¿Qué cubre tu seguro de coche al viajar al extranjero?

Es tiempo de vacaciones y muchos habréis pensado en utilizar el coche para disfrutar de un merecido descanso, incluso más allá de nuestras fronteras.  Pero… ¡Ojo!

Antes de viajar al extranjero debes revisar tu póliza para evitar sorpresas, pues es esencial tener claro qué cubre y que no tu seguro de coche.

No te preocupes, te lo explicamos todo aquí.

Quizás hayamos pensado en desplazarnos pronto con nuestro coche a algún país extranjero. Una gran opción, pero antes deberemos hacer un trabajo previo no sólo respecto a nuestro vehículo (revisión y puesta a punto), sino en lo que se refiere a nuestro seguro de coche y a la documentación obligatoria de la que debemos disponer.

¿Sirve mi seguro de coche para viajar al extranjero?

Esa es la gran pregunta, si me cubre el seguro de coche en el extranjero.

La respuesta es que sirve en algunos países, por supuesto para toda la Unión Europea, y los países que forman parte del convenio multilateral de garantía, con lo que en cierta manera funciona como un seguro de coche internacional.

Para desplazarse sin preocupaciones por estas zonas deberemos tener contratado como mínimo el seguro de responsabilidad civil obligatoria.

¿Qué es el convenio multilateral de garantía?

Es un acuerdo que permite que el seguro de RC obligatorio del vehículo resulte válido en todos los países firmantes, a modo de un seguro internacional para coche.

Está formado por todas las naciones de la Unión Europea y alguna más:

  • Alemania
  • Austria
  • Bélgica
  • Chequia
  • Chipre
  • Croacia
  • Dinamarca
  • Eslovaquia
  • Eslovenia
  • España
  • Estonia
  • Francia
  • Finlandia
  • Gran Bretaña
  • Irlanda
  • Grecia
  • Países Bajos
  • Hungría
  • Islandia
  • Italia
  • Letonia
  • Lituania
  • Luxemburgo
  • Malta
  • Noruega
  • Polonia
  • Portugal
  • Suecia
  • Suiza

Si tuvieses un accidente en un país de la UE, los límites de indemnización serán aquellos establecidos en ese Estado (aunque si son menores de los que se aplican en España, se aplicarán estos últimos). Si no, se aplicarían los límites de indemnización establecidos en cada territorio.

Más allá de los países en los que se ha homologado esta especie de certificado internacional de seguro de automóvil,hay otras naciones que forman parte del Convenio Inter-Bureaux.

Para circular por sus carreteras hay que llevar consigo la Carta Verde.

Desde el 01/06/2021 esta “Carta Verde” se sustituye por el Certificado Internacional de Seguro, que deja de ir en un “preimpreso verde” y pasa a imprimirse, a demanda del cliente, en un papel blanco DINA4, aunque las “cartas verdes” emitidas con anterioridad a esta fecha siguen teniendo validez, de la que hablaremos luego.

Son estos: Albania, Bielorrusia, Bosnia, Bulgaria, Macedonia, Irán, Israel, Marruecos, Moldavia, Rumanía, Rusia, Serbia, Montenegro, Túnez, Turquía y Ucrania.

Pero, ¿y si quieres viajar a un país que no pertenezca a ninguno de estos dos convenios? Debes solicitar en la Jefatura Provincial de Tráfico un permiso de conducir internacional, que tiene una validez de un año y suscribir un seguro en el país de destino.

¿Qué coberturas me da el seguro en el extranjero?

Depende de las garantías que tengas contratadas con tu compañía.

El seguro de coche para el extranjero básico, desde luego, no brinda una amplia cobertura más allá de nuestras fronteras, pues sólo se hace cargo de los daños que el asegurado provoque con su coche a otros conductores o vehículos, lo que se conoce como responsabilidad civil.

¿Puedo ampliar el seguro obligatorio?

Si el seguro de RC obligatoria nos parece insuficiente, tenemos opciones de sobra para ampliar la cobertura de nuestra póliza.

A este se le pueden añadir las coberturas de suscripción voluntaria que hayamos determinado junto a la aseguradora, tal vez para ampliar el ámbito geográfico en el que estamos cubiertos o para incluir garantías adicionales como rescate, reparación de vehículo, robo, incendio, lunas, traslado del coche, asistencia sanitaria, asistencia en carretera

¿Qué debo hacer antes de viajar?

Además de revisar tu coche y comprobar que está en condiciones para realizar un largo viaje, es fundamental conocer qué coberturas y condiciones establece tu contrato en lo referente a los viajes al extranjero.

Si crees que tu seguro puede quedarse corto y necesitas alguna cobertura adicional, siempre tienes la opción de contactar con tu aseguradora para solicitar una mayor protección antes de ponerte en marcha.

Documentación necesaria para ir al extranjero

Aparte de la documentación obligatoria que debemos llevar siempre en el coche (carnet de conducir, permiso de circulación, tarjeta de la ITV), deberemos llevar siempre nuestro DNI y/o pasaporte.

Si viajamos con nuestro vehículo, habrá que disponer como es lógico del seguro de coche y si fuera preciso la Carta Verde (Certificado Internacional de Seguro desde 01/06/2021), en los países de a Unión Europea no es necesario este certificado, y el permiso de conducir internacional.

¿Qué es la Carta Verde o Certificado Internacional del Seguro?

La Carta Verde (nombre coloquial con el que se conoce al Certificado Internacional del Seguro) es un documento que garantiza en el extranjero que tu coche está asegurado, probando que en caso de accidente se tiene cubierta la responsabilidad civil obligatoria, y que tu coche procede de uno de los países que forman el convenio multilateral de garantía.

Es indispensable, por lo tanto, la tarjeta verde para circular por  los países firmantes del de este acuerdo, insistimos que en la Unión Europea no es necesario.

Pasos para obtener la carta verde

Ya sabemos que es la carta verde del seguro, pero… ¿cómo se puede obtener?

No hay demasiado misterio. Basta con contactar con la aseguradora con la que tengamos contrato -casi todas las compañías la gestionan- para solicitarla.

Eso sí, hay que estar pendiente de que no quede obsoleta, pues la carta verde caduca cada año; si la tenemos caducada y la necesitamos otra vez deberemos demandarla de nuevo.

¿Y si me quedo a vivir en el extranjero?

En ese caso también es necesario contactar con la compañía de seguros, que optará o por anular tu póliza o por realizar una nueva valoración acerca de su precio en función de los riesgos a los que se exponen cliente y vehículo en su nuevo entorno.

Si por su parte el asegurado no está satisfecho con las condiciones, siempre tiene la posibilidad de cambiar de compañía.