Logo GENERALI
Logo GENERALI

Todo motorista sabe que el invierno es la peor época del año para circular sobre dos ruedas. La climatología adversa, el frío o la falta de visibilidad aumentan el peligro de caerse de la moto o tener un accidente. Aun así, es posible conducir en moto en invierno y hacerlo con seguridad.

Te explicamos las precauciones a tener en cuenta y cómo adaptarse al frío o la nieve en moto.

2065794_GeneraliSpainInfographicRecommendationsfordrivingamotorcycleinwinter_1100x2711_020824.jpg

1. Presta atención a la climatología

Es uno de los aspectos más importantes. La climatología puede incluso limitar la circulación sobre dos ruedas. Por ello es vital que revises siempre la previsión meteorológica antes de salir de casa. Recuerda que no solo basta con mirar el cielo para llegar a tu destino. Horas más tarde deberás regresar, y quizás el tiempo ha cambiado por completo.

Usa portales de previsión climatológica fiables capaces de predecir la evolución de la lluvia, nieve o fuertes rachas de viento cada hora. Meteoblue te permitirá conocer la dirección del viento o pronosticar la meteorología de los próximos 14 días. La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ofrece un sistema de avisos y el nivel de riesgo en cada punto de España.

▷ ¿Lo sabías? Las mejores rutas en moto por España

2. Lleva equipamiento para conducir en moto en invierno

¿Cómo no pasar frío en moto? La ropa adecuada para conducir en moto en invierno es una garantía para mantenerte cómodo sobre tu vehículo. No basta con un abrigo de moto o unos guantes bien calentitos. Existe equipamiento especializado capaz de resistir temperaturas bajo cero.

Guantes de moto para invierno

A la hora de comprar unos guantes de moto de invierno opta siempre por modelos con varias capas. Se recomienda siempre que la capa superficial sea siempre impermeable. Además, busca unos transpirables para mayor higiene.

Los mejores guantes de moto de invierno llevan capas térmicas en su interior protegiendo principalmente en dorso de la mano, que es la parte que está más expuesta al frío. Algunas tiendas especializadas tienen incluso guantes de moto de invierno calefactables. 

Recuerda que unos buenos guantes también te protegerán en caso de caída. Busca un modelo con refuerzo en los nudillos, palmas y falanges. Existen incluso unos de caña larga que protegen por encima de la manga para trayectos largos de montaña y bajas temperaturas.

Chaqueta de moto para invierno

Es imprescindible que la chaqueta para conducir en moto en invierno sea también impermeable. Te protegerá del frío, la lluvia o la nieve. Algunos modelos incluyen una membrana impermeable que puedes equipar a la chaqueta cuando el clima sea más húmedo.

✅ ¡Importante! Elige bien la talla de tu chaqueta de moto para invierno. Es importante que vayas cómodo sobre el vehículo y tengas libertad de movimientos.

Pantalón de moto para invierno

Suele ser menos habitual entre los motoristas aficionados, ¡aunque muy útil para los habituales! En el mercado existen pantalones de moto para invierno de varios materiales: cuero, vaqueros, offroad o cordura. Los dos primeros son los menos recomendables porque no protegen bien del frío.

Hazte siempre con unos certificados. La homologación A, AA o AAA indica el grado de protección contra las abrasiones que ofrecen. Y, por supuesto, opta por un modelo con forro térmico en su interior.

✅¡Consejo! Antes de comprar el pantalón de moto de invierno pruébatelo con las botas que llevarás. Conviene siempre ver a qué altura quedan respecto al tobillo y cómo se acoplan al calzado.

Manoplas de moto para invierno

Las manoplas de moto son los accesorios que se instalan en el manillar y permiten una protección contra las bajas temperaturas adicional. Asegúrate de que sean impermeables y térmicas. Incluso las hay con calefacción integrada, ¡y puedes ajustar la intensidad de calor al gusto!

▷ ¿Las conocías? Estas son las 5 carreteras más peligrosas de España

3. Garantiza la visibilidad del conductor y pasajero

Durante los meses de invierno, la visibilidad en carretera es siempre menor debido a que los días son más cortos y la climatología tampoco ayuda. Tan importante es que veas tú como otros conductores te vean a ti. Por eso se recomienda siempre llevar elementos reflectantes y fluorescentes.

Usa un chaleco reflectante o elementos fluorescentes en la chaqueta de moto de invierno, casco o cubre pantalón de moto. Siempre que sea posible, evita vestir de negro pues pasarás más desapercibido.

4. Lleva neumáticos de invierno

¿Te has percatado de las ventajas de unos buenos neumáticos de invierno? Su función principal es sencilla: proporcionan un mejor agarre en caso hielo o lluvia en el asfalto. Cuentan con un dibujo en el neumático más profundo, normalmente 4 milímetros al menos, para una mejor adherencia.

Además, gracias a la goma específica con la que están fabricados pueden resistir temperaturas superiores a los 10ºC bajo cero.

✅¡Importante! A la hora de colocarlos, conviene contar siempre con la ayuda de un profesional. Para ello, aprovecha las facilidades de tu seguro. En GENERALI, por ejemplo, nuestro Seguro de Moto pone a disposición de nuestros clientes una red de talleres especializados para cualquier tipo de avería o mantenimiento de tu moto.

5. Cuidado con la sal en carretera

La sal previene las heladas en carretera. Es por ello que las administraciones suelen esparcir una cantidad generosa en aquellos puntos donde existe riesgo de congelación. Sin embargo, los motoristas deben tener mucho cuidado con esto.

Una cantidad de sal excesiva disminuye la adherencia de los neumáticos al asfalto. Además, si se ha esparcido por una curva, el riesgo de caída aumenta. Por no hablar de que la sal puede ser corrosiva para algunos componentes del vehículo.

6. Toma las curvas con suavidad

Saber cómo tomar las curvas es vital para tu seguridad. Si el asfalto está mojado o existen principios de helada, recuerda abrir el giro todo lo que puedas sin ocupar el carril contiguo. Cuanto más amplia tomes la curva, mejor. Y siempre a una velocidad moderada.

7. Mantén una buena temperatura corporal

Las bajas temperaturas, aún si llevas la mejor ropa de moto de invierno, te harán perder calor corporal. Esto provoca que tu cuerpo se entumezca y pierdas capacidad de reacción. Para mantener la temperatura corporal intacta realiza paradas más frecuentes y aprovecha para tomar una bebida caliente.

Un truco común entre los motoristas más veteranos es aprovechar el calor que emana del tubo de escape para calentar las manos. Eso sí: ten cuidado de no sufrir una quemadura.

✅¡Recuerda! Evita hacer comidas copiosas antes de emprender la marcha. Una digestión pesada dificultará que tu cuerpo luche contra el frío y podrías perder calor rápidamente.

8. Lleva la ventilación del casco abierta

¡Quizás no habías caído! Las bajas temperaturas harán que la pantalla del casco se empañe. Esta sensación incómoda también perjudicará a tu visibilidad y puede resultar peligroso. Una forma de evitarlo es manteniendo las tomas de aire abiertas para permitir una constante circulación de aire.

Otra alternativa es equipar el casco con un PinLock. Se trata de un sistema doble de pantalla capaz de luchar contra el vaho en el casco.

▷ Te resultará útil: Pros y Contras de tener una moto como medio de transporte

9. Realiza un mantenimiento del vehículo

Otra forma de garantizar tu seguridad al conducir en moto en invierno es realizar las revisiones adecuadas al vehículo. Es recomendable que acudas al taller antes de la llegada del invierno. Realiza un chequeo del estado de las ruedas, la eficacia de los frenos o la capacidad de amortiguación del vehículo.

En GENERALI contamos con un Seguro de Moto diseñado pensando en las verdaderas necesidades de los moteros. Podrás incluir la mejor asistencia en carretera en caso de avería, una cobertura contra robos, daños en la moto o la pérdida total de la misma, así como defensa jurídica de multas. Si estás pensando en cuál es el seguro de moto apropiado para ti, ¡consúltanos sin compromiso!

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
  • Facebook
  • X
  • Linkedin
  • Whatsapp