Seguros para vehículos híbridos o eléctricos

LAS ALTERNATIVAS DE MOVILIDAD SOSTENIBLE SON YA PARTE DE NUESTRO DÍA A DÍA



Moverse de forma eficiente y sostenible

Los coches y motos son cada vez más seguros, pero cuando surgen imprevistos necesitas contar con un buen seguro.

Empecemos por el principio, el TODO RIESGO no existe, existen seguros con coberturas muy amplias y que van más allá de cubrir un accidente. Efectivamente, esa denominación es generalmente utilizada para denominar a los seguros que cubren los daños propios del vehículo en caso de accidente, además de otras garantías, pero lo veremos más adelante.

Para los incidentes que se producen en la circulación, el seguro tiene soluciones, como ocurre con las asistencias en carretera, o en vías urbanas –nos referimos a cuando el coche o la moto te dejan tirado- que se producen cada ocho segundos en España, con un total de casi 960.000 percances. Esta es una de las coberturas del seguro más utilizadas pero hay más y lo vemos a continuación.

Coche nuevo o usado, cada uno con su seguro

Estrenar coche es uno de los deseos más extendidos, pero a veces se tiene cariño a uno con el que empezamos a conducir o que nos regalo nuestro padre, en cualquiera de las dos situaciones es necesario, perdón obligatorio y necesario, contar con un seguro para el vehículo.

Por ley todos los vehículos deben tener un seguro. Existe una gran variedad de coberturas entre las que podrás elegir las que mejor se adapten a tus necesidades. Dependiendo del uso que le des a tu vehículo optaras por una buena asistencia en viaje o por una cobertura de accidentes. Pero además siempre tendrás la posibilidad de contratar un seguro a terceros o a todo riesgo, con coberturas para daños producidos a otros vehículos, bienes o personas, además de cubrir también un accidente en el que no tengas la culpa.

¿Cuándo interesa una cobertura a “todo riesgo”? Pues cuando el vehículo es nuevo y por lo tanto quieres tenerlo como el primer día.

Puedes considerar que si la prima del seguro se eleva por encima de lo que te puedes permitir, hay soluciones para reducir el precio del seguro mediante la contratación de la modalidad de franquicia -es decir la cantidad que la compañía no te cubrirá en caso de accidente- lo habitual está entre 300€ y 500€ que tendrías que asumir en caso de daños en tu vehículo.

Por supuesto que este tipo de seguros cubre el incendio y el robo del vehículo, la asistencia en viaje, lunas, etc.Y para los muy exigentes esta modalidad puede también puede incluir una situación importante si dependes del coche, como es el vehículo de sustitución, para que no te quedes tirado mientras te reparan el coche y te lo dejan como nuevo.

En el caso de utilizar garaje propio o de la comunidad, evitarás algunos daños que podrían producirse por aparcar en la calle. Te recomendamos que incluyas la franquicia, ya que al poder evitar algunos pequeños daños, también evitarías pagar más.

¿Y el de terceros para cuando? Pues por eliminación, para los coches que ya llevan un tiempo en la familia, y nos prestan un buen servicio, pero su valor en caso de pérdida no justifica una prima elevada. Es el típico segundo coche para realizar tareas diarias como llevar a los niños al cole, hacer la compra, etc.

En esta modalidad, además de cubrir el seguro obligatorio y dejarte a cubierto con esta obligación legal, lo importante es la cobertura que presta por los posibles daños materiales o personales que puedas ocasionar con tu vehículo. Se puede complementar, y de hecho es muy recomendable, con una garantía de ocupantes, para los daños que puedan sufrir las personas que viajáis en él, o incluso las lunas o el robo, todo ello es opcional, y dependiendo de tus circunstancias personales podrás elegir lo mejor para tu caso.

Importante para tener en cuenta: La reciente actualización de las indemnizaciones en daños personales hace recomendable que revises bien la cobertura de Responsabilidad Civil que es la clave, no debería estar por debajo de 50 millones de Euros para evitar sorpresas en caso de que puedas necesitarlo.

Coche nuevo o usado, si puede ser híbrido o eléctrico mejor

Prácticamente todas las marcas del mercado disponen de modelos que ahorran contaminación al medio ambiente, desde los nuevos modelos diésel, que contaminan menos que los de gasolina, hasta los eléctricos y los híbridos. Hay soluciones para casi todos los gustos y los bolsillos.

Ya sabes que debes contar con un seguro obligatorio y además existen seguros especiales para vehículos eléctricos e híbridos, que tienen garantías adaptadas a este tipo de coches.

Estos vehículos también deben estar asegurados obligatoriamente, pero no solo deberían tener el seguro de Responsabilidad Civil al que obliga la ley, es importante que ajustes las coberturas a tu coche híbrido o eléctrico y a tus necesidades reales para no llevarte sorpresas.

Claramente el seguro a Todo Riesgo es el más completo, pero también tiene un coste superior y suele disfrutar de amplísimas coberturas. Comprueba que estén incluidas todas ellas como el vehículo de sustitución, el servicio de grúa sin límites kilométricos de remolque, los daños que se pueden producir por colisión con animales, la cobertura de equipaje y objetos personales, el servicio de defensa de multas y defensa del carnet por puntos y también en caso de accidente el servicio de segunda opinión médica e incluso la adaptación del coche o de tu vivienda si así lo necesitas y también el asesoramiento médico y psicológico.

También hay motos eléctricas

Hay ciudades que han adoptado la moto como el medio de transporte urbano más utilizado, claro que se tienen que dar condiciones meteorológicas para que eso ocurra, como en toda la vertiente mediterránea española, que tradicionalmente es la zona que más motos aporta al tráfico. Consumen poco, se aparcan en cualquier sitio y el mantenimiento es fácil y barato. Pero… y siempre hay un, pero: tiene mayor riesgo de daños personales en caso de accidente.

Esta opción es muy utilizada por las personas que se desplazan solas en recorridos cortos y urbanos. Si te encuentras en ese grupo de usuarios ésta es una buena opción. Movilidad limpia sin necesidad de comprar una.

Importante para tener en cuenta: Las motos necesitan su seguro obligatorio, y por supuesto las que se pueden utilizar de forma compartida lo tienen incluido en su precio, pero revisa bien las condiciones y amplíalo si lo consideras necesario en tu caso.

Y no te olvides del seguro de accidentes del conductor, ya que en este tipo de vehículos se hace “imprescindible”, cómo hemos comentado el riesgo de accidente es mayor, de hecho, lo afirma la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su publicación realizada en el año 2017: En los casos de accidentes de motos los conductores de estos vehículos son las personas más vulnerables de la calzada junto con los ciclistas y los peatones.
Go top