Logo GENERALI
Logo GENERALI

Los jardines verticales son la sensación del momento. Ya no solo porque se han convertido en toda una tendencia en decoración del hogar. Hacer un jardín vertical casero es la solución perfecta para combinar estética, beneficios para la salud y una vivienda térmicamente más eficiente. ¡Incluso si vives en un apartamento pequeño!

Aunque los jardines verticales aparecieron como un elemento de arquitectura rompedor para las fachadas más modernas de las ciudades, su versatilidad ha hecho que cada vez más gente los instale en el interior de sus viviendas. De hecho, son lo que necesitan los amantes de la naturaleza que viven en pisos pequeños.

¿Tienes una terraza o patio? ¿No sabes qué hacer con la pared de tu salón? ¿Te gustaría decorar tu casa con plantas de interior resistentes o plantas colgantes? Instalar un jardín vertical casero es mucho más sencillo de lo que crees.

Ya sea un jardín vertical artificial, un jardín vertical con palets o incluso uno exterior para tu terraza, lo más importante es la estructura del mismo y las plantas que coloques. ¡Aprende a hacer un jardín vertical en casa PASO a PASO!

¿Qué es un jardín vertical?

Un jardín vertical es una estructura vertical cubierta de plantas y flores. Los sistemas de riego y el esqueleto de esta estructura están anclados generalmente a una pared. Por lo tanto, estas soluciones de jardinería nunca tienen contacto con el suelo.

La vegetación puede ser artificial o natural. También puedes optar por un jardín vertical exterior para tu casa o un jardín vertical interior. Es decir, no existen restricciones sobre su ubicación. Una terraza, un balcón, la pared del salón, la cocina, la fachada del edificio o un pasillo. ¡Un jardín vertical casero cabe en cualquier tipo de vivienda o piso!

👉 Esto te interesa: Cómo hacer un huerto urbano en casa

Ventajas de tener un jardín vertical en casa

1. Beneficios para la salud de los jardines verticales

¿Por qué debes hacer un jardín vertical interior? ¡Tu salud se verá beneficiada!

  • Aumenta la calidad del aire de la vivienda. De hecho, un jardín vertical de 1 metro cuadrado es capaz de generar la cantidad de oxígeno anual necesaria para una persona.
  • Mejora tu estado de ánimo. Estar en contacto con flores y plantas reduce el estrés.
  • Se trata de un aislante sonoro fantástico. De hecho, es capaz de reducir hasta 10 decibelios la contaminación acústica. Conseguirás tener una vivienda más silenciosa y en calma.
  • Es una forma de estar más en contacto con la naturaleza y generan un sentimiento de hogar y libertad al mismo tiempo.
  • Mejora tu rendimiento y productividad.
  • Actúa como un filtro del aire interior que respiras. Gracias a su capacidad de purificación, es capaz de retener partículas en suspensión y limpiar el ambiente.
Generali_Vertical Gardens_Mini Graphics_09.02.22.jpg

2. Ventajas funcionales de los jardines verticales

Tu salud no es la única que se ve favorecida. Estas son las ventajas funcionales de tener un jardín vertical en casa:

  • Optimizan el espacio de tu vivienda. Especialmente si te gustan las plantas, son una forma de no renunciar a un espacio verde sin ocupar demasiado espacio.
  • Los jardines verticales ahorran agua gracias a su sistema de riego. Al contrario que los cultivos de suelo, donde parte del agua se desperdicia, las estructuras verticales inyectan la cantidad de agua que necesitan las plantas de interior.
  • Son más limpios que cualquier maceta. Gracias a su disposición vertical, podrás sustituir los abonos por roca volcánica o arcillas.
  • Permiten tener en casa plantas de interior con poca luz.
  • En términos de decoración, son capaces de reconvertir los espacios al completo. Si estás buscando decorar tu vivienda, ¡un jardín vertical casero le dará el toque perfecto!
  • Se trata de un perfecto aislante térmico para la vivienda. Son capaces de reducir la temperatura durante el verano, y conservarla en invierno.
Generali_Vertical Gardens_Mini Graphics_09.02.222.jpg

Tipos de jardines verticales en casa

Antes de ponerte manos a la obra, es recomendable escoger el tipo de jardín vertical para tu vivienda. ¡Descubre todos los modelos!

Jardín vertical artificial

Un jardín vertical artificial es aquel que utiliza plantas artificiales. Es perfecto para aquellas personas que no quieren estar pendientes de su mantenimiento. Además, algunos modelos cuentan con protección contra los rayos UV, por lo que podrás instalarlos tanto dentro como fuera de la vivienda.

Jardín vertical con palets

El jardín vertical con palets es aquel que aprovecha una estructura de madera fabricada con palets reutilizados. Estarás contribuyendo a reducir la huella de carbono dando una segunda vida a la madera.

Jardín vertical modular

Está formado por pequeños módulos encajables unos a otros que permiten jugar con el espacio y el tamaño.

Jardín vertical interior

Cuando hablamos de un jardín vertical interior nos referimos a aquel que está ubicado en alguna de las estancias interiores de la vivienda. Si optas por esta modalidad, asegúrate de colocar plantas de interior resistentes, ¡especialmente si hay poca luz natural en casa!

Jardín vertical exterior

Como su propio nombre indica, un jardín vertical exterior es aquel que se encuentra al aire libre. Es común instalarlos en una terraza pequeña o en una de las paredes del cercado del jardín. Aunque menos habitual, los jardines verticales exteriores en fachadas también son una solución aislante y estética para el edificio.

👉 ¡Te resultará útil! Consejos para sacar el máximo partido al jardín de tu casa

Cómo hacer un jardín vertical en casa paso a paso

Antes de ponerte manos a la obra, es importante tener claros aspectos importantes como la ubicación, el tipo de estructura o qué tipo de cultivos permite un ecosistema vertical. ¡Presta atención a estos 8 pasos a seguir para hacer un jardín vertical en casa!

1. Escoge una buena ubicación para tu jardín vertical casero

A la hora de escoger una ubicación para tu jardín vertical no es suficiente encontrar un espacio. La incidencia de la luz natural es fundamental para que tus cultivos puedan desarrollarse. Lo recomendable es que, al menos, tengan entre 5 o 6 horas de luz del sol directa al día. Además, recuerda que necesitarás una toma de agua próxima a la pared donde lo instales, ya sea para rociar las plantas o instalar el sistema de riego automático.

Algunas paredes contienen instalaciones eléctricas o tuberías en su interior. Antes anclar el jardín vertical, asegúrate de que no pones en riesgo ninguna conexión de la vivienda. Aun así, antes de construir el ecosistema vertical, es importante que cuentes con un buen Seguro del Hogar con coberturas contra incendios, roturas o daños por agua. ¡Evitarás tener que pagar por una costosa reparación!

2. Adecúa la estructura al tipo de plantas

No todas las estructuras colgantes son aptas para instalar un ecosistema vertical, por lo que debes asegurarte de que la estructura que coloques soporta el peso de las plantas y el sustrato o piedras volcánicas. ¡Además del peso que supone el agua de regar!

Existen estructuras específicas para jardines verticales que podrás comprar en cualquier tienda de jardinería o bricolaje del hogar. Si no eres muy manitas, ¡esta será tu mejor opción! Solo tendrás que incluir el sustrato y trasplantar las flores y la vegetación que quieras. También puedes optar por macetas de cerámica o plástico con unos anclajes especiales para pared.

Recuerda que existe la opción de hacer un jardín vertical con palets. Reutiliza la madera para construir la estructura anclada a la pared con ayuda de tornillos y un taladro.

Generali_Vertical Gardens_Mini Graphics_09.02.223.jpg

3. Elige el tipo de cultivo adecuado

El tipo de cultivo determinará su supervivencia. En función de las condiciones climáticas, la exposición al sol y el tiempo libre que tengas para dedicarle, deberás escoger un tipo de planta u otro. Por regla general, se recomienda que elijas plantas autóctonas de tu zona.

¿Te gustaría plantar tus propias frutas y verduras? Puedes consultar la página web SoyDeTemporada para saber qué especie es más recomendable según la época del año. Algunas apps como Planta o Waterbot también te ayudarán a identificar la cantidad de agua que debes echar o el tipo de cuidados que necesitan.

👉 ¿Las conocías? Descubre las 10 mejores plantas para purificar el aire del hogar

4. Instala un buen sistema de riego

La opción más cómoda para mantener tu jardín vertical siempre fresco es instalar un sistema de riego automático. Los más sofisticados permiten programar el suministro de agua, limitar la cantidad e, incluso, te envían informes sobre el estado de tus plantas. Sin embargo, si no quieres invertir mucho dinero, también puedes apostar por regarlas manualmente. Estas son las recomendaciones para regar un jardín vertical:

  • No abuses con la cantidad de agua. Al igual que cualquier ser vivo, las plantas también pueden ahogarse si encharcas la maceta.
  • Evita usar sistemas de riego a presión.
  • No riegues tus plantas durante las horas de mayor incidencia solar, pues las hojas se pueden quemar. Acostúmbrate a hacerlo a primera hora de la mañana o por la tarde.
  • Rocía un poco de agua sobre las flores, frutos y hojas para ahuyentar insectos y hongos.

5. Hazte con unas buenas herramientas de trabajo

El mantenimiento de tu jardín vertical casero requiere de algunas herramientas especializadas: una azadilla de lanza para quitar las malas hierbas, una pala para trasplantar y unos guantes de jardinería. También te resultará útil comprar un rastrillo de mango y un cultivador para mezclar bien los sustratos dentro de la maceta.

6. Evita colocar un sustrato arenoso

Si te decides por un jardín vertical interior, es importante escoger un sustrato adecuado para no dejar residuos por el suelo. Los abonos y sustratos arenosos acabarán por desprenderse poco a poco y manchar todo el suelo. Elige uno más compacto. También puedes optar por rocas volcánicas o arcillas, ¡mucho más limpias para la casa!

7. Combínalo con la decoración de tu casa

Apuesta por las tonalidades que mejor combinen con la decoración de tu casa a la hora de hacer un jardín vertical. Algunas plantas de interior con flor como las orquídeas violetas, el rojo intenso del anturio o la blanca flor de la eucharis amazónica aportarán ese toque bucólico a tu hogar.

8. ¡Instala el jardín vertical que encaja con tu estilo de vida!

De nada sirve colocar un jardín vertical con especies de plantas muy sensibles y demandantes si no tienes tiempo para cuidarlas. El tipo de mantenimiento tiene que estar alineado con tu estilo de vida. Si tienes poco tiempo para dedicarle, opta por jardines verticales artificiales.

Tu casa es un lugar de confort donde sentirte a gusto y sin preocupaciones. En GENERALI ofrecemos las coberturas más completas para que adaptes nuestros Seguros de Hogar a tus necesidades, ¡y no al revés! Calcula tu presupuesto sin compromiso.

Desde proyectos que puedes hacer tu mismo hasta recetas sencillas increíbles, disponemos de todo el contenido que necesitas para llevar una vida divertida y creativa en tu hogar:

Cómo sacar el máximo partido al jardín de tu casa

Cómo hacer un huerto urbano en casa

Cómo ahorrar agua en casa

Qué es la cocina de aprovechamiento

Restaurar para decorar: creatividad y sostenibilidad

10 maneras creativas de reutilizar el plástico en casa

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Whatsapp