Logo GENERALI
Logo GENERALI

Según los expertos, este invierno podría ser uno de los más duros para muchos españoles. Los precios de la energía disparados y el IPC por las nubes están provocando que muchas familias busquen alternativas para caldear las viviendas sin tener que hacer un uso excesivo de calefacción. ¡Encenderla sin controlar su uso te expone a facturas nunca vistas!

Pero, ¿qué puedes hacer para calentar tu casa en invierno de manera natural? Conviene conocer trucos para calentar tu casa en invierno y ahorrar calefacción.

Aislar todas las juntas de tus ventanas, calentar la casa con velas o usar los colores a tu favor son algunas formas de calentar una casa sin gastar demasiado. ¿Quieres conocerlas todas? ¡Te contamos todos los trucos infalibles para ayudar a calentar tu casa en invierno haciendo un menor uso de la calefacción!

Calentar una casa en invierno en España: estadísticas

Calentar tu casa en invierno este año no será algo baladí. El precio del gas y la electricidad en España ha tocado máximos históricos. Según la OCU, el precio de la energía se ha encarecido un 65% si lo comparamos con el año pasado. Y eso se traduce en una factura mucho más alta que las de los últimos años.

El año pasado una familia española gastó en calefacción de gas natural, de media, entre 760 y 928 euros. Para aquellas que tenían calefacción eléctrica, la factura media rondó entre los 1.960 y los 2.168 euros. Dada la incertidumbre de estos últimos meses, ¡podríamos ver precios mucho más altos!

Además, ten en cuenta que la calefacción supone un 48% del gasto energético total al año. Por eso es tan importante buscar alternativas para calentar tu casa en invierno usando menos la calefacción. ¿Es posible? ¡Desde luego! No te pierdas estos 10 trucos para ahorrar en calefacción este año.

👉 ¡No te lo pierdas! GUÍA completa para ahorrar en tu factura de la luz (funciona)

10 trucos para calentar tu casa en invierno y ahorrar calefacción

La realidad es que pocas familias en España se habían visto obligadas a buscar alternativa para calentar la casa en invierno sin usar la calefacción. Históricamente, el precio había sido asumible. Sin embargo, este año la necesidad apretará en muchos hogares de nuestro país. ¡Y con ello el ingenio de las familias! Te mostramos cómo ayudar a calentar la casa sin gas ni electricidad.

1. Coloca alfombras en las estancias donde más tiempo pases

La forma más económica de calentar una casa sin calefacción es aislar bien el suelo de tu vivienda. ¿Sabías que el suelo es una de las fuentes por donde más frío entra en casa? Hazte con varias alfombras de lana para conseguir una temperatura más confortable.

Lo más recomendable es ponerlas en aquellas estancias donde más tiempo pases. Guarda una para el dormitorio y otra para el salón. ¡También puedes optar por colocar una alfombra en el baño! Eso sí, asegúrate de que es resistente a la humedad.

👉 ¿Lo sabías? Las causas más comunes de humedades en el hogar

2. Sella las juntas de tus ventanas para calentar tu casa en invierno

¡Pocos conocen el poder de los burletes! Otra vulnerabilidad de gran parte de las viviendas en España son las juntas de las ventanas. Es una de las mayores causas de frío en casa en invierno. Para evitar que el calor que generes se pierda por las ventanas asegúrate de aislar bien todas ellas. Utiliza burletes para ello y tapa todas las fisuras que veas.

👉 ¡Te resultará útil! Sistemas más eficientes para calentar tu hogar este invierno

3. Usa los colores a tu favor para ahorrar calefacción

Cuanto más oscuro es un objeto, más calor absorbe. ¿Sabías que el color negro es capaz de captar hasta el 98% del calor que recibe? El gris, por su lado, capta un 90%, mientras que el verde oscuro el 79%. Para calentar tu casa de manera económica y sin obras, hazte con mobiliario y decoración de tonos oscuros. Unas mantas, el color oscuro de las paredes o un sofá de cuero negro mantendrán el interior a buena temperatura.

4. Opta por calentar espacios reducidos de tu casa con velas

¡Como lo oyes! Encender una vela contribuye a caldear el ambiente de la habitación. Son una ayuda perfecta para espacios pequeños como salones o la habitación donde teletrabajar. Para calentar tu casa con velas, asegúrate de distribuirlas por los rincones. De esta forma, conseguirás que el calor se reparta por toda la estancia y aumente la temperatura.

¡Importante! Las velas son una de las formas de ayudar a calentar una casa más económica. Sin embargo, no están libres de peligro. Es importante que no coloques ningún objeto a su alrededor, especialmente elementos inflamables como telas, papeles o mobiliario de madera.

👉 ¡Te interesa! Consejos para combatir un incendio doméstico

5. Coloca cortinas térmicas en las ventanas

¿Habías oído hablar de ellas antes? Las cortinas gruesas y térmicas son la forma más económica de calentar una casa en invierno a través del aislamiento con el exterior. Son capaces de absorber la radiación del sol y trasladar ese calor al interior. Para conseguir un mejor rendimiento, asegúrate de cerrar bien las cortinas durante la noche. Este invierno, ¡cada grado cuenta!

👉 ¿Quieres aprovechar tu terraza este invierno? Consejos para acondicionar tu terraza

6. No ventiles la casa más de la cuenta

¡Lo sabemos! Ventilar la casa es una costumbre de la que no te puedes desprender. De hecho, es una forma de renovar el aire de la vivienda. Sin embargo, debes tener cuidado de cómo hacerlo. Por un lado, ventilar tu casa 10 minutos en invierno al día es más que suficiente. Además, recuerda hacerlo con las puertas de las habitaciones cerradas para evitar que el frío llegue hasta el corazón de la vivienda.

7. Hazte con un termo para tus bebidas

Si bien no contribuirá a calentar tu casa en invierno, contar siempre con una bebida bien calentita conseguirá mantenerte a una temperatura confortable. Hazte con un termo para guardar tus bebidas favoritas como un té verde, café por la mañana o un chocolate bien calentito para merendar.

8. La luz del sol, ¡tu gran aliada!

¿Cómo calentar la casa sin gas ni electricidad? Sin duda, el sol te será de gran ayuda. A pesar de tener las ventanas cerradas el invierno, eso no impide que la radiación atraviese los cristales y entre en tu casa. Para ello, sube todas las persianas y retira las cortinas en cuanto amanezca. De esta forma, permitirás que los rayos caldeen el interior de la vivienda. El objetivo es conseguir retener el calor solar en el interior para calentar las estancias.

👉 ¡No te lo pierdas! 10 trucos para mejorar la iluminación de tu hogar

9. Evita colocar tu cama cerca de una ventana

Durante la noche, se recomienda siempre bajar la temperatura de la calefacción. Uno o dos edredones serán más que suficientes para dormir plácidamente sin pasar frío. No obstante, tener una ventana cerca de la cama podría complicar la tarea, pues el frío del exterior podría colarse fácilmente por ella.

Se recomienda no colocar tu cama muy cerca de la ventana. Opta por redistribuir los elementos de tu dormitorio. La cama, siempre más cerca de la puerta y alejada de las ventanas. De esta forma, evitarás posibles fugas de frío.

10. ¡Divide y vencerás!

Esta célebre frase del antiguo imperio romano le va como anillo al dedo a quien esté buscando calentar la casa en invierno sin usar demasiado la calefacción. ¿Por qué? ¡Muy sencillo! Es mucho más fácil alcanzar una temperatura de confort en pequeñas estancias que conseguirlo para toda la vivienda.

Por este motivo, recuerda mantener las puertas del interior de casa cerradas. Zonifica el calor en aquellas habitaciones donde pases más tiempo: el salón, el dormitorio o el comedor son tus prioridades. Por el contrario, los cuartos de baño, la cocina o el hall no deberían importar tanto.

Preguntas frecuentes

¿A qué temperatura poner la calefacción para ahorrar?

En el caso en el que no te quede más remedio que encender la calefacción, la temperatura ideal para que la factura no se dispare es, como mucho, a 19ºC. Además, recuerda que por cada grado que reduces la temperatura, ahorras un 7% en tu factura.

¿Cómo programar la calefacción para ahorrar?

Otra alternativa para calentar tu casa en invierno haciendo el mínimo uso de calefacción es programándola. Gracias a un termostato inteligente, puedes optimizar el uso de la calefacción. Opta por programar su encendido 30 minutos antes de llegar a casa. Llegada la noche, puedes configurar el sistema para que baje la temperatura a 16ºC.

¿Cómo ahorrar calefacción este invierno?

Para ahorrar calefacción este invierno, opta por fuentes de calor alternativas los días menos fríos. En vez de encender la costosa calefacción de la vivienda, hazte con unas bombas de calor o chimeneas de pellets. Te permitirán estar calentito los días menos fríos y ahorrar en calefacción.

Tu casa es un lugar de confort donde sentirte a gusto y sin preocupaciones. En GENERALI ofrecemos las coberturas más completas para que adaptes nuestros Seguros de Hogar a tus necesidades, ¡y no al revés! Calcula tu presupuesto sin compromiso.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Whatsapp