Pasos para jubilarse


DESEADA POR CASI TODOS, PARA DISFRUTAR DE LA JUBILACIÓN HAY QUE PREPARARLA CON TIEMPO SUFICIENTE

Pasos para preparar tu jubilación


Escoge tu plan para jubilarte

El primer paso para jubilarse es reconocer la necesidad de planificar con tiempo. No sabemos si te estás planteando ya este asunto, pero lo que sí es casi seguro es que no sabes cuánto cobrarás el día que te jubiles, y desde luego será menos de lo que cobran los actuales pensionistas.

Con este panorama lo primero que debes hacer es pensar en cómo y con qué cuentas para vivir, en definitiva debes plantearte cómo te gustaría que fuese tu nivel de vida el día que dejes de trabajar. Es importante que cuentes también con toda la información relacionada con la vida laboral, como años cotizados, la base reguladora, las prestaciones por jubilación, jubilación anticipada o por discapacidad.

Cuando tengas claros esos datos y dependiendo de tu ahorro actual y de tu capacidad de ahorro mensual, podrás empezar a planificar tu jubilación.

Pero no te agobies, puedes pedir ayuda gratuita a tu compañía de seguros para informarte sobre todo lo que necesites.

Básicamente se trata de ir guardando una cantidad de dinero cada mes para destinarla a tu jubilación. Si no sabes cómo hacerlo, te recomendamos que hables con los expertos de la compañía, ya que ellos te aconsejarán sobre el Plan que más te conviene y te informarán de todas las ventajas de contratarlo, pero ya te adelantamos que todos los Planes de Pensiones tienen importantes ventajas fiscales, que no debes olvidar.

En España, los afortunados que pueden, suelen ahorrar invirtiendo en lo que comúnmente llamamos “el ladrillo”. Este método claramente es una opción, pero absorbe muchos recursos, limitando por tanto tu capacidad de diversificación del ahorro, además es una herramienta de inversión con poca liquidez, lo cual implica que si por ejemplo tienes una urgencia, tendrás que vender rápido y por tanto por debajo del precio de mercado, haciendo que la rentabilidad obtenida sea muy inferior a la esperada, y es que, como ya sabrás, la vivienda no siempre sube.

Calcula tu Plan de Pensiones

Los productos financieros más habituales para la jubilación, ya que se puede acceder a ellos con capitales incluso modestos (tienen límite de aportaciones), son los Plan de Pensiones , que permiten obtener además de una rentabilidad, importantes ventajas fiscales.

En resumen, antes de contratar un producto financiero, considera la parte de tus ingresos que deberías destinar para la jubilación. Esto no es una fórmula exacta y depende de las siguientes variables: - Tu edad actual - La edad prevista de jubilación (contando con los años cotizados en la Seguridad Social). - El ingreso a compensar cuando te jubiles (calculado por ejemplo como la diferencia entre el 100% del salario menos la pensión que puedas percibir de la Seguridad Social). - En muchos casos se corresponde con el 10% del salario anual dedicado a complementar la jubilación. Te recomendamos utilizar una calculadora online de la pensión futura que te ayudará con esto. Hay muchas, pero si quieres utilizar la de GENERALI pincha aquí .

Elige tu plan de pensiones y jubilación

Hay diferentes Planes de Pensiones: de renta fija, prácticamente sin riesgo, de renta variable, o mixtos (renta fija mixta o renta variable mixta), por lo que podrás elegir aquel con el que te sientas más cómodo.

Los planes de pensiones cuentan con un sistema flexible de aportaciones, pudiendo ser periódicas o extraordinarias.

Además, se permite la movilización a otros Planes o instrumentos de previsión social sin ningún tipo de coste adicional o penalización, por lo que hacen más atractiva su contratación.

Aunque son productos finalistas, es decir, lo percibirás en el momento de tu jubilación (o fallecimiento o invalidez), contempla determinados supuestos en los que podrás rescatar tu Plan, como en caso de enfermedad grave o desempleo. Asimismo, podrás rescatar sin ningún tipo de justificación aquellas aportaciones y sus rendimientos que tengan más de diez años de antigüedad a partir del año 2025.

Es importante que tengas en cuenta que la Ley del IRPF permite que las aportaciones que realices a tu Plan reduzcan tu Base Imponible del impuesto con el límite máximo de la menor de las cantidades siguientes:

• 30% de los rendimientos netos del trabajo o
• 8.000 euros

Todas las aportaciones a tu Plan de Pensiones reducirán tu Base Liquidable del IRPF, lo que conlleva la reducción de los impuestos a tipo marginal y que te permite diferir el pago del impuesto hasta el momento de rescatar tu dinero.

Otros productos para asegurar tu pensión: la gama Multinversión o como se conocen comúnmente, los Unit Linked

Existen también otras alternativas a los Planes de Pensiones, que representan también una alternativa muy importante para diversificar tus ahorros a medio-largo plazo, sobre todo si ya tienes un Plan de Pensiones contratado.

La gama de productos Multinversión, son productos muy flexibles e innovadores gracias a los cuales conseguirás rentabilizar tus ahorros.

Los productos Multinversión, ofrecen soluciones de inversión para cualquier perfil de riesgo, desde el conservador hasta el más decidido, y podrás perseguir el objetivo de rentabilizar tus ahorros e inversiones en el medio-largo plazo en función de las evoluciones de los mercados financieros. Existen productos con protección del capital, para que los clientes más conservadores puedan invertir en los mercados financieros despreocupándose de las consecuencias de posibles fuertes caídas de los mismos.

Los productos Multinversión cuentan con mayor liquidez que un Plan de Pensiones, ya que permiten rescatar a partir del primer día. Además los productos Equilibrio PIAS y Equilibrio SIALP también cuentan con ventajas fiscales, ya que permiten no tributar por los rendimientos obtenidos.

Por último, todos los productos de la gama Multinversión permiten beneficiarse de la tributación diferida: sólo se tributará por capital mobiliario en el momento del rescate sobre las ganancias realizadas, pero si no rescatas tu dinero las ganancias se seguirán invirtiendo en tu póliza sin tributar, contribuyendo a que tus ahorros e inversiones sigan creciendo. Te recomendamos que hables con un experto de confianza que te asesore y que te lo explicará en detalle.

La salud, prioridad número uno para disfrutar la jubilación

Sabemos que en lo primero que piensas es en llegar a tu jubilación en buen estado físico, y si bien el hacer ejercicio regularmente y seguir una dieta basada en una buena alimentación contribuyen a ello, pueden surgir problemas inesperados. Si la salud falla, es importante tener la mejor solución disponible a mano, y además la solución más rápida, porque en algunas ocasiones la rapidez en la atención es fundamental para recuperar la salud.

Lo mejor es contar con un Seguro de Salud , que ponga a tu disposición los mejores especialistas, hospitales, sistemas de diagnóstico y tratamientos. Además te ahorrarás las largas listas de espera, e incluso puedes contar con servicios como el de video llamada para realizar consultas médicas desde tu propia casa.

Recuerda algo importante, para elegir la modalidad adecuada del seguro de salud debes tener en cuenta que los seguros de salud tienen periodos de carencia para determinadas enfermedades, es decir, periodos de tiempo en los que el seguro no tiene activa la cobertura, por lo que es importante planificar bien el momento en el que empezar a buscar el mejor seguro.

Finalmente, debes considerar que hay opciones que te protegen tanto a ti como a tu familia, por lo que no sólo tú te podrás beneficiar de las ventajas de este seguro.

Go top