Logo GENERALI
Logo GENERALI

Vivir en pareja es uno de los pasos más emocionantes de muchas relaciones. ¡Aunque también es una prueba de fuego! La convivencia puede ser el elemento que una, aún más, a las dos personas. O, por el contrario, a partir del cual empiecen los problemas… Es por ello que saber controlar los gastos compartidos de vivir en pareja es elemental para la salud de la relación.

En España existe una regla tácita por la que, cuando dos personas empiezan a salir, los planes se suelen pagar a medias. Una cena romántica, ir al cine o una escapada de fin de semana. Lejos queda ya ese clasismo por el cual uno de los dos debe asumir los gastos totales.

Dicho esto, lo que antes se resumía en un simple cálculo matemático para dividir la cuenta entre dos, cuando se da el paso de mudarse juntos controlar los gastos compartidos de vivir en pareja se vuelve mucho más complejo. De ahí que sea importante acordar unas reglas comunes para evitar malentendidos.

¿Sabes cómo gestionar los gastos compartidos de vivir en pareja? ¿Qué desembolsos deben asumirse conjuntamente? ¿Es recomendable compartir los gastos siempre a la mitad, o equitativamente en función del salario de cada uno? Consulta esta GUÍA y descubre todos los trucos para compartir gastos en pareja.

GUÍA para controlar los gastos compartidos de vivir en pareja

Lo primero que debes tener en cuenta es que no todo el mundo usa el mismo sistema para compartir gastos de vivir en pareja. De hecho, ni siquiera existe una metodología correcta para hacerlo. Lo importante es poder llegar a un consenso y, sobre todo, que sea financieramente sostenible. Para ayudarte hemos elaborado esta GUÍA para compartir gastos compartidos con tu pareja.

Acordad el sistema de gastos compartidos en pareja

El primer consejo tiene que ver con la transparencia con la que se aborde el tema. Lejos de ser un tema tabú, la gestión de los gastos compartidos debería ser una conversación natural. Es recomendable que acordéis un sistema de gastos en pareja en el que ambos os sintáis cómodos.

Lo más habitual es que el esfuerzo económico se haga a partes iguales. Sin embargo, en determinadas parejas los sueldos son muy dispares. Es por ello que una buena idea es consensuar una repartición de gastos en función del salario. Las ventajas son evidentes: ambos podréis llevar niveles de vida similares, disfrutar de los mismos caprichos y afrontar los gastos compartidos equitativamente.

👉 ¿Los conocías? 5 Dispositivos Inteligentes que Mejoran la Comodidad de tu Hogar

Listad los gastos compartidos recurrentes

A la hora de poder calcular adecuadamente la fórmula para compartir los gastos en pareja, es vital saber identificar aquellos recurrentes. Si vivís juntos, es probable que tengáis que enfrentar un alquiler o cuota de la hipoteca todos los meses, la factura del agua, el gas, la electricidad o Internet.

Una vez tengáis una cantidad totalizada, os resultará más sencillo calcular cómo repartir esos gastos compartidos. A fin de cuentas son gastos en los que ambos participáis.

👉 ¡Te interesa! ¿Cómo entender la Factura de la Luz? Consejos para Desglosarla

Identificad aquellos gastos individuales de cada uno

Distintos son aquellos gastos o caprichos individuales. Una buena práctica será la de identificarlos para así poder sacarlos del cálculo de los gastos compartidos. Aunque durante la primera etapa quizás resulte romántico y muy generoso, decidir compartir todo a medias podría acabar erosionando la relación con el tiempo.

Ya sea la cuota del gimnasio, el abono transporte o ir de rebajas. Conviene acordar qué caprichos de disfrute personal debe asumirlos una sola persona.

Abrid una cuenta conjunta para gestionar los gastos en pareja

Es la mejor forma de distribuir los gastos compartidos recurrentes de una forma sencilla. Abrir una cuenta a nombre de los dos facilitará el pago del alquiler o hipoteca, pagar la compra mensual o domiciliar determinadas facturas. Para esto, podéis acordar dos maneras de hacerlo:

  • Cada uno mantiene su cuenta bancaria personal donde recibe sus ingresos, mientras abrís otra conjunta solo para gestionar los gastos compartidos.
  • También podéis optar por cerrar ambas cuentas personales y abrir una compartida que agrupe ambos sueldos y gastos. Es decir, simplificar las finanzas en una misma cuenta bancaria. Esta suele ser la preferida por las parejas muy consolidadas.

¡Consejo! Es importante que figure siempre el nombre de ambos titulares, tanto para realizar operaciones como para acceder a los datos bancarios. Aunque nadie espera que ocurra, en caso de acabar la relación, será mucho más sencillo dirimir qué le corresponde a cada uno.

Define quién paga qué

Algunas parejas deciden abordar los gastos compartidos en función de sus hábitos. Así, un miembro se encarga siempre de hacer la compra y abonarla, mientras que el otro se ocupa de asumir la manutención del coche, las compras de ropa o la hipoteca. Si es el caso, recordad estipularlo nítidamente para evitar fricciones en el futuro. No es recomendable que vaya surgiendo de manera orgánica sin que nadie opte por verbalizarlo.

👉  ¡Te sorprenderá! ¿En qué consiste la regla de ahorro 50/20/30?

Garantiza una protección económica para la pareja

Aunque pocas personas conocen su utilidad, garantizar la protección económica de la pareja cuando se comparten gastos es fundamental. En cualquier momento podríais tener que afrontar un imprevisto como un despido, una incapacidad o un accidente que tambalee la economía de la pareja.

Contar con un Seguro de Vida con coberturas específicas para la pareja evitará que la otra persona se vea, de repente, obligada a asumir todos los gastos. Las mejores aseguradoras ofrecen distintas garantías, en función de las necesidades de la pareja como un seguro específico para Hipotecas que garantiza el pago pendiente del préstamo, el seguro de Protección Familiar o seguros de Vida Fácil para garantizar el bienestar financiero de ambos.

Poned las facturas a nombre de los dos

Recordad poner siempre las facturas a nombre de los dos. Ya sea la factura de luz, el agua, el alquiler o el crédito de un coche si lo compráis a medias. Es la mejor forma de proteger el patrimonio común y evitar problemas legales en el futuro.

Errores a la hora de compartir gastos en pareja

Existen determinadas conductas que dificultan la gestión de los gastos compartidos en pareja. Evita cometer estos errores.

Distintas formas de gastar o percibir el ahorro

Como se suele decir, cada persona es un mundo. Y eso incluye también el tipo de perfil financiero. Podría darse el caso en el que un miembro de la pareja tenga una mayor tendencia al gasto mientras que el otro sea más ahorrador. Esto podría generar diferencias de opinión que acaben minando la relación. Es por ello que conviene siempre tomar decisiones conjuntamente y tratar de ser flexible.

La gestión de los imprevistos

La mayoría de parejas pasan por alto escenarios en los que uno de los dos deja de ingresar mensualmente un salario. Es importante contemplar distintas casuísticas para así tener una mayor capacidad de reacción. Contar con un Seguro de Vida que cubra cualquier imprevisto os ofrecerá una gran tranquilidad. Además, garantizaréis que vuestro bienestar no esté expuesto a un riesgo.

Problemas en la comunicación a la hora de acordar gastos compartidos

La mayor parte de los problemas a la hora de gestionar los gastos compartidos de vivir en pareja vienen dados por la falta de comunicación. Compartid todas las dudas, inquietudes y preguntas que surjan. Lo importante es que surja un vínculo de confianza también en lo que tiene que ver con el dinero.

Las mejores apps para compartir gastos en pareja

Existen algunas herramientas muy útiles a la hora de distribuir los gastos. ¡Descubre las mejores apps para compartir gastos en pareja!

  • Splitwise: empieza a gestionar tus gastos compartidos en pareja de una forma sencilla. Podéis abrir cuentas de cálculo de gastos diferentes: para la casa, para un viaje o para el día a día, y tenerlos todos controlados.
  • Tricount: esta app permite calcular los gastos en los que incurre cada uno, reflejando un saldo favorable a aquel que haya gastado más. Además, también puedes configurar alertas con el cobro de facturas.
  • Splid: además del control financiero, esta app para compartir gastos en pareja permite exportar hojas de cálculo en excel o pdf.
  • Settle up: gracias a su diseño de gráficos de burbujas, esta app es ideal para los gastos compartidos en grupo. Utilízala para viajes, cumpleaños o cenas de amigos.

👉  ¡Te será útil! ¿Cómo controlar tus gastos fácilmente? 7 apps de presupuesto y ahorro

Ahora más que nunca, es importante garantizar tu bienestar y poder disfrutar de los mejores años tras la jubilación. Los Planes de Pensiones de GENERALI ofrecen una amplia gama de soluciones. Si tienes dudas, ¡consúltanos sin compromiso y un asesor estudiará tus necesidades para escoger el producto que más te conviene!

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Whatsapp