Qué es el valor venal de un coche. ¿Cómo se calcula?

Te explicamos a fondo un concepto muy importante para conocer la indemnización por siniestro total o para vender tu vehículo.

En este post te contamos todo sobre el valor venal de un coche. ¡Aquí tienes toda la información que necesitas!

¿Qué es el valor venal del coche?

Es sencillo: la cantidad de dinero que el dueño de un coche puede recibir a la hora de venderlo. O, dicho de otra manera, el precio del vehículo en el momento de la venta a otro particular.

También se conoce como valor venal al de la indemnización que un conductor recibiría por parte de su aseguradora en caso de robo, siniestro o incendio total. Se calcula a partir de variables como el precio de un coche de idénticas características y modelo que el nuestro, teniendo en cuenta también los extras no de serie que estuviesen incluidos en la póliza.

La antigüedad es también clave a la hora de realizar la tasación: cuantos más años tenga el coche su valor venal será más bajo. Pero no basta solo con saber cómo tasar un coche por matrícula, pues hay mucho más a tener en cuenta.

Valor venal mejorado, ¿qué es esta variante?

Es un término introducido hace relativamente poco por las aseguradoras, que consiste en aplicar un porcentaje de mejora en relación al valor venal calculado en inicio, lo que incrementaría el valor del vehículo y el precio de las indemnizaciones correspondientes.

No hay un porcentaje de mejora establecido, pues cada compañía lleva a cabo la política que considera al respecto.

¿Por qué es tan importante al contratar un seguro de coche?

Porque determinará las indemnizaciones que recibamos en caso de que perdamos el coche por los motivos antes citados.

Es fundamental, más allá de las cantidades estipuladas en el contrato, conocer a partir de qué antigüedad la compañía de seguros aplicará el valor venal a sus indemnizaciones; cuanto más tiempo continúe basándose en el valor de nuevo (que obviamente es mucho más elevado) mejor para el cliente.

Hay, por ello, que tener claro cuál es la compañía por la que apostamos y qué tipo de seguro nos compensa, valorando la relación entre la cobertura que nos ofrece la aseguradora y el precio de la póliza.

Asegurar un coche antiguo a todo riesgo, por ejemplo, no parece lo más recomendable, puesto que en caso de siniestro las indemnizaciones que recibiremos serán escasas; otra cosa es si nuestro vehículo es nuevo o semi-nuevo.

Para salir de dudas, descubre aquí todo lo que cubre un seguro a todo riesgo.

¿En qué se diferencian el valor venal y el valor de mercado de un coche?

Mucha gente confunde entre valor venal y valor de mercado de un coche, conceptos parecidos pero no iguales ni mucho menos.

Os lo explicamos: para calcular el valor de mercado de un coche se hace una tasación por matrícula en el que se determina el precio de venta (y no de compra) del vehículo.

Este valor tiene en cuenta no sólo los años de antigüedad y las características del modelo, sino también los impuestos, los costes de reparación y el beneficio que sacaría el vendedor al ponerlo a la venta en el mercado.

¿Cómo se calcula el valor venal de un coche y en qué siniestros?

Realizándose una tasación en función a unos baremos que tienen en cuenta las características y la antigüedad del coche.

De cara a las indemnizaciones, como dijimos, la compañía de seguros realizará el cálculo venal del coche si nos lo han robado y está en paradero desconocido, si hemos sufrido un incendio que lo haya dejado inutilizable o tras cualquier situación que deje al vehículo en siniestro total.

Te puede interesar: Cómo contratar un seguro de coche paso a paso

¿Cómo puedo saber el valor venal de mi coche?

Se puede saber el valor venal de un coche de muchas maneras, unas más certeras que otras. Para una primera estimación se puede utilizar una herramienta de valoración de coches online, o utilizar la que disponga la propia aseguradora con la que tengamos nuestro seguro de auto, bien a través de la web o en la app.

También pueden revisarse las tablas que el Ministerio de Hacienda determina y publica cada año en el BOE o consultar el Valor Ganvam (siempre que se pertenezca a la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios).

Esta sociedad también elabora una serie de listados de precios de coches considerando su antigüedad, que actualiza trimestralmente.

Si no nos importa rascarnos el bolsillo acudir a un experto independiente es una opción para disponer de una estimación más fiable y detallada de cara a conocer el valor de los coches.

Éste tendrá en cuenta no sólo datos como la fecha de matriculación y el kilometraje, si no también el tipo de combustible, el estado de conservación del motor y las piezas y otros muchos factores.

Si se está interesado en la venta de coches a profesionales, tanto los concesionarios como otros negocios especializados pueden realizar un análisis para determinar el valor venal. Hay que tener en cuenta que serán parte interesada, por lo que hay que procurar que la evaluación sea lo más transparente y detallada posible.

¿Se puede aumentar el valor venal de un coche?

Sí, es posible. Pero claro, eso precisará de algunas mejoras en el vehículo, que aunque tendrán un cierto coste, pueden salir rentables al revalorizarse significativamente el coche. Por ejemplo, sustituir unos neumáticos desgastados por otros de segunda mano o arreglar arañazos o rozaduras de la carrocería.

La estética también es importante, así que una buena limpieza del coche ayudará a ofrecer una mejor imagen y a darle un mayor valor al vehículo de cara a la venta.