Cómo saber si un coche tiene seguro

Cabe recordar que en España la ley obliga a cualquier propietario a tener contratado un seguro de responsabilidad civil para garantizar los daños que se puedan causar a terceros con motivo de la circulación, ya sean físicos o a sus bienes. A pesar de ello, hay vehículos circulando sin póliza en vigor, y aunque parezca improbable, puede haber muchas situaciones en las que necesitemos conocer si un vehículo dispone de seguro. Imaginemos que nos hemos visto involucrados en un accidente y el otro implicado se ha fugado sin facilitarnos sus datos; o estrenamos un coche de empresa y nos entran dudas al no haber recibido mucha información.

Existen casos en que precisemos conocer esa información. Pero… ¿de qué manera podríamos hacerlo? Vamos a explicar cómo saber si un coche tiene seguro y cómo proceder en los distintos casos.

Opciones para informarte de si un coche tiene el seguro en vigor

Hay dos posibilidades para conocer si un vehículo dispone de su correspondiente y obligatorio seguro de coche

Fichero FIVA

El Fichero FIVA (Fichero Informativo de Vehículos Asegurados) es una base de datos gubernamental en el que se registran todos aquellos vehículos que han sido dados de alta en alguna de las compañías de seguros:  

Resulta complicado acceder a la información del fichero informativo de vehículos con seguro ya que no es un archivo público y queda reservado prácticamente a consultas de estamentos públicos o privados con el fin de ajustarse a la LOPD. Pero no es imposible, existiendo tres opciones: 

-Solicitar presencialmente la información, personándose en una delegación del Consorcio de Compensación de Seguros y rellenando y entregando allí un modelo de consulta de aseguramiento de vehículos con matrícula española, amén de otros como un parte de daños (o declaración amistosa de accidente) y una especificación de si acudes como solicitante de información o representando a otra persona, en caso de que procediera.

  • Realizando la misma operación a través de correo –Departamento de Producción, Paseo de la Castellana 32, 29046 Madrid-, fax –91 339 55 14– o correo electrónico -ccsprod@consorseguros.es-. No se admite la llamada telefónica.
  • Efectuando la consulta a través de la web, una vía que no podrá llevar a cabo cualquiera pues se reserva a ciertas entidades aseguradoras, centros sanitarios y servicios de emergencias médicas.

Recuerda que en caso de accidente, tu propia compañía de seguros gestionará y tramitará esta gestión, por lo que no deberás preocuparte de consultar el fichero. 

Informe de la DGT

La otra gran opción para conocer si un vehículo dispone de su pertinente seguro obligatorio, y más asequible. En la sede electrónica de la DGT existe información dispuesta para todos los usuarios que la necesiten.

Tenemos que aclarar que en el site de la Dirección General de Tráfico existen numerosos tipos de informes, pero solo el completo refleja si el coche tiene contratado algún tipo de seguro. Para obtenerlo, además de pagar la tasa correspondiente, deberemos aportar la matrícula, el número de bastidor o el de identificación del vehículo.

Este documento que certifica que un vehículo cuenta con seguro en vigor puede obtenerse de tres maneras: 

  • Mediante una gestoría especializada, una opción cómoda pero también la más costosa -tampoco demasiado, alrededor de 25 euros-.
  • Por medio de la sede electrónica de la DGT. Hay que disponer de un certificado digital, DNI electrónico o Cl@ve y realizar los siguientes pasos: comprar la tasa 4.1. para el informe completo; entrar mediante la vía que corresponda; seleccionar el tipo de informe que deseamos obtener; introducir los datos del vehículo sobre el que se quiere indagar y el motivo de la consulta; introducir el código de la tasa adquirida previamente; y descargar el informe solicitado.
  • En la Jefatura Provincial de Tráfico, personándose allí con cita previa tras haber llamado al 060 o realizado la gestión online. Estos son los pasos: cumplimentar la solicitud por el documento oficial impreso, que podemos ya llevar descargado o solicitar allí; acreditar tu identidad mediante DNI -o en caso de ser extranjero por medio del NIE, tarjeta de residencia y pasaporte-; especificar el motivo de la consulta; y haber realizado el pago de la tasa a través por internet, en la propia Jefatura o en una entidad adherida al pago de tasas con cargo en cuenta.

A pesar de todo lo indicado hasta el momento, recuerda que la manera más rápida de saber si un vehículo está asegurado, es preguntarle al propietario del vehículo.