Logo GENERALI
Logo GENERALI

Golpes en la cabeza, caídas, intoxicaciones causadas por medicamentos, quemaduras… ¿Sabías que la mitad de los accidentes que sufren los niños se producen dentro de casa? Lejos de lo que podemos pensar, ¡el hogar no es ni mucho menos un espacio libre de riesgos! En general prestamos mucha menos atención a la seguridad de niños en casa de la que deberíamos.

A pesar de estas estadísticas, no se trata de blindar nuestro hogar. El objetivo de la seguridad infantil en casa es minimizar los riesgos sin que el hogar pierda su esencia y habitabilidad. Pero, ¿es posible?

¡Por supuesto! Por un lado, puedes instalar accesorios de seguridad para niños muy útiles que evitarán más de un chichón en la cabeza. Y no solo… Te contamos los mejores consejos de prevención contra accidentes infantiles más eficaces. ¡Empezamos!

10 consejos de seguridad para niños en casa

¿Te gustaría diseñar un hogar mucho más seguro para los niños? Te ayudamos a conseguirlo con estos 10 consejos de prevención para la seguridad de niños en casa.

1. ¡Nunca les dejes solos!

En la medida de lo posible, evita que tus hijos se queden solos en cualquier estancia de la casa. La supervisión cuando son pequeños es esencial para mejorar la seguridad infantil en casa y prevenir accidentes. No obstante, en la práctica es probable que haya momentos en los que debas distraerte unos segundos para retirar la comida del fuego, coger el teléfono o abrir la puerta de casa para recibir un paquete.

Para evitar accidentes, recuerda que estas son las situaciones donde la falta de supervisión puede jugarte una mala pasada:

  • Cuando se están bañando. Pocos segundos son suficientes para que tu pequeño sufra un ahogamiento mortal.
  • Sentados en la altura, ya sea sobre un sofá, la sillita para comer o la butaca de lectura es más que suficiente para acabar en el suelo con un chichón.
  • Cuando tu hijo esté inquieto, paseando por la casa sin rumbo y distraído ¡es garantía de accidente sin tu supervisión!
  • Cuando están comiendo, nunca debes apartar tu atención.

👉 Esto te interesa: Guía de revisiones pediátricas hasta los 14 años

2. ¿Juguetes? ¡No siempre son seguros!

Algunos juguetes pueden suponer un riesgo de asfixia para los niños. Asegúrate de que cuentan siempre con el marcado europeo CE. Este sello garantiza que han pasado todas las pruebas de seguridad de niños en casa y no suponen un riesgo.

3. Limita el acceso de los niños a la cocina

Salvo si les das de comer en la cocina, esta estancia de la casa conlleva demasiados riesgos para los pequeños de la casa. Es por ello que su acceso debería estar limitado. Aún así, puedes trabajar para convertirlo en un entorno más seguro. Sustituye las placas de gas y vitrocerámicas por placas de inducción. Gracias al calentamiento por campos magnéticos, la superficie nunca se calienta por lo que no existen riesgos de quemaduras.

Tampoco transportes líquidos calientes cuando estén jugando o gateando por el suelo. Asegúrate de que toda la manipulación se hace sobre la encimera. Por último, deja guardados a buen resguardo objetos punzantes como cuchillos, tijeras, ralladores o cerillas.

¡Consejo! Es probable que algunos electrodomésticos como el horno estén a la altura de los más pequeños. Para evitar accidentes, hazte con un protector de horno para niños. Bloqueará tanto la apertura de la puerta como los botones para que no pueda encenderlo por accidente.

👉 ¿Lo sabías? Consejos para combatir un incendio doméstico

4. Vigila el uso de estufas y hornillos de gas

Durante los días más fríos del año, muchas familias compran pequeñas estufas de gas u hornillos para combatir el frío. Aunque son una solución eficiente y económica, el calor que desprenden es elevado. Vigila siempre a tu hijo y evita que toque la superficie metálica del aparato eléctrico, pues podría sufrir una quemadura.

La mayoría de aseguradoras recomiendan contar con garantías específicas en caso de incendios en el hogar. Ya sea por una fuga de gas, un aparato eléctrico o un rayo, el incendio es uno de los accidentes domésticos más frecuentes en España. En GENERALI, por ejemplo, nuestro seguro del hogar amplía las coberturas para que cuentes con una protección contra las llamas, humo o explosiones.

5. Bloquea todos los cajones y puertas de muebles de la casa

Hazte con bloqueadores de puertas para niños y evita así que puedan abrir cajones y puertas de los muebles del salón. El precio de un pack de 5 oscila entre los 4 y 10 euros Eso sí, revisa que estén siempre homologados.

6. Ancla los muebles al suelo

La seguridad de niños en casa se podría ver comprometida por un mueble de grandes dimensiones con poca estabilidad. Ánclalo al suelo para evitar que pueda volcar y caer encima de tu hijo.

7. Instala bloqueadores de seguridad en puertas y ventanas

También puedes emplear bloqueadores de seguridad en puertas y ventanas con el objetivo de que tu hijo no pueda abrirlas sin que te des cuenta. Se trata de un sencillo sistema que no resulta molesto para ningún adulto, pero sí mantendrá a tu hijo lejos del alféizar y el portal de tu casa.

👉 ¡Es facilísimo! Cómo instalar tu propio sistema de seguridad en casa

8. Recorta la altura de las cortinas y visillos para que no tiren de ellos

¿Y si tu hijo trata de colgarse de las cortinas o visillos? Es probable que los anclajes de la barra de cortinas venzan y puedan golpearle la cabeza. Para evitar accidentes, asegúrate de comprar unas cortinas con una longitud más corta. Si no quieres renunciar a las que ya tienes instaladas, siempre puedes hacerte con un cordón decorativo y amarrar el último metro de longitud.

9. Instala barras de seguridad infantil para restringir el paso por la casa

Coloca barras de seguridad infantil en casa para limitar el paso de tu hijo a aquellas habitaciones con peligros para su salud. Eso sí, comprueba que la distancia entre los barrotes no sea superior a 7,5 centímetros.

¡Importante! Si optas por colocar rejas en las ventanas para evitar que tu hijo se deslice, nunca instales barrotes metálicos. En caso de incendio, ¡condenarás un acceso de emergencia para que los bomberos puedan realizar una maniobra! Opta por redes de seguridad anti-caídas certificadas.

10. Emplea cámaras de vigilancia infantil para supervisar a tu hijo

Por la noche, cuando esté jugando en su habitación o si le dejas con sus abuelos. Siempre puedes echar un vistazo a tu hijo gracias a sistemas de vigilancia infantil. Algunos modelos incorporan incluso un micrófono para que puedas comunicarte con tu pequeño si se pone a llorar.

Accidentes domésticos: estadísticas en España

¿Conoces los accidentes domésticos más comunes en España! Según el Ministerio de Sanidad y Consumo estos son los más frecuentes:

  • Caídas en casa. Se llevan la medalla de oro, pues suponen el 41% de los accidentes en el hogar.
  • Aunque resulte llamativo, los cortes, desgarros y aplastamientos representan 2 de cada 10 accidentes en casa.
  • El 13% son producto de golpes o choques.
  • Las quemaduras suponen el 10%.
  • Los accidentes que tienen que ver con esfuerzos físicos o agotamientos ascienden hasta el 4%.

👉 Esto te interesa: Golpes en la cabeza en niños: ¿cómo detectar su gravedad?

Zonas del hogar más peligrosas para los niños

El primer paso para mejorar la seguridad para niños en casa es determinar el grado de peligrosidad de tu hogar identificando aquellas zonas más peligrosas para los niños. En efecto, según las estadísticas, existen algunas zonas que registran un mayor número de accidentes infantiles. ¡Estas son aquellas con las que debes tener más cuidado!

Puertas y ventanas

Por desgracia, es posible que ya hayas experimentado algún susto con una puerta. La curiosidad de los más pequeños muchas veces les lleva a introducir los dedos en el hueco de la puerta. ¡Como ocurre también con las ventanas! Hasta los dos años de edad, los niños no empiezan a desarrollar un instinto de supervivencia eficaz. Una ventana abierta y sin supervisión puede convertirse en un peligro en cuestión de segundos.

El cuarto de baño

Aquellas estancias con un contacto directo con el agua son siempre un peligro para los más pequeños. Ya no solo por los resbalones. El riesgo de electrocución cuando un aparato eléctrico entra accidentalmente en contacto con la bañera repleta de agua y patitos flotando es menor remoto de lo que te imaginas.

👉¡Presta atención! Cómo mantener a los niños seguros en el agua

La cocina

Si a la humedad y el trasiego se le suma una placa de cocción al rojo vivo, ¡estamos ante uno de los peligros más grandes para la seguridad infantil en casa! De hecho, la cocina es la estancia del hogar donde más accidentes domésticos se producen. ¡Supervisa siempre a tu hijo cuando esté en la cocina!

Escaleras

¿Tu vivienda tiene escaleras? En ese caso, considéralas como un punto negro para la seguridad infantil en casa. Desde pérdidas de equilibrio, golpes en la cabeza con el canto del peldaño o resbalones… A ojos de la prevención, las escaleras son siempre un riesgo.

Mobiliario del hogar

Aunque parezcan inofensivos, los muebles de salón y dormitorios son llamativos pasatiempos a ojos de los más pequeños. Sin embargo, sus esquinas, puertas abatibles abiertas, los objetos que guardan en su interior y su poca estabilidad suponen un claro peligro para los niños en casa. ¡Presta especial atención si tu hijo es capaz de abrir sus puertas!

Alfombras y suelos resbaladizos

A edades tempranas, los niños todavía siguen desarrollando la coordinación corporal. Las alfombras y determinados materiales de suelos como el mármol, la cerámica o las superficies pulidas les pondrán en muchas dificultades para mantener la estabilidad.

Enchufes y cables, ¡siempre entre los más peligrosos!

Parece que nacimos para detectar el riesgo cuando un niño acerca los dedos para alcanzar un enfuche. Estamos muy sensibilizados, ¡pero no podemos bajar la guardia! El riesgo de sufrir un calambrazo mortal o ahogarse con un cable alrededor del cuello son de los accidentes infantiles más comunes en el hogar.

Accesorios útiles para la seguridad para niños en casa

¿Conoces los accesorios para la seguridad infantil en casa más útiles? Equipa tu vivienda con los mejores:

  • Bloqueadores de puertas y ventanas para impedir que ningún niño pueda abrirlas por accidente.
  • Protectores de esquinas para niños. Existen tamaños y ángulos para cualquier tipo de esquina o canto que quieras cubrir. Desde mesas de cristal, muebles de salón, puertas o esquinas de sillas de madera.
  • Láminas plásticas contra las roturas de cristales. ¿Las conocías? Para evitar que la rotura del cristal de una mesa, un espejo o una ventana pueda provocar cortes a tu hijo, existen unas láminas transparentes que lo evitarán.
  • Protector de enchufes para niños. Coloca esta protección sin necesidad de condenar la toma eléctrica.
  • Pinzas sujeta-sábanas. Permiten que tu hijo esté siempre bien tapadito por la noche sin que sufra un resfriado.

¡Si tienes niños en casa es fundamental contar con un Seguro de Hogar que responda eficazmente frente a posibles accidentes! En GENERALI contamos con las mejores coberturas contra accidentes domésticos. Solicita información sin compromiso y escoge el que más se adecue a tus necesidades.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Whatsapp