Logo GENERALI
Logo GENERALI

«La artritis puede ser de muchas formas y puede afectar a personas de todas las edades, no solo a los mayores», dice la doctora Wendy Holden, consultora de reumatología y asesora médica en Arthritis Action. En España, un total de 4 millones de personas sufren artritis lumbar, según un estudio elaborado por la Sociedad Española de Reumatología, lo que la convierte en una de las causas de dolor y discapacidad más significativas. Aun así, informarse todo lo posible sobre la artritis (especialmente sobre cómo controlar el dolor y los tratamientos más innovadores) puede marcar la diferencia para ayudarte a ti o a algún ser querido a vivir bien con la enfermedad.

 

Todo sobre la artritis

 

«El término artritis significa inflamación de las articulaciones», explica la doctora Holden. «La inflamación forma parte del proceso normal de curación del cuerpo». Podemos imaginarnos la artritis como un hematoma con inflamación dentro de las articulaciones, lo que puede provocar dolor y rigidez.

«No hay una única causa para la artritis. Algunos tipos son genéticos, por lo que se heredan en la familia, o son más comunes en hombre o en mujeres. La edad es otro factor. La osteoartritis suele ser un problema que aparece en etapas posteriores de la vida, mientras que otros tipos de artritis, como la artritis reumatoide y la espondiloartropatía, suelen aparecer en adultos jóvenes. El daño en una articulación, como un hueso roto, podría resultar en una osteoartritis en el futuro. Según la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria, determinadas infecciones como las reumatológicas inflamatorias (espondiloartropatías), otras no inflamatorias (artrosis) o algunas enfermedades sistémicas (como las endocrinas o de depósito), también pueden ser todas ellas causas de artritis.

Finalmente, el estilo de vida también influye. Por ejemplo, beber alcohol podría provocar un ataque de gota, mientras que fumar está relacionado con la artritis reumatoide».

«El peso corporal también está estrechamente relacionado con la artritis», dice Martin Lau, nutricionista certificado en Arthritis Action. «Esto es especialmente cierto en el caso de la osteoartritis, la artritis reumatoide y la gota, los tres tipos más comunes de artritis». Por ejemplo, la osteoartritis es la más común —y normalmente la más dolorosa— para personas con sobrepeso, ya que el exceso de peso supone una presión adicional en las articulaciones que soportan el peso.

«Un importante estudio mostró que perder medio kilo supone una reducción de la presión en las rodillas de casi dos kilos en cada paso. Y, para aquellos con artritis inflamatoria, la pérdida de peso podría aumentar las posibilidades de remisión».

 

¿Cuáles son los tratamientos más innovadores para la artritis?

 

«Las investigaciones más recientes muestran que un enfoque de autocontrol respaldado para lidiar con la artritis puede mejorar significativamente la calidad de vida», dice la doctora Holden. «Dicho de otra forma, este enfoque implica encargarse uno mismo de la enfermedad usando diversos métodos para hacer frente a los impactos, tanto físicos como mentales, de la artritis. Dichos métodos incluyen hacer ejercicio, vigilar el peso, controlar el dolor y llevar una alimentación saludable, y todo ello puede mejorar significativamente la calidad de vida. Puesto que la artritis afecta a cada uno de forma diferente, cada persona puede elegir las técnicas que le aporten mayores beneficios».

Tal y como explica la Sociedad Española de Reumatología, la postura en los niños es determinante para no empeorar las consecuencias de la artritis crónica juvenil. Se debe evitar que las articulaciones inflamadas se queden rígidas en una mala posición. Se recomienda que los niños que padecen este tipo de problemas duerman con los brazos y las piernas estirados, para que las extremidades mantengas una correcta postura. En el caso en que la artritis esté localizada en las rodillas o la cadera, la Sociedad Española de Reumología recomienda que descansen durante una hora boca abajo para que las articulaciones rectifiquen su posición con el peso del niño.

Según una encuesta reciente de Arthritis Action sobre el tema, el 64% de los pacientes con artritis consideran que el autocontrol es de gran ayuda. «Y, siempre que se haga con prudencia, es extremadamente seguro», añade la doctora Holden. «Dicho esto, no deberían seguirse dietas extremas sin consultarse con un médico. Y hay que tener mucho cuidado con cualquier tipo de remedio natural o basado en hierbas medicinales para controlar el dolor de la artritis, ya que estos no pasan los rigurosos controles de seguridad que requieren las prescripciones médicas. También hay que tener cuidado con cualquier remedio o enfoque que prometa curar la artritis, porque no lo van a hacer».

 

Controlar el dolor de la artritis

 

«Mantenerse activo es primordial», dice el doctor David Vaux, director terapéutico en Arthritis Action. «La falta de ejercicio conduce a la debilitación de los músculos, que no podrán dar soporte a las articulaciones, resultando en dolor e inestabilidad. Los ejercicios de bajo impacto, como el ciclismo y la natación, son una buena forma de minimizar el choque con la superficie de la articulación. Dicho esto, el grado en el que deben evitarse los ejercicios de alto impacto dependerá del rango de actividad y movimiento de cada persona. Muchas personas con artritis pueden hacer esas actividades, mientras eviten hacer los movimientos que empeoran el dolor articular».

«Incluso pueden probarse ejercicios sencillos con sillas o cualquier clase de ejercicio recomendada para problemas de artritis, para así ayudar a recuperar la fuerza. Merece la pena buscar algún gimnasio local o mirar en Internet si hay clases cercanas especialmente dirigidas a personas con artritis, para ayudarlas a mantenerse activas. Y una vez que te sientas más cómodo, puedes intentar realizar otras actividades que te gusten para seguir en movimiento y mantener tus logros. Si nunca has hecho ejercicio, es importante ir despacio para evitar dolores al principio. Y plantearse metas realistas y alcanzables es vital».

 

Los cambios de temperatura para la artritis

 

«Para algunas personas, un poco de hielo envuelto en un paño puede ayudar a reducir la inflamación artrítica», añade la doctora Holden. «Mientras que para otras es más beneficioso un parche de calor o una bolsa de agua caliente. No hay ningún truco infalible que funcione para todo el mundo, por lo que deberás experimentar y averiguar qué funciona mejor para ti».

Algunos suplementos naturales como el azufre orgánico son recomendables para los problemas de articulaciones, pues mejora la elasticidad corporal y esponjosidad de los cartílagos. Asimismo, el magnesio reduce la frecuencia de contracturas y rampas musculares.

«El dolor de la artritis puede llevar a muchas personas a sentirse tristes o deprimidas», continúa la doctora Holden. «Afortunadamente, el dolor suele ir y venir, a veces incluso por completo. Mantenerse positivo en un mal día recordando que el dolor al final se pasa y usando técnicas sencillas para controlar el dolor, como la relajación, la meditación o pensar en cosas buenas, puede ser de gran ayuda».

 

Ayudas para la artritis

 

«Usar las articulaciones no va a empeorar la artritis», dice la doctora Holden. «Sin embargo, la artritis puede provocar dolor y debilidad muscular, lo que puede dificultar el agarre y las tareas cotidianas».

«Por suerte, hay muchos artículos que pueden ayudarte a hacer cosas, evitar el dolor y mantenerte independiente. Algunos ejemplos incluyen grifos con un mando fácil de girar, ayudas para vestirse y asientos elevados, por decir algunos. Para más consejos útiles sobre ayudas o adaptaciones domésticas, pide a tu médico que te derive a un terapeuta ocupacional que pueda ayudarte».

 

Habla con tu médico sobre la artritis

 

«También deberías hablar con tu médico sobre cualquier cambio importante o sobre cómo controlas la enfermedad», continúa la doctora Holden. «Puede darte consejos en función de tus circunstancias particulares».

«Las personas con artritis inflamatoria tienen mayores riesgos de padecer otras enfermedades, incluyendo osteoporosis, enfermedades cardíacas e infartos. Por tanto, es importante hacerse revisiones frecuentes en el médico para ayudar a identificar cualquier enfermedad de forma temprana y reducir problemas a largo plazo».

Nos gustaría dar las gracias a los expertos de Arthritis Action por hablar con nosotros para este artículo.

No importa en qué etapa de la vida estés, siempre puedes salvaguardar tu salud con una póliza de seguro.

¿Quieres mantenerte siempre joven? Aprende más sobre cuidados de salud y consejos de bienestar para vivir el mayor tiempo posible gracias a nuestras recomendaciones especializadas:

Las vitaminas diarias que necesitan las personas mayores

Aficiones geniales para una jubilación repleta de diversión

Jubílate por todo lo alto

¿Vas por buen camino con tu plan de jubilación?

Cómo redactar un testamento

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Whatsapp