Logo GENERALI
Logo GENERALI

Tener plantas en casa no puede convertirse en un hobby que robe demasiado tiempo. Si has optado por estos seres vivos es precisamente porque quieres dar un toque vegetal a tu hogar. Ahora bien, esto no quiere decir que no puedas irte una semana de vacaciones sin temor a que les pase algo. El objetivo tampoco es andar preocupado por la cantidad de luz que tengan, la hidratación que necesitan o que el sol acabe quemando sus hojas.

Entonces, ¿debes por ello renunciar a tenerlas? ¡Ni mucho menos! Lo que necesitas son plantas fáciles de cuidar y (casi) imposibles de matar. De hecho, existen especies que prácticamente no requieren cuidados y son muy fáciles de mantener. Y no, no nos referimos a ningún tipo de planta desértica y poco estética. Las plantas de interior resistentes o algunas plantas de exterior fáciles de cuidar serán tu mejor opción.

¿Buscas plantas de interior resistentes a todo tipo de climas? ¿Necesitas plantas duraderas de exterior para tu jardín? ¿Vives en un piso y quieres plantas de interior que necesitan poca luz? Descubre qué plantas fáciles de cuidar y (casi) imposibles de matar puedes poner en tu casa sin miedo a que no sobrevivan.

Beneficios de tener plantas en casa

No son solo útiles para la decoración de tu hogar. Las plantas cuentan con numerosos beneficios para la salud. Te contamos todos:

  • Filtran la calidad del aire, purificándolo y eliminando cualquier partícula en suspensión como gases o polución.
  • Regulan la humedad en el interior de las habitaciones.
  • Son un perfecto estabilizador de temperatura. Las plantas son capaces de reducir las altas temperaturas en verano.
  • Absorben el dióxido de carbono y aportan oxígeno fresco al ambiente.
  • Algunas especies de plantas de interior como el espatifilo eliminan las esporas de moho. Son ideales para lugares con una alta humedad.
  • Suponen un buen antiestrés gracias a sus propiedades estimulantes y calmantes.
  • ¿Sabías que las plantas reducen el ruido? Es por ello que cada vez más personas optan por incluir jardines verticales en alguna de sus paredes del salón.
  • Presentan propiedades antisépticas. De hecho, algunas plantas se utilizan como calmantes para pequeñas heridas o quemaduras.

Plantas fáciles de cuidar

Ha llegado el momento de descubrir la selección de plantas fáciles de cuidar que no pueden faltar en tu casa. Ya busques solo plantas de interior resistentes o plantas de exterior para tu balcón, terraza o jardín, descubre cuáles son casi imposibles de matar:

Plantas de interior fáciles de cuidar

Si cuentas con un piso pequeño, con poca luz y sin espacios exteriores, opta por las siguientes plantas de interior fáciles de cuidar:

Sansevieria

La sansevieria es una especie de planta para interiores oscuros ideal para pisos con poca luz natural. Se caracteriza por sus verticales hojas verdes y tonos lima de forma alargada. De hecho, comúnmente también se le conoce como lengua de tigre.

SANSEVIERIA.png

Aspidistra

Entre las plantas de interior fáciles de cuidar no puede faltar la aspidistra. Se caracteriza por tener un tallo largo y esbelto. Sus hojas, de un verde más oscuro, son anchas y un poco gruesas. La aspidistra se encuentra entre las plantas de interior duraderas pues es capaz de aguantar varias semanas sin humedecerla. Además, si olvidas regarla tampoco perderá su color verde intenso.

Eso sí, no posee una elevada resistencia a la exposición solar. Evita que le dé el sol directamente.

ASPIDISTRA.png

👉  ¡Te sorprenderá! Cómo hacer un huerto en casa

Beaucarnea

También conocida como pata de elefante por la forma de tu tallo, esta planta de interior fácil de cuidar se caracteriza por la forma entrelazada de sus hojas. Posee una gran reserva de agua en su interior, por lo que es una de las plantas de interior más duraderas que existen. En ocasiones, la beaucarnea presenta pequeñas flores de tono blanco nata.

BEUCARNEA.png

Aloe Vera

Seguro que la conoces. El aloe vera es una especie que decora muchos aseos y baños. Su carácter desértico la convierte en una de las plantas de interior fáciles de cuidar más socorridas por los principiantes en jardinería. Además, tiene propiedades terapéuticas y de belleza.

ALOE_VERA.png

Costilla de Adán

Aunque comúnmente se le conoce como la costilla de Adán, los especialistas la denominan monstera. Es famosa por sus grandes hojas de forma tropical y agujereadas. Se trata de una especie ideal para quien busque plantas de interior resistentes a la torpeza de principiantes de jardinería. Ahora bien, ten en cuenta que puede crecer mucho.

Aunque admite estar también en el exterior, solo soporta temperaturas de entre 10 y 25 grados. Es por ello que siempre es recomendable mantenerla en el interior.

COSTILLA_DE_ADAN.png

Plantas de exterior fáciles de cuidar

¿Quieres conocer cuáles son las plantas de exterior fáciles de cuidar más recomendables para tu jardín o balcón de casa? ¡Descúbrelas!

Yucca

Si quieres darle un toque exótico a tu jardín, la yucca es una de las especies de bajo mantenimiento más cómodas y bonitas. De hecho, cuenta con unas flores blancas y perfumadas que darán un toque primaveral perfecto. Serás la envidia de tus vecinos.

YUCCA.png

👉 ¡Te resultará útil! Cómo acondicionar tu terraza para el invierno

Esparraguera

Entre las plantas de interior duraderas se encuentran las esparragueras. Gracias a las cápsulas de sus raíces que actúan como reservas de agua, son capaces de aguantar en condiciones de secano. Además, no deberás preocuparte si de vez en cuando olvidas regarlas.

Es una especie típica de los balcones del norte de España. Se recomienda que cada 2 años trasplantes tu esparraguera a otra maceta más grande o la podes, pues crecen con facilidad.

ESPARRAGUERA.png

Callistemon

El callistemon es de las plantas de exterior fáciles de cuidar más usadas en espacios públicos como parques. O más bien deberíamos hablar de arbusto. Puede alcanzar hasta los 2 metros de altura. Una de sus notas más características son sus flores rojizas y puntiagudas.

CALLISTEMON.png

Hiedra

No hay una sola piscina en España que no cuente con este tipo de cultivo. La hiedra es de las plantas duraderas de exterior más utilizadas. Son ideales para amantes de las especies trepadoras.

Si buscas despreocuparte de la planta, la hiedra es una perfecta candidata. Soporta temperaturas de hasta 20ºC grados bajo cero. No requiere casi riego y tampoco necesita abono para desarrollarse. Eso sí, deberás podarla de vez en cuando. De lo contrario, te arriesgas a que acabe trepando por la valla de tu vecino.

HIEDRA.png

👉 ¿Lo sabías? Cómo sacar el máximo partido al jardín de tu casa

Aster

También conocida como la margarita de otoño. El aster es una bonita planta alpina muy resistente a las bajas temperaturas. Es, además, una de las plantas duraderas de exterior que menos cuidados demandan. Únicamente tendrás que garantizar un riego regular a partir de la primavera.

A partir de agosto, podrás disfrutar de su preciosa y abundante floración púrpura. Además, no tendrás problemas con el sol, aunque sí es una planta que prefiere los ambientes más frescos. Por este motivo, evita su incidencia directa si vives en una localidad donde se registran altas temperaturas en verano.

ASTER.png

Trucos para evitar matar a tus plantas (aptos para principiantes)

Aunque todas las especies mencionadas son plantas fáciles de cuidar, eso no quiere decir que sean inmortales. Todavía existe, de hecho, una pequeña posibilidad de que no sobrevivan dada tu inexperiencia en lo que tiene que ver con la jardinería. Aun así, todo tiene solución.

¿Quieres asegurarte de que tus plantas están siempre hidratadas y bien cuidadas? Presta atención a estos sencillos trucos para evitar matarlas (especialmente pensados para principiantes):

  1. Infórmate sobre las características de tu planta. Para estar siempre al día, prueba con apps que te ayudan a cuidar de tus plantas. Info Jardín, por ejemplo, ofrece datos de interés de las especies más populares. Gerente de Jardín, por su lado, permite crear alarmas que te avisarán cuando debes abonar o humedecer tu planta.
  2. ¡Dale un baño de sol! Como cualquier ser vivo, las plantas necesitan recibir la luz natural del sol. Gíralas de vez en cuando para que puedan recibir la incidencia de los rayos por todos lados.
  3. Pódalas cuando sus hojas se sequen. Nunca está de más llevar tu planta a la peluquería para que crezcan más robustas. Retira aquellas hojas secas con unas tijeras de podar.
  4. Riégalas en su justa medida y siempre que lo necesiten. Algunas especies no soportarán grandes dosis de agua. Otras, sin embargo, necesitan que las humedezcas frecuentemente. Para evitar olvidos que lleven a tu planta al borde de la sequía, descárgate la app Waterbot. Con una sencilla foto, la aplicación será capaz de identificar la especie y te notificará siempre que debas regarla.
  5. ¿Has descubierto una plaga inesperada que está deteriorando tu planta? Deberás actuar lo antes posible, si no quieres que chupe toda su savia. Hazte con un repelente orgánico en cualquier tienda especializada en jardinería.

Tu casa es un lugar de confort donde sentirte a gusto y sin preocupaciones. En GENERALI ofrecemos las coberturas más completas para que adaptes nuestros Seguros de Hogar a tus necesidades, ¡y no al revés! Calcula tu presupuesto sin compromiso.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Whatsapp