Logo GENERALI
Logo GENERALI

Cuando se trata de equipar tu casa con nuevos electrodomésticos, ya sea porque se hayan roto o porque quieres otros más modernos, es importante que tengas varias cosas en cuenta antes de comprar.

Algunos electrodomésticos pueden suponer una inversión importante de dinero, por lo que también hay que pensar en el mantenimiento y la garantía. Ahorrar en la factura de la luz y a la par ser respetuoso con el medioambiente es posible, si sabes qué aspectos técnicos debes buscar.

Generali_How to choose household appliances_Mini_Spain-01.png

Tanto si te acabas de mudar a una nueva vivienda como si simplemente necesitas una renovación, aquí te contamos algunas claves que te ayudarán a elegir el electrodoméstico que mejor se adapte a ti. 

 

Electrodomésticos adaptados a tus necesidades y preferencias

 

Cuando compres un electrodoméstico como, por ejemplo, un nuevo frigorífico, asegúrate de que se adapte al tamaño de tu familia y a tus necesidades y preferencias.

En el caso de las lavadoras, una con 4 o 5 kg de carga es suficiente para una sola persona, mientras que necesitarás un modelo de 7 kg o más para una familia de 3 o 4 personas.

También deberás pensar en los decibelios. Un frigorífico o una campana extractora que hagan un ruido demasiado fuerte puede resultar bastante molesto, especialmente si tienes una cocina abierta o si la lavadora está situada en alguna habitación dentro de la casa.

Aunque los productos que hay actualmente en el mercado son cada vez más silenciosos, no dudes en leer las fichas técnicas para comprobar los niveles de ruido (en decibelios). Por encima de los 70-75 decibelios, el ruido se considera molesto, provocando efectos indeseables como alteraciones del sueño. Por el contrario, un modelo denominado «silencioso» rondará los 45-50 decibelios.

 

Electrodomésticos más eficientes

 

Otro elemento importante es la etiqueta energética. Es obligatoria en la gran mayoría de aparatos electrodomésticos y su índice va desde la G hasta la A+++. Es preferible elegir un electrodoméstico de clase A o B a uno de clase F o G, independientemente del tipo de aparato que sea.

¡Pero recuerda! La normativa cambia a partir del 1 de marzo de 2021. La Comisión Europea ha decidido eliminar las clasificaciones A+++, A++ y A+, con el fin de mantener una escala que vaya de la A a la G, simplificando su uso para los consumidores.

A largo plazo, los electrodomésticos más eficientes te ayudarán a reducir tu factura de luz. ¡Plantéate uno de tipo A como una inversión para los próximos años!

Generali_How to choose household appliances_Mini_Spain-02.png

 

Electrodomésticos respetuosos con el medioambiente

 

Una vez elegida la clasificación energética, hay que pensar en la clase climática. Esta evaluación es exclusiva de los aparatos de frío (refrigeradores y congeladores) e indica el rango de temperaturas ambiente en las que tendrán su máximo rendimiento. Por tanto, procura elegir un aparato cuya clase energética esté adaptada al clima de tu región.

Otra cuestión importante a la que deberás prestar atención es al consumo de agua, en el caso de las lavadoras y los lavavajillas. Esta función está especialmente optimizada en los modelos que ofrecen funciones de «media carga» o «eco».

Intenta, en la medida de lo posible, elegir electrodomésticos que puedas programar para que funcionen durante las horas de menor consumo, una opción que suelen ofrecer las compañías eléctricas y que te permitirá beneficiarte de un mejor precio por kWh (sin impuestos) durante ocho horas al día.

En cuanto a la cocina, ten en cuenta que los modelos de placas de inducción son más eficientes que las superficies vitrocerámicas y las placas eléctricas convencionales. ¡Y además calientan más rápido!

 

Electrodomésticos con garantía ampliada

 

Los aparatos electrodomésticos suelen tener una garantía legal de dos años. Pero hay extensiones de las garantías de pago que cubrirán las averías de tus aparatos durante un periodo de tiempo más largo.

Antes de contratar este tipo de solución, no dudes en ponerte en contacto con tu compañía de seguros para saber qué soluciones ofrecen una cobertura para daños materiales. El seguro de hogar de GENERALI ofrece una cobertura de daños eléctricos y del contenido de los congeladores. También tienes a tu disposición un Servicio de asistencia en el Hogar.

Ten en cuenta que algunas tarjetas bancarias cubren algunos daños materiales. Consulta con tu banco para saber qué posibilidades tienes.

Si decides contratar una extensión de la garantía, asegúrate de que cubre un determinado número de daños como averías, roturas, oxidación, siniestros, etc. En cuanto al precio, cuenta con una media de entre el 10% y el 20% del precio inicial del aparato a pagar cada mes.

 

Pasas gran parte de tu vida en casa. Descubre cómo GENERALI puede asegurar tu hogar.

Sabemos que tu hogar es muy importante para tu bienestar, así que te ofrecemos todo el contenido que necesitas para convertirlo en un lugar eficiente y seguro:

Trucos de ahorro en calefacción para inquilinos y propietarios

¿Qué hacer en caso de corte eléctrico?

Cómo ahorrar agua en casa

Cómo utilizar los dispositivos domésticos inteligentes de forma segura

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Whatsapp