Logo GENERALI
Logo GENERALI

A medida que los niños son más conscientes de lo que ocurre en el mundo que les rodea, las conversaciones se pueden volver más sensibles. Desde conflictos internacionales hasta el impacto de la pandemia o una crisis climática. ¿Cómo hablar de temas difíciles con los niños? Como padres, no siempre tenemos respuestas ajustadas a su edad a las preguntas que plantean.

Aunque no tienes por qué verlo como un problema… También puede suponer una gran oportunidad para educar e informar a tus hijos (o a cualquier niño). Incluso saber cómo hablar de delicados difíciles con los niños a través de una conversación constructiva puede reducir la ansiedad que sienten.

¿Cómo hablar de temas difíciles con los niños?

Es muy importante ser abierto y sincero con los niños. Verbalizar cualquier preocupación que tengan y proporcionarles una sensación de tranquilidad y control en situaciones inciertas es elemental para salvaguardar su bienestar.

¿Quieres aprender a abordar temas difíciles con los niños? Te traemos estos tips para que no se convierta en una conversación incómoda y sus inquietudes encuentren buenas respuestas:

1. Inicia una conversación sobre lo que ocurre en el mundo  

¿Cómo hablar de la guerra con los niños? Ver imágenes de ciudades devastadas por la guerra y escuchar noticias sobre la creciente crisis de refugiados puede ser inquietante para cualquiera, incluso para aquellos que no tienen una conexión personal directa con la zona afectada.

Y aunque puedas intentar proteger a los niños más pequeños de las imágenes más perturbadoras que aparecen en las noticias y en las redes sociales, es posible que capten la conmoción o la tristeza que tú puedas sentir a medida que se desarrollan los acontecimientos. 

No evites hablar de lo que está pasando. En lugar de ello, inicia una conversación para hacerte una idea de lo que tu hijo piensa. De esta forma, conseguirás que tu hijo verbalice aquello que le pueda incomodar o perturbar de esa situación para poner foco en sus inquietudes.  

👉 Te recomendamosCómo hacer frente a momentos importantes de la vida

2. Escucha, sé abierto y sincero

Deja que tu hijo hable libremente haciéndole preguntas abiertas y averiguando cuánto sabe ya. Si tiene preguntas, intenta responderlas siempre con sinceridad y claridad. Piensa en los conceptos que tu hijo puede comprender, en su madurez emocional y en la mejor forma de explicarle lo que ocurre en función de su edad.

También se recomienda intentar evitar las generalizaciones y prepárate para explicar temas más amplios como la discriminación, la tensión política y la injusticia social. Tu hijo está empezando a desarrollar su conciencia moral, por lo que introducir estos temas le ayudará a comprender mejor el mundo.

3. No es necesario tener todas las respuestas 

Reconoce que la situación actual es incierta y deja claro a tus hijos que te mantienes al día con fuentes de noticias fiables y de confianza y que prefieres mantener una conversación continua.

Pero, ¿qué ocurre si no sabes la respuesta a alguna pregunta? ¡No pasa nada! Puedes decirlo. Te dejamos algunas respuestas útiles para salir del paso:

  • “Creemos que [ocurre esto], pero no estamos seguros”.
  • “No lo sabemos, pero estamos intentando informarnos sobre ello”.
  • “Esperamos enterarnos pronto”.

Aprovecha este momento para aprender más cosas juntos y enseña a tus hijos cómo y dónde investigar y encontrar información fiable en Internet.

4. Termina con algún hecho positivo

Una vez que hayas dado a tu hijo la oportunidad de compartir cómo se siente, asegúrale que muchas personas y organizaciones están trabajando muy duro para poner fin al conflicto y apoyar a los que todavía viven en el país o han decidido buscar refugio en otro lugar.  

5. Habla de temas difíciles con niños más mayores  

Es probable que los adolescentes reciban información de actualidad a través de las redes sociales y las plataformas de noticias online, y que sus amigos también compartan mensajes sobre el conflicto. Como probablemente reciban gran parte de la información independientemente de ti, aprovecha la oportunidad para preguntarles por su reacción ante lo que está ocurriendo. Dedica un tiempo a discutir sus ideas y trata sus preocupaciones en lugar de intentar descartarlas o minimizarlas.  

También es un buen momento para concienciar a los niños más mayores sobre los peligros de las noticias falsas y la información errónea, y animarles a buscar fuentes de noticias fiables. Además, sugiéreles que limiten el tiempo que pasan en Internet si están molestos o agobiados, y recuérdales que tienen el control de lo que ven en su feed o que pueden silenciar o dejar de seguir las cuentas que les generen ansiedad.

👉 Esto te interesaSeguridad para niños en casa: medidas para evitar accidentes

6. Ayuda a tus hijos a entender cómo pueden actuar 

Hablar de un tema difícil ofrece la oportunidad de fomentar la empatía y la comprensión en los niños. Recuérdales que es natural sentirse preocupado cuando oímos que la gente teme por su seguridad y huye de sus casas. Haz hincapié en que tu hijo está en un lugar seguro, lo que significa que tiene la oportunidad de ayudar a otros menos afortunados.

Puedes sugerirle que recopile artículos de casa para donarlos a organizaciones que ofrecen ayuda humanitaria o que done dinero de sus ahorros a alguna organización benéfica que se ocupe de los niños en países afectados por la guerra. Incluso podéis escribir juntos un correo electrónico al gobierno expresando vuestra preocupación y pidiendo a los gobernantes que tomen medidas.

Para obtener más consejos sobre cómo cuidar de los niños en momentos de crisis, echa un vistazo a las hojas de consejos de crianza de los hijos creadas por The Human Safety Net, la fundación benéfica de GENERALI, en la que encontrarás orientación y muchos consejos prácticos.

7. Cuida de toda tu familia  

Abordar temas difíciles con los niños puede llevar a los padres y cuidadores a sentirse agotados, ¡sobre todo porque tú podrías tener las mismas preocupaciones! Recuerda que los niños pueden aprender mucho de la forma en que te ven reaccionar ante las noticias, así que intenta mantener la calma y la racionalidad.  

Además de responder a las preguntas y hablar de lo que ocurre, es importante dedicar tiempo a hacer cosas agradables. Aléjate del ciclo constante de noticias, especialmente en las horas antes de acostarse, y saca tiempo para jugar, leer y comer juntos. Del mismo modo, seguir una rutina en momentos de estrés o incertidumbre puede proporcionar a los niños comodidad y estabilidad cuando se sienten preocupados o agobiados.

Padres, abuelos, cuidadores o amigos cercanos… En el día a día siempre encuentras una forma de mantenerlos supervisados. Pero también es importante proveer esa misma seguridad en el largo plazo. Los Seguros de Vida GENERALI son la mejor garantía ante cualquier situación desafortunada que los ponga en riesgo: incapacidad de sus progenitores, fallecimiento o enfermedad grave. ¡Consúltanos sin compromiso para obtener más información!

 

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Whatsapp