Hipoteca sin entrada ¿Es posible contratarla?

Es difícil, pero no imposible.

Te explicamos cómo puedes conseguir una hipoteca al 100% sin entrada, detallándote los requisitos y condiciones necesarios para lograrlo.

Como seguro que quieres ver más acerca de ello, en este post te enterarás de todo lo preciso.

¿Qué es una hipoteca sin entrada?

Es un concepto sencillo, una hipoteca que cubre el 100% de la compra de la vivienda y en la que no se exige al contratante una aportación inicial al banco.

Hay que recordar que habitualmente, cuando se pide un préstamo hipotecario la entidad bancaria se ofrece a financiar hasta el 80% de la compra, lo que obliga al cliente a aportar el 20% restante de inicio, parte que se denomina entrada.

Por tanto, en las hipotecas con entrada no es necesario disponer de ahorros para firmar el acuerdo, aunque haya que pagar al banco los gastos relacionados con la compraventa como los impuestos o el servicio de notaría.

Por qué es recomendable hacer una aportación inicial

Porque genera seguridad en la entidad bancaria y, por otro lado, exige menos al comprador, evitando que contraiga una deuda mayor con el banco que luego le resulte más complicado asumir.

Es mejor, si se tiene la posibilidad, pagar una entrada y luego abonar mediante la hipoteca el dinero restante; y más todavía teniendo en cuenta que así no tendremos que abonar de golpe los gastos de formalización, como los de gestoría, notaría y los impuestos de compraventa.

¿Qué riesgos corro si no aporto capital?

Principalmente uno: pasar por apuros económicos al tener pendiente de abonar el 100% del capital, y sin contar con el colchón de ahorro que nos supone la entrada.

Por esto deberemos valorar cuál es la solvencia que tenemos y si nos compensa meternos en una operación así u optar por otras vías (esperar para ahorrar, optar por el alquiler…).

Mucho cuidado de no arriesgar y meterse en una situación de la que luego cueste salir.

¿Cómo conseguir financiar al 100 % la compra de una casa?

Si quieres saber cómo conseguir hipoteca sin entrada, en este artículo te explicamos las diferentes fórmulas que existen, lo que no quiere decir que resulte sencillo. Vamos a verlas.

Requisitos y condiciones

Si nos preguntamos cómo conseguir una hipoteca sin entrada una de las vías es contratar los servicios de un intermediario financiero o bróker que se encargue de negociar con la banca para tratar de que se realice la operación.

También se puede intentar optar a los préstamos hipotecarios concedidos para viviendas de las inmobiliarias de los bancos o de la Sareb, que en algunos casos tienen una financiación del 100%.

Otra posibilidad es conseguir una tasación superior al valor de compraventa, ya que hay entidades que conceden el 80% del valor de tasación, con lo que si esta es superior se puede considerar que el banco financie más del 80% del valor de la vivienda.

La otra posibilidad pasa por disponer de una importante solvencia económica, pues los bancos empiezan a abrir la mano en el caso de los perfiles con grandes ingresos, importantes ahorros y trabajos estables. Y, si se consiguen aportar garantías extra, mejor aún: así que es posible optar a una hipoteca sin entrada con aval.

Seguros obligatorios

Obviamente, al solicitar un crédito hipotecario es obligatorio por ley contratar un seguro de hogar, bien sea a través del banco o con una compañía de seguros, que son especialistas en estos temas.

Como mínimo debe asegurarse el continente, aunque cuanto más se asegure del contenido, mejor.

Por otro lado la suscripción de un seguro de vida, sin ser obligatoria, puede venir bien en caso de fallecimiento, permitiendo que el bien pueda transmitirse a los beneficiarios sin la carga de la deuda hipotecaria y les permita seguir manteniendo su nivel de vida.  

Bancos que ofrecen hipoteca sin entrada

Las entidades bancarias no tienen por qué negarse a conceder una hipoteca sin entrada… aunque habitualmente serán bastante reacios a ello, especialmente si no cumplimos con unas condiciones económicas que les otorguen seguridad.

Como casi siempre, es una buena práctica consultar a numerosos bancos con el fin de informarles de nuestra situación y tratar de conseguir el objetivo, siempre que también nos convenzan las condiciones de las entidades bancarias con las que negociemos.

Estos son algunos de los bancos que ofrecen hipoteca del 100 % e incluso sin aval:

  • Bankinter
  • Deutsche Bank
  • Santander
  • Kutxabank
  • Abanca
  • Liber Bank

En cualquier caso, es posible que hayan cambiado sus productos financieros, por lo que te recomendamos que consultes su oferta actual.

Preguntas frecuentes sobre las hipotecas sin entrada

¿Cuándo pedir una hipoteca sin entrada?

Cuando se confíe en disponer de la solvencia económica suficiente para afrontar una hipoteca pero no se quiera desembolsar una elevada cantidad de inicio por medio de una entrada.

En caso de ir más justos de dinero o no disponer de ninguna propiedad que avale la operación… no sólo será mucho más difícil que nos concedan una hipoteca sin aval y sin entrada, sino que tal vez no merezca la pena correr ese riesgo.

¿Puedo saber si me concederán el 100 % de la hipoteca?

Claro, manteniendo una clara y sincera comunicación con cada banco en la que nuestro interlocutor conozca cuál es nuestra situación y nosotros su política de empresa, especialmente las condiciones que nos brinda la compañía bancaria en caso de que acceda.

¿Es posible incluir los gastos de hipoteca?

Vamos un paso más allá: ¿Existen las hipotecas sin entrada ni gastos? Si, aunque lograrlo no será sencillo; tal vez pueda obtenerse en caso de que el valor de compraventa esté muy por debajo del de tasación; o si se dispone de mucha capacidad económica y se puede demostrar; o si tiene otro inmueble que sirva como aval de la operación; o si se recurre a la cartera de propiedades inmobiliarias de las entidades bancarias, lo que redundará en unas condiciones más ventajosas; o si se contrata a un asesor que nos aconseje y ayude en la gestión.