

Concierta reuniones con sus tutores y profesores para conocer cómo se comporta tu hijo en clase. De la misma forma, conversar sobre su rendimiento y las áreas de mejora del niño. Es importante que la sincronía entre el ámbito académico y familiar sea buena.

2. Haz un seguimiento de su evolución académica

Realizar un seguimiento del desempeño y evolución de tu hijo te ayudará comprobar si la evolución es positiva. O si debes reforzar algún aspecto por el contrario. No te limites exclusivamente a revisar sus notas.

Opta por acordar con sus profesores áreas de mejora: podría ser leer todos los días 30 minutos, mejorar la letra o repasar por las tardes la materia que se ha visto durante el día. Involúcrate en realizar ese seguimiento y asegura que tu hijo entiende el objetivo y lo cumple.

👉 ¡Le vendrá bien! Guía de deportes recomendados para niños por edades

3. Fomenta el respeto a sus profesores

Como hemos comentado, sus profesores son grandes aliados para ayudar a estudiar a tu hijo. Reforzar la imagen de respeto y autoridad como docentes contribuirá a que los mensajes del profesor tengan mayor calado.

Evita contradecir el discurso del profesor con tu hijo delante. Pero, ¿qué ocurre si no estás de acuerdo con cierta metodología de uno de sus profesores? Lo más recomendable es compartirlo directamente con el docente para buscar una solución.

4. Asiste a todas las reuniones del colegio

Acudir a los eventos y reuniones escolares te permitirá conocer a otros padres y personal del colegio. Aprovecha para compartir experiencias con ellos. ¡Seguro que obtienes buenos consejos que os sirvan para ayudar a estudiar a tu hijo!

5. Valora el esfuerzo por encima de la nota

Las calificaciones son importantes en la medida que representan la calidad del trabajo del niño. Sin embargo, una mala nota no debería empañar el esfuerzo de tu hijo. Es importante trasladar a tu hijo el valor del esfuerzo que ha realizado, y mostrarle que es el camino adecuado para conseguir una mejor calificación.

6. Recurre a clases particulares si tu hijo las necesita

¿Has detectado que tu hijo presenta dificultades en determinadas materias? Por ejemplo, se le dan peor las asignaturas de ciencias o carece de esa facilidad para los idiomas que otros niños sí presentan. ¡Opta por contratar clases de refuerzo para ayudar a estudiar a tu hijo! La atención más personalizada que recibirá a través de un profesor particular facilitará poner el foco en las áreas de mejora.

¡Recuerda! Contratar un profesor particular no implica que debas delegar el seguimiento de su progreso. Continúa interesándote por su evolución.

7. Revisa sus cuadernos y libros de texto con regularidad

Es recomendable que eches un vistazo a las materias que tu hijo ha trabajado durante el día. Podéis incluso revisar juntos las anotaciones que ha hecho en clase. También resultará útil ojear la materia prevista para las próximas semanas con el fin de anticiparse a posibles dificultades.

¿Cómo trabajar la falta de concentración en niños?

La falta de concentración es una de las razones más frecuentes que pueden conducir a malos resultados académicos o incluso el fracaso escolar. Tanto es así que algunos niños son incluso diagnosticados con trastornos de concentración. En estos casos, el apoyo de un especialista contribuirá a su evolución.

Aun así, existen algunas técnicas que puedes poner en práctica para trabajar la falta de concentración en niños.

  • Asigna un lugar de estudio específico para tu hijo. En la medida de lo posible, debe ser un espacio personal. Evita que su lugar de estudio coincida con estancias de la casa comunes como la cocina, el salón o el comedor. Además, es importante que esté bien equipado: no puede faltar una mesa lisa de estudio, buena iluminación y una silla con respaldo cómoda.
  • Evita la música para estudiar de niños. Si bien varios expertos confirman los grandes beneficios de la musicoterapia, la música puede perjudicar la falta de concentración en niños aún más.
  • Diseña una rutina de estudio. Mantener un horario diario dedicado a hacer deberes y repasar la materia contribuirá a sentar un hábito en tu hijo.
  • ¡No subestimes los descansos! Como ocurre con el deporte, en el estudio los descansos también son importantes para mantener los niveles de concentración altos. Anima a tu hijo a tomar entre 5 y 10 minutos de descanso por cada 50 minutos de estudio.
  • Asegúrate de que mantiene una buena rutina de descanso. Dormir bien por las noches contribuirá a que tu hijo pueda concentrarse mejor. ¡Descubre estos consejos para conciliar mejor el sueño!

 

Generali_Help Kids Study_Mini Graphics_SPAIN_2809222.jpg

 

Cómo motivar a un niño a estudiar

¿Cómo motivar a un niño a estudiar? Esta es una de las grandes incógnitas en muchos padres y madres. La motivación juega un papel fundamental en el rendimiento escolar de un niño. Aumentar la motivación pasa, por un lado, por demostrar la confianza que sus padres tienen en él. Refuerza los mensajes positivos animándole a que continúe esforzándose. También puedes indicarle que se encuentra por el buen camino o demostrarle que tiene la capacidad para conseguir la meta académica.

Diseñar un método de recompensas puede ayudar a cómo motivar a un niño a estudiar. Opta por recompensas no materiales. Desde planes divertidos en familia hasta una celebración donde demuestres a tu hijo tu orgullo por haber alcanzado metas académicas. ¡Prueba con estos juegos al aire libre deportivos y divertidos para niños!

Técnicas de estudio para niños

Las técnicas de estudio para niños son una herramienta muy eficaz para ayudar a estudiar a tu hijo. ¡Te traemos las estrategias con mejores resultados para niños en edad escolar o educación secundaria!

1. Elabora un plan de tiempo

Esta técnica de estudio para niños consiste en elaborar un calendario con todas las actividades distribuidas a lo largo de la semana. Es ideal para aquellos niños con facilidad para distraerse. ¡Te resultarán muy útiles para visualizar posibles sobrecargas de trabajo o actividades!

2. Cómprale una buena agenda de estudio

Hazte con una agenda escolar que le facilite su propia organización de estudio. Podrá incluir todos los trabajos y deberes pendientes, así como fechas clave en su semana como exámenes que debe preparar.

3. Enséñale a hacer resúmenes

A edades tempranas, el esfuerzo que supone leer un texto es, en sí, motivo de una pérdida de concentración. Una manera de ayudar a estudiar a tu hijo es enseñarle a hacer resúmenes de la materia.

Para ello, deberá realizar una primera lectura más superficial. Acto seguido, procederá a una segunda lectura detallada donde identifique ideas clave del texto. Por último, pídele que realice un resumen que incluya la información más relevante.

4. Pon en práctica la técnica de “preguntas y respuestas”

El objetivo de los niños y adolescentes no es que memoricen la materia. ¡Al contrario! Deben poder interiorizarla. Una buena técnica de estudio en niños una vez repasados los temas pasa por “jugar” a las preguntas y respuestas. De esta forma, tú podrás plantearle preguntas sobre el temario y tu hijo tendrá que poner en valor los conocimientos que ha trabajado.

5. El subrayado, técnica de estudio para niños muy eficaz

El subrayado es una de las técnicas de estudio más eficaces para los niños. Ahora bien, solo funciona si tu hijo asume un papel activo destacando las ideas clave del texto. El objetivo es que aprenda a identificar la información relevante del texto. No se recomienda que el subrayado le venga facilitado por los padres.

6. Muéstrale cómo tomar apuntes

Otra manera de abordar la falta de concentración en niños es enseñarles a tomar apuntes durante la clase. Esta técnica de estudio conseguirá mantener la atención de tu hijo durante la explicación del profesor. Es importante que esos apuntes y anotaciones sirvan posteriormente como apoyo para el estudio.

Asegura, desde ya, el futuro de tu familia: la mejor educación, una matrícula universitaria, gastos de manutención o el acceso a los mejores planes de salud. Los Seguros de Vida de GENERALI ofrecen coberturas específicas en caso de incapacidad o fallecimiento.  ¡Consúltanos sin compromiso y un asesor estudiará tus necesidades para escoger el producto que más te conviene!

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Whatsapp